Felices para Siempre: Día 1 – Génesis 2:18-24 – Nov 3

Regresa al diseño original

Usar las cosas para lo que fueron diseñadas es uno de los principios básicos para obtener resultados óptimos. Probablemente en ocasiones lograrás hacer algunas tareas con herramientas que no fueron diseñadas para eso, como por ejemplo, atornillar con un cuchillo o lograr que tu televisor se vea con un gancho metálico. Siendo honestos, los resultados nunca serán iguales a utilizar un atornillador eléctrico para atornillar o una antena de largo alcance para ver la tele.

Estoy seguro que, hablando de relaciones amorosas, tú no quieres obtener resultados malos, regulares o casi buenos, todos queremos tener ¡resultados excelentes! Es por eso que para lograrlo necesitamos regresar al diseño original, para comenzar a practicar las instrucciones que el Creador nos dejó cuando, en su sabiduría, decidió que el hombre no debe estar solo y creó una ayuda idónea para que juntos cumplieran su propósito en la Tierra. 

Quiero aclarar que Dios creó solamente a Eva para Adán y a Adán para Eva, esto nos refleja que en el corazón de Dios está que las relaciones amorosas deben ser exclusivas y en pareja, no inclusivas y en grupo. Por lo tanto, la fidelidad y la exclusividad son parte de las relaciones amorosas realmente exitosas.

Después de que Dios creó el primer matrimonio, entre un hombre y una mujer, la Biblia nos dice que el hombre y la mujer dejan a su padre y a su madre, esto quiere decir que ahora forman una familia con sus propias reglas y valores en su propia casa. No importa si se van a vivir a un cuarto en el que el sofá sea la cama y el área de comedor sea la sala de juegos, gimnasio y  oficina al mismo tiempo, el diseño de Dios es que el hombre y la mujer se independicen, pues, creeme, vas a querer evitar la opinión de tus suegros todos los días acerca de lo que haces en tu nueva familia.

Así que no importa si estás en pobreza extrema, no añadas un problema más a la situación al pretender formar una familia viviendo con tus papás o con otra gente. Si no estás dispuesto o en posibilidad de independizarte, entonces no estás listo para el matrimonio. 

Posteriormente Dios puso una de las tareas más divertidas y mejor cumplidas por el ser humano: la reproducción. Esto nos enseña que a menos que sea físicamente imposible por alguna enfermedad, definitivamente una relación amorosa exitosa tiene que tener sexo, no solo para reproducción, sino para placer y diversión.  

Citas Bíblicas para estudiar:

Génesis 2:18-24

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA