Enséñame a Orar: Día 21 – Mateo 18:19-20 – Nov 26

Características de la oración poderosa: Juntos

A Dios le agrada que usted lo adore a solas: leyendo su Palabra, tarareando y cantando estrofas de himnos y cantos cristianos, mostrando aprecio y gratitud cuando ve lo bueno que ocurre. Y le agrada tanto o más cuando lo adoramos con un grupo de hermanos en la fe. Eso demuestra que usted está orgulloso de él, aumenta en gran manera las oportunidades de aprender de la sabiduría y del testimonio de los otros, aumenta el valor y la confianza en sí mismo a través de una comunión viva.

Ocurre lo mismo con su vida de oración. A Dios le agrada escuchar a cada uno, pero le agrada tanto la oración en grupo que le confiere promesas especiales a esa experiencia: «Otra vez os digo que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra acerca de cualquier cosa que pidan, les será hecho por mi Padre que está en los cielos, porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos». (Mateo 18:19,20).

Hay muchas maneras de hacer esto: interceder los unos por los otros en los servicios de adoración, en reuniones de pequeños grupos de oración, en grupos de oración en línea, oraciones por teléfono, horario familiar, o grupos escolares. La belleza de esto es que Dios no sólo demuestra especial favor a esa clase de oración, sino que, como resultado, usted terminará también con amistades más profundas. Como escribió Salomón en Eclesiastés 4:9,10: «Mejor son dos que uno. . . . si caen, el uno levantará a su compañero».

¿Tiene compañeros de oración?

Citas Bíblicas para estudiar:

Mateo 18:19-20
Eclesiastés 4:9-10

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA