Hay un remedio contra el cansancio – Mateo 11:28-29 – Dic 12

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas

Jesús prometió que si vienes a Él, encontrarás el verdadero descanso, tanto físico como anímico y emocional.

Jesús dijo y está reflejado en la Biblia: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas” (Mateo 11:28-29).

Querido amigo, hay un remedio para el cansancio, y ese remedio se encuentra en Aquél que nunca está cansado. Estas palabras de Jesús son una invitación a venir tal y como eres, y hallar el descanso cerca de Dios.

Esto es lo que nos dice la Biblia acerca de Dios: “¿Acaso no lo sabes? ¿Acaso no te has enterado? El Señor es el Dios eterno, creador de los confines de la tierra. No se cansa ni se fatiga, y su inteligencia es insondable. Él fortalece al cansado y acrecienta las fuerzas del débil” (Isaías 40:28-29).

Sí, Él es todopoderoso, eterno, infinito, inmensamente grande. Puedes entregarle todo a Él hoy: no hay ni una sola de tus preocupaciones que no tenga solución. Entrégale tu cansancio, y recibe a cambio todo de Él: Su bondad, Su paciencia, Su fuerza, Su creatividad, Su poder…

En este día te invito a hacer esto: escribe en una lista todo lo que te cansa física, anímica y emocionalmente. Y, al lado, escribe todo lo que encuentras en Dios y que puede ayudarte para obtener nuevas fuerzas frente a este agotamiento. Hoy, saca tu fuerza de Él, y déjale verter en ti todo lo que Él ha preparado para ti.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA