Es una promesa: ¡encontrarás el descanso! – Salmos 116:7 – Dic 18

Jesús dijo: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas” (Mateo 11:28-29).

Es una promesa: ¡encontrarás descanso! No importan las cargas que pesen sobre ti, ni las batallas que dentro de ti se libren: Dios se hizo hombre para llevar nuestras debilidades. No hay problema humano para el cual Él no pueda hallar  una solución.

El descanso tiene tres dimensiones. Tiene que encontrarse:

  • En ti: Tus preocupaciones no tienen ya poder sobre ti, sobre tus elecciones, ni sobre tu actitud.
  • Contigo: No eres perfecto y no puedes llevar todo por ti mismo: Dios está ahí para tomar el relevo y guiarte, paso a paso.
  • Para ti: Una vez que conoces la paz que viene de lo alto, podrás navegar más fácilmente hacia relaciones y situaciones que estén de acuerdo con esta paz.


¿Qué has retenido de esta semana en la cual hemos explorado juntos el reposo divino? Te invito a que anotes todas las cosas que el Señor te ha revelado durante estos siete últimos días, que las repases y las pongas en práctica, para que puedas así vivir en el descanso del Señor.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA