Emprendiendo de la Mano de Jesús: Día 4 – 2 Corintios 9:8 – Jul 5

Dios es tu Proveedor

Cuando empezamos el camino del emprendimiento uno de los mayores retos se presenta en el área financiera, es difícil no pensar en que nuestro negocio empiece a facturar lo más pronto posible para poder tener ingresos.

Esta fue una de las áreas en las que Dios trabajó mucho en mí, antes de que mi esposo y yo fuéramos empresarios ambos éramos empleados y contábamos con un “ingreso fijo”.

Dios me enseñó a través de su palabra que Él es el único que nos da la provisión y que puede usar cualquier recurso para hacerlo, durante muchos años había usado mi empleo para proveerme y ahora usaría mi negocio, así que no debía temer.

Pensar e interiorizar esto fue muy liberador, desde entonces mi enfoque en las ventas cambiaron de buscar sólo el dinero a buscar servir de corazón a las personas porque sabía que Dios se encargaría de mi provisión. Lo que sucedió es que Dios multiplicó nuestras ventas y la cantidad de clientes a los que hoy servimos.

Jesús en Lucas 12: 29-31 nos dice que no nos preocupemos por nada, que Dios ya conoce todo lo que necesitamos y que busquemos primero su reino y todo lo demás vendrá por añadidura.

Te invito a que confíes en la provisión sobrenatural de Dios, Él nos quiere prosperar económicamente para que podamos bendecir con recursos a otras personas. Recuerda que Dios es el dueño de todas las riquezas que hay en este mundo y Él proveerá de todo lo que necesitemos, su promesa es que nos dará más que suficiente para nosotros y para compartir. ¿Lo crees?.

Citas Bíblicas para estudiar:

Juan 10:13
Lucas 12:29-31
2 Corintios 9:8
Salmos 23:1

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA