Jesús, nuestra bandera de Victoria: Día 6 – 1 Corintios 10:13 – Abr 2

Victoria sobre la tentación

No necesitamos que nadie nos recuerde que la tentación es real; nunca antes ha estado tan fácilmente accesible al mundo, como a la distancia de un clic. Pero ¿alguna vez nos detenemos a pensar en las formas específicas en las que Satanás intenta tentarnos? Necesitamos entender cómo funciona la tentación para que podamos defendernos mejor de ella.

En Génesis, Satanás tentó a Eva al cuestionar la Palabra de Dios y las motivaciones de Dios, y su respuesta trajo pecado y muerte al mundo. En 2 Samuel el Rey David decidió quedarse en casa durante «el tiempo en que los reyes salen a la guerra», enviando a otros a pelear en su lugar. Si David hubiese estado en el lugar al que Dios le había llamado estar, nunca habría estado en el terrado para ver a Betsabé. Como resultado, vemos entrar infidelidad y asesinato a la historia de David. Y cuando el Espíritu llevó a Jesús al desierto en Mateo 4, Satanás intentó tentar al mismísimo Hijo de Dios citando la Escritura.

El enemigo está constantemente trabajando para hacernos cuestionar la Palabra de Dios, Su plan, y Su corazón para nosotros. Si Satanás nos puede atrapar en esta conversación, es una pendiente resbaladiza que traerá caos y dolor a nuestras vidas. Pero Jesús sabe qué es experimentar la tentación de cuestionar a Dios; de hecho, Él ha atravesado cada tentación que experimentamos, y ha hecho un camino para que la rechacemos y caminemos en libertad. Cuando Jesús pagó la deuda de nuestro pecado en la cruz, Él rompió el poder del enemigo sobre la humanidad. ¡Por Su sacrificio ya no estamos sujetos a la autoridad de Satanás!.

Es importante destacar que caminar en la victoria de Jesús sobre la tentación requiere gran intencionalidad de nuestra parte. Necesitamos reconocer diariamente que el enemigo intentará diariamente tomar nuevamente su viejo territorio en nuestras vidas. Así que deberīamos responder estando alertas, construyendo protectores de nuestras vidas de libertad en Jesús, pidiendo ayuda a Dios para enfrentar la tentación, y rodeándonos con amigos piadosos que nos pedirán cuentas. El apóstol Pablo dijo en Efesios 6 que necesitamos activamente ponernos la armadura de Dios para que seamos capaces de permanecer firme contra las asechanzas del diablo.

A medida que continuamos en la Semana Santa, recuerda que Jesús te ha librado del poder del enemigo sobre tu vida. Ora con Efesios 6:10-18 y ponte Su armadura todos los días. Agradece a Dios por darte la fuerza de vivir en libertad de la tentación, y pregúntale si hay áreas donde tu nivel de alerta necesita incrementar. Él te ayudará a identificar en dónde eres débil y te empoderará para tomar una posición firme contra el enemigo. ¡En la victoria de Jesús no serás vencido!.

Citas Bíblicas para estudiar:

1 Corintios 10:13
Hebreos 2:14
Hebreos 4:15
Efesios 6:10-18
2 Crónicas 20:15

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA