ENFERMEDADES: Epiglotitis ¿Qué es?

La epiglotitis puede ser grave si no se trata con urgencia. Esta condición impide la entrada de aire a los pulmones, por lo que actuar con rapidez es esencial para la supervivencia del paciente.

La epiglotitis es un trastorno que se produce cuando la epiglotis —un colgajo de cartílago localizado en la garganta, detrás de la lengua y al frente de la laringe— se inflama y obstruye el flujo de aire hacia los pulmones. La mortalidad ante este cuadro clínico es del 2-3 %, incluso con tratamiento de urgencia.

Según revisiones bibliográficas, se estimaba que 14 de cada 100 000 habitantes lo sufrían. Debido a vacunas y otras medidas preventivas que citaremos con posterioridad, la incidencia actual se sitúa en 2 a 3 casos por cada 100 000 personas. Si quieres saber más sobre la epiglotitis sigue leyendo.

Síntomas comunes de la epiglotitis

Como ya hemos dicho, la hinchazón del órgano epiglótico y los músculos aritenoides impide la entrada de aire en las vías superiores respiratorias. Según la Clínica Mayo, algunos de los síntomas más comunes de este evento son los siguientes:

  • Fiebre
  • Dolor de garganta grave
  • Voz apagada o ronca
  • Sonido anormal al inhalar
  • Babeo, dolor y dificultad al tragar

El curso sintomático en adultos se puede desarrollar en cuestión de horas o días, mientras que los niños empeoran de forma más rápida. Es necesario realizar esta apreciación, pues la gran mayoría de los casos de epiglotitis suceden en infantes de entre 1 y 6 años de edad.

Por desgracia, tal y como indica el portal MSDmanuals, algunos de los niños con síntomas de epiglotitis presentan bacterias en el torrente sanguíneo (bacteriemia). Esta situación es grave, ya que la infección se puede propagar al corazón, las meninges, los pulmones o las articulaciones.

Causas principales de la epiglotitis

La epiglotitis puede aparecer por dos grandes causas: infecciosas o traumáticas. A continuación desgranamos cada una de ellas.

1. Infecciones

Según la revista Medicina en Familia, hasta el 90 % de los casos de epiglotitis se deben a una infección por Haemophilus influenzae tipo b (Hib), un patógeno bacteriano oportunista que ataca al paciente cuando su sistema inmune está debilitado. Otras bacterias que pueden causar la enfermedad son Streptococcus pneumoniae y Staphylococcus pyogenes.

En general, la bacteria Hib vive como comensal en las superficies corporales, pero ante otra patología o una infección concomitante puede aprovechar para invadir tejidos que no serían vulnerables. Una vez asentada en las vías respiratorias, la bacteria se puede transmitir con las micropartículas de toses y esputos del paciente.

El herpes simple o varicela-zóster son patógenos víricos que pueden causar la enfermedad en contados casos.

2. Traumatismos

Un golpe muy fuerte directo en la garganta puede provocar epiglotitis, pues la inflamación del tejido implicado también se produce como respuesta a una lesión. El paciente experimentará síntomas similares en los siguientes eventos:

  • Ingerir un compuesto químico que produce quemado o corrosión de la garganta
  • Ingerir un cuerpo extraño
  • Fumar drogas, como el crack

Tratamientos disponibles

Según el portal Healthy Childrenlo primero que se debe hacer es acudir a emergencias, no se le debe pedir que se acueste o que beba agua, pues esto puede empeorar el cuadro.

Dependiendo de la gravedad de la infección se puede requerir de un entubamiento del paciente para ayudarlo a respirar, contemplándose en algunos casos la traqueotomía. Lo esencial es que el enfermo vuelva a respirar a toda costa y, una vez se consiga esto, se pueden recetar antibióticos de amplio espectro y específicos para combatir a la bacteria causante.

Factores y grupos de riesgo para la epiglotitis

Como hemos dicho, los niños de entre 1 y 6 años son los más proclives a presentar este cuadro clínico, pues su sistema inmune aún no está preparado para combatir ciertas infecciones. Según portales ya citados, algunos de los factores de riesgo son los siguientes:

  • Ser hombre: la epiglotitis es más común en varones que en mujeres.
  • Tener el sistema inmune debilitado: nuestro sistema inmune es una barrera excelente ante la mayoría de los patógenos causantes de la epiglotitis. Si se está combatiendo otra infección accesoria o hay ciertos problemas médicos puede fallar.
  • No estar correctamente vacunado: es decir, sin el calendario de vacunación correspondiente.

Prevención

Tal y como indica la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidosla vacuna del Hib ha acabado con la mayoría de los casos de epiglotitis en la sociedad occidental. Este procedimiento se suele realizar en niños menores de 5 años de edad, pues son los más proclives a sufrir la infección grave.

Por otro lado, la bacteria Hib es bastante contagiosa, así que si un miembro de la familia tiene epiglotitis suelen realizarse pruebas a todos los individuos que comparten espacio con él. Ante la confirmación del diagnóstico es esencial no compartir objetos personales y utilizar desinfectante de forma asidua.

La epiglotitis se evita con vacunación

Como con muchas otras patologías, la epiglotitis es una cosa del pasado en los lugares con calendarios de vacunación efectivos. Si se vacuna correctamente a las personas más pequeñas de la casa o a ciertos grupos etarios en riesgo, no debería haber ningún tipo de problema ni riesgo de sufrir esta grave patología.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

SALUD – SALUD DE LA A-Z