Jesús venció la Pandemia: Día 3 – Romanos 12:4-5 – Abr 15

«Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros»

Día 3: La Iglesia Unida

La iglesia no es un salón donde solemos reunirnos para dar culto a Dios y oír Su Palabra. Jamás el Nuevo Testamento llamó “iglesia” a un edificio material. Nosotros no vamos a la iglesia, nosotros SOMOS LA IGLESIA.

La iglesia no se construye con ladrillos y cemento, sino que está formada por hombres y mujeres que han nacido de nuevo al reconocer a Jesús como su Señor y Salvador. La iglesia es la comunidad de los redimidos, es la familia de Dios, el pueblo del Señor.

Aunque la iglesia tiene la buena y saludable costumbre de congregarse, no es en sí misma una congregación. Porque, ¿cuántas horas al día estamos congregados? La mayor parte del tiempo estamos “descongregados”, ¿y acaso por eso dejamos de ser Iglesia? ¡Claro que no! Somos Iglesia las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana. Todos los días, todo el tiempo, la Iglesia está en nuestras casas también, en todo lugar donde los creyentes nos encontramos, esparcidos por el mundo para manifestar la vida de Cristo y compartir las buenas noticias del Reino de Dios.

Por eso es importante que en medio de esta crisis sanitaria, donde los sistemas de salud de gran parte del mundo han colapsado, usted, por prevención pueda quedarse en casa y CONGREGARSE EN CASA. Estoy seguro que miles de iglesias en el mundo están teniendo sus reuniones de manera online, ya sea por plataformas digitales de video o desde las redes sociales. Es importante que no deje de congregarse, y permanecer en la fe, sabiendo que Jesús ha vencido sobre toda enfermedad y toda peste.

Seamos Iglesia, brillemos con la luz de Cristo y confiemos en su Poder, porque Él ha vencido.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA