Familias Unidas: Día 1 – Mateo 6:25-34 – Sep 23

Ansiedad o paz

Hagamos

Cada uno recoja un elemento de la naturaleza y colóquelo en la mesa o en medio de donde todos se reúnen. Puede ser, por ejemplo, una hoja, una brizna de pasto, una flor, o la pluma caída de un pájaro. Si están en un apartamento en un edificio o no pueden salir, podrían buscar en internet algunos maravillosos lugares de la naturaleza y mirarlos juntos. 

Conversemos

Que alguien lea en voz alta: “El mundo es un lugar algo extraño en estos días. La propagación de la COVID-19 está afectando y estresando a muchos. Podemos elegir cómo reaccionamos ante lo que sucede, y Dios desea ayudarnos a hacerlo. Hoy pensaremos en la elección que tenemos entre dos opciones: reaccionar con ansiedad o estar llenos de la paz de Dios”.

Dialoguen:

  • ¿Qué cosas nos hacen sentir ansiedad?
  • ¿Es permisible sentir ansiedad?
  • Conversen acerca de la diferencia entre las preocupaciones diarias y la ansiedad. Sí podemos preocuparnos en cuanto a la posibilidad de enfermarnos o que se enfermen nuestros amigos y familiares. Pero no es saludable si esa preocupación nos consume y se convierte en ansiedad.
  • La información errónea es causa de ansiedad. Asegúrate de corregir cualquier mito que algún miembro de la familia haya escuchado en cuanto al virus. Tranquilízalos.

Exploremos

¿Qué tiene Dios que decir al respecto?

Elige a un miembro de la familia para que lea Mateo 6:25-34 en voz alta. Elige una versión que sea de fácil comprensión. También podrían ir leyendo el pasaje uno tras otro, o leer cada uno un versículo.

Reflexionemos

Miren los objetos de la naturaleza que tienen delante. Háganse esta pregunta y cada uno medite en silencio su respuesta antes de dialogar juntos:

¿Por qué crees que Jesús les dijo a sus oyentes que miraran la hierba,
las flores y los pájaros?

  • Asegúrate de que cada miembro de la familia tenga oportunidad de compartir lo que piensa.
  • Conversen acerca de cómo Dios ama al mundo que él creó, hasta una brizna de pasto o un pequeño pájaro.¡Cuánto más nos ama Dios a nosotros! Dios cuida de ellos y cuidará de nosotros.

Pide que alguien en la familia lea en voz alta lo siguiente:

“Lo opuesto de la ansiedad es la paz. La paz no significa ausencia de crisis. No significa que va a desaparecer la pandemia. Lo que significa es que no permitiremos que la ansiedad controle nuestra vida. Tenemos la seguridad de que Dios nos ama y cuida de nosotros. Somos importantes para Dios. Cuando nos sentimos tentados a permitir que la preocupación nos agobie, podemos respirar hondo y recordar esta verdad. Podemos conversar con Dios acerca de las cosas que nos afectan, y sabemos que Dios nos escucha y que él tiene cuidado de nosotros. Al hacer esto, experimentamos la paz de Dios”.

Reaccionemos

Elijan por lo menos una de las siguientes opciones:

  • Que cada miembro de la familia tome el objeto que eligió para empezar la reunión. Invítales a que lo tengan en la mano y en silencio conversen con Dios acerca de cómo se sienten al saber que Dios hará más por ellos que por las flores o los pájaros.
  • Canta una canción que elijas como familia.
  • Salgan como familia a recoger hojas o florecitas. Colóquenlo en un frasco o florero en la mesa. Conversen acerca de cómo esto servirá de recuerdo durante la semana que Dios ama a las flores y hojas, ¡y nos ama a nosotros! Cuando algún miembro de la familia sienta ansiedad, puede acercarse a mirar ese frasco o florero que hicieron y así recordar que Dios nos obsequia paz.

Oremos

Terminen pronunciando todos juntos esta oración como bendición (Números 6:24-26)

Jehová te bendiga, y te guarde;

«Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia. Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz»

Citas Bíblicas para estudiar:

Mateo 6:25-34

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA