La Biblia está Viva: Día 2 – Lucas 1:37– Nov 18

La Biblia no se puede detener

En los años 1500, no existían Biblias en la mayoría de los idiomas. Solo las personas bien educadas o ricas podían estudiarla en hebreo, griego o latín. 

Pero un erudito llamado William Tyndale estaba convencido que todos merecían tener acceso a las Escrituras. Y así comenzó a traducirlas a su idioma: inglés.

Muchas autoridades estaban en contra de esta idea y otras creencias que tenía Tyndale, por lo que huyó de Inglaterra y luego pasó de contrabando sus Nuevos Testamentos a su país de origen. Durante nueve años, Tyndale evadió el arresto mientras continuaba trabajando en la primera traducción al inglés de la Biblia. Pero finalmente, fue capturado, condenado por herejía y quemado en la hoguera. 

La determinación de Tyndale provocó un movimiento para que la Biblia fuera accesible en un lenguaje familiar para la gente común. Y casi 100 años después, ocurrió un cambio. La Biblia King James estuvo disponible en inglés, una versión que utilizó mucho del trabajo de Tyndale en el lanzamiento inicial. 

Con el tiempo, Inglaterra fue transformada por la Biblia. Se produjeron avivamientos y despertares, nacieron movimientos misioneros y se formaron organizaciones dedicadas a la traducción de la Biblia. Las Escrituras revivieron a una nación, pero el avivamiento comenzó cuando los primeros traductores de inglés creían que todos deberían tener acceso a la Palabra de Dios … e hicieron algo al respecto.

¿Cómo te inspira el valor de los primeros traductores de la Biblia?

En este momento, reflexiona sobre lo que pasó Tyndale y luego, pide a Dios que te aclare qué pasos puedes tomar para compartir las Escrituras con quienes te rodean. Puede ser enviando un versículo a alguien, o tal vez donando a un proyecto de traducción de la Biblia.

Sea lo que sea, piensa en lo diferente que sería tu vida si no tuvieras acceso a la Palabra de Dios, y luego sé un catalizador para el cambio en la vida de alguien.

Citas Bíblicas para estudiar:

Hechos 12:24
Lucas 1:37

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA