Enséñame a Orar: Día 2 – Lucas 12:17-21 – Oct 30

Obstáculos en la comunicación: Arrogancia

¿Es bueno ser autosuficiente? Desde luego. Si usted es padre, le ha dedicado años y enormes cantidades de energía a enseñar y entrenar a sus hijos para que cuiden de sí mismos. La autosuficiencia es buena; el ensimismamiento no lo es.

Conozco una razón por la que las personas no oran mucho y por la que Dios no escucha más de mí: la arrogancia. Cuando alguien está lleno de soberbia y piensa que lo puede hacer todo, le parece que orar es mendigar, o lo que es peor, una pérdida de tiempo.

Jesús contó la historia de un granjero que pensaba que había obtenido enormes ganancias porque era un genio: «¿Qué haré, porque no tengo donde guardar mis frutos?» Y dijo: «Esto haré: derribaré mis graneros y los edificaré más grandes, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; y diré a mi alma: ‘Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; descansa, come, bebe y regocíjate’ Pero Dios le dijo: «Necio» (Lucas 12:17-20).

Creo que esa es una razón importante por la cual Dios permite que las gentes, incluyendo a sus creyentes, sufran. Es de vital importancia que reconozcamos nuestras limitaciones, nuestro pecado, nuestra mortalidad. Dependemos totalmente de la providencia y el perdón de Dios, cada día.

Practique conmigo:

«Señor, te necesito. Ayúdame hoy».

Citas Bíblicas para estudiar:

Lucas 12:17-21

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA