Encontrando la Paz: Día 8 – Romanos 12:18 – Feb 12

Vivir en paz con otros

Es un desafío que enfrentamos regularmente: ¿Cómo podemos vivir en paz con otras personas y restaurar la paz cuando estalla el conflicto?

El hecho es que Dios desea que vivamos en paz con los demás. También sabe que no siempre estaremos en paz con los demás. Se producen conflictos. A veces, los conflictos no se resuelven fácilmente. De hecho, hay ocasiones en que los conflictos no pueden resolverse. Sin embargo, Dios quiere que hagamos todo lo posible para estar en paz con todos.

Nosotros, los que somos seguidores de Cristo, sabemos muy bien que cuando Dios no tiene el control total de nuestras vidas, podemos actuar tan despreciablemente como los incrédulos. Nuestra salvación no nos impide automáticamente ser malos, celosos, odiosos o enojados. Solo cuando le pedimos al Espíritu Santo que trabaje en nosotros y a través de nosotros, solo cuando entregamos nuestra naturaleza a Su naturaleza, solo cuando buscamos ser Sus representantes en esta tierra en cada relación que tengamos, vamos a ir más allá del orgullo y hacia los comportamientos que establecen la paz.

Entonces, ¿cómo lidiamos con el conflicto cuando surge y como establecemos un resultado pacífico?

Primero, determina el valor de la relación. Si vas a vivir en paz con otra persona, debes decidir: «¿Es esta relación lo suficientemente valiosa para mí para preservarla? ¿Estoy dispuesto a ceder en algunas cosas para hacer que la relación funcione? «Creo firmemente que aquellos que son salvos por gracia y viven en el Espíritu Santo pueden encontrar paz genuina en su relación cuando ambos valoran el mantenimiento de la relación.

Segundo, comienza a hablar … y sigue hablando . Cuando dos personas están hablando, y están dispuestas a seguir hablando y escuchándose, es mucho más probable que encuentren rápidamente la resolución de sus conflictos y vivan en paz unos con otros.

Tercero, sé transparente. No puedes tener una agenda oculta o un esquema manipulador tramando en el fondo de tu mente y la esperanza de una relación pacífica. Ser abierto y honesto con los demás cuando surgen conflictos te ayuda a alcanzar soluciones pacíficas en tus relaciones.

Finalmente, llegue al núcleo del problema. Al comunicarse abiertamente con los demás, al analizar honestamente lo que está en la raíz del conflicto, podrá trabajar mejor a través de cualquier dificultad y establecer la paz.

Mientras te esfuerzas por vivir en paz con los demás, apoyándote en la verdad de la Palabra de Dios, debes saber que Dios está contigo. Él convertirá cualquier conflicto o persecución que experimentes para su beneficio eterno. Él producirá un crecimiento espiritual, una fe mayor y un poder duradero más fuerte dentro de ti.

Citas Bíblicas para estudiar:

Romanos 12:18

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA