Familias Unidas: Día 3 – Mateo 5:13-16– Sep 29

Pensar primero en sí mismo o cuidar de otros

Hagamos

Un juego distinto de las escondidas: Cierren todas las cortinas y apaguen todas las luces. Lo mejor es jugar este juego de noche, pero de día también es divertido. Elijan al miembro de la familia que se quedará y contará hasta 20. Esta persona debe estar provista de una linterna (o de un teléfono celular que tenga linterna). Los otros miembros de la familia se esconden. Después de contar hasta 20, la persona a quien le toca buscar prende la linterna y empieza a buscar a los miembros de la familia.

Conversemos

En algunas partes del mundo, ¡las personas salieron y compraron papel higiénico hasta que se agotó! ¿Y qué de las personas que no pudieron comprar? No parece una actitud que tome en cuenta a los demás. Debemos elegir: ¿Pensamos primero en nosotros mismos, o tomamos en cuenta las necesidades de otros? Elijamos cuidar de otros, tal como nos lo pide Dios.

Dialoguen:

  • ¿Dónde han visto que en estos momentos hay personas que cuidan de otros? (Puede ser en su propio hogar o algo que han visto en la televisión o en línea).

Exploremos

¿Qué tiene Dios que decir al respecto?

Lean Mateo 5:13-16 juntos en familia. (Opción si lo desean: lean el pasaje en la oscuridad, a la luz de una linterna).

Reflexionemos

  • ¿Qué hace la sal cuando la agregas a los alimentos?
  • ¿Qué hace la luz cuando prendes una linterna en la oscuridad?

Pide que alguien en la familia lea en voz alta lo siguiente:

“Lo opuesto de pensar primero en sí mismo es cuidar de otros».

«La sal hace que las cosas tengan mejor sabor. La luz nos permite ver. La sal y la luz hacen que las cosas sean mejores. Nosotros podemos hacer que las cosas sean mejores para otros. Podemos hacerlo mediante las palabras que decimos y las cosas que hacemos. Podemos mostrar el amor de Dios a otros. Jesús nos recuerda que al ser amigos suyos, él nos pide que cuidemos de otros y no pensemos solo en nosotros mismos. En el v16 dice que cuando hacemos esto, los demás verán las cosas buenas que hacemos y alabarán a Dios».

Reaccionemos

Elijan por lo menos una de las siguientes opciones:

  • *Verifica primero las condiciones de confinamiento que rigen en tu país. Elijan a cinco vecinos. Escriban un mensaje de aliento a cada uno, haciéndoles saber que están orando por ellos. Pueden dejarlos debajo de la puerta de cada uno. (También podría enviarles un correo electrónico o un mensaje de texto).
  • Hagan una caminata de oración en el vecindario (si las condiciones de confinamiento se lo permiten). Deténganse ante cinco puertas; ante la primera puerta que un miembro de la familia ore por ese hogar. Por ejemplo, podría usar la bendición de Números 6. En la siguiente puerta que ore otro miembro de la familia, y así sucesivamente. (Si no pueden salir, abran Google maps y acerquen la vista hasta la opción de street view (vista de calle). Oren por cinco hogares que están en su vecindario).
  • Graben un corto video en el que la familia hace una corta oración para la comunidad. Podrían usar la bendición de Números 6:24-26. Cuelguen el video en una página de la comunidad en Facebook para que otros lo puedan ver y unirse a la oración.

Oremos

Terminen pronunciando esta oración como bendición (Números 6:24-26)

«Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz”.

Citas Bíblicas para estudiar:

Mateo 5:13-16

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA