Giros Inesperados: Día 2 – Salmos 20:8– Ene 18

Día 2 – Caída

“Ellos son vencidos y caen, pero nosotros nos erguimos y de pie permanecemos”

Hace unos días salí a caminar. Fui a una ruta a la cual no estoy acostumbrada. Estaba acompañada y mi acompañante sí conocía el área. Llegamos a un punto donde pensé que se había terminado la ruta y mi acompañante me dijo: “Ven, es por aquí”. Se abrió paso entre hierba y ramas, entonces vi que el área tiene escaleras, ¡chévere!. Cuando comencé a descender mi acompañante me advirtió: “Aquí ya no hay escaleras, debes agarrar esta cuerda y comenzar a bajar”. Siempre me han gustado las aventuras como estas, así que me encantó la situación, pero cuando comencé a bajar me di cuenta de que mis zapatos tenían poco agarre. Le dije: “Mejor muévete de ahí porque creo que me voy a caer”. Mi acompañante me dijo que bajara. ¿Y qué hice? Bajé, pero no como se esperaba. Bajé deslizándome de glúteos y sin control hasta que al final choqué con mi acompañante. Ambos comenzamos a reír. Yo avergonzada por lo ocurrido me puse de pie. Mi acompañante me preguntó si estaba bien, a lo que contesté que sí. 

Comenzamos a caminar nuevamente y ahí le dije: “Creo que me raspé”. 

Me preguntó: “¿Te duele?” 

A lo que contesté: “Me arde”. 

Me dijo: “Déjame ver”. Cuando miró resulta que mi pantalón estaba roto, me había raspado y por eso me ardía. 

En nuestro caminar con Dios nos ocurre lo mismo, nos caemos en nuestro andar, nos laceramos y podríamos seguir cayendo, pero por la misericordia de Dios chocamos con Él y con amor nos ayuda a ponernos de pie. Nos examina, cura nuestras heridas y nos ayuda a seguir caminando. Si has caído de alguna manera, hoy te invito a alzar tus ojos del cielo y clamar a Dios. Con su ayuda ¡levántate y prosigue!

No importa cuál ha sido tu error, no importa cuan vergonzosa pienses que puede ser tu situación, Dios te ama. Él te levanta, te sana, te libera, te restaura, te restituye, te hace nueva criatura…pero sobre todo te perdona.

No permitas que tu caída te derrote, levántate, Dios tiene algo nuevo para ti. ¡Aleluya!

Citas Bíblicas para estudiar:

Salmos 20:8

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA