Familias Unidas: Día 5 – Mateo 8:23-27 – Oct 1

Temor o fe

Hagamos

Dale a la familia dos minutos para que cada uno encuentre o arme algo que represente un barco. Podría ser una hoja caída, o un barquito armado de Lego. Llena un recipiente con agua suficiente para que los barcos floten. Una persona coloca su barco en el agua y los demás miembros de la familia tienen la tarea de crear viento sin soplar para tratar de hundir el barco. Pueden usar cualquier cosa que tengan a la mano para crear el viento. Tienen un minuto para tratar de hundir cada barco.

Conversemos

Hoy nos toca hablar acerca del temor. Es natural que ciertas cosas nos preocupen, pero el temor nos impide vivir como Dios quiere que lo hagamos. Al igual que la ansiedad, el temor puede apoderarse de nuestra vida. ¿Debemos acurrucarnos en un rincón, demasiado temerosos para actuar? ¿Debemos pasar la noche en vela, con miedo a lo que puede suceder? ¿Permitimos que mande el temor, o tenemos fe que Dios está con nosotros?

Dialoguen:

  • ¿Qué cosas nos puede impedir hacer el temor?

Exploremos

¿Qué tiene Dios que decir al respecto?

Lean Mateo 8:23-27 juntos en familia.

Reflexionemos

¿Qué crees que hubieras sentido si estuvieras en ese barco?

Pide que alguien en la familia lea en voz alta lo siguiente:

“Lo opuesto del temor es la fe».

«Los amigos de Jesús tenían miedo; pensaban que iban a morir. Pero se olvidaron que Jesús estaba con ellos en el barco. Jesús tenía el control de la tempestad. Él no deseaba que sus amigos tuvieran miedo; más bien, deseaba que confiaran en él. Aunque a veces nos resulte difícil, ¡podemos confiar en Jesús en cualquier circunstancia!”

Reaccionemos

Elijan por lo menos una de las siguientes opciones:

  • Imaginen que están viviendo este relato. Que cada miembro de la familia esté cómodamente sentado: por ejemplo, afuera bajo un árbol, o acurrucado en el sofá. Que todos cierren los ojos y se imaginen que están en el barco. ¿Qué desean decirle a Jesús? ¿Qué creen que Jesús desea decirles? Tómense dos minutos en silencio para imaginarse que están viviendo la experiencia del relato.
  • Oren uno por otro mencionando algo que les causa temor. Podrían formar un círculo y cada persona ora por la persona a su derecha.
  • Elaboren juntos un barco, usando materiales que tengan en casa. Por ejemplo, podrían armar un barco de Lego con un palito de mástil y un retazo de tela como vela. Coloquen este barco en un sitio que les recuerde que Jesús está en el barco con la familia, por más que sientan que están viviendo una tormenta.

Oremos

Terminen pronunciando esta oración como bendición (Números 6:24-26)

«Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz”.

Citas Bíblicas para estudiar:

Mateo 8:23-27

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA