La importancia de la Limpieza Facial Profunda para tu piel

La limpieza facial profunda es un tratamiento que busca mejorar la salud y el aspecto de la piel de tu rostro, este tratamiento es un procedimiento no invasivo, que generalmente es realizado por una profesional en cosmetología o estética. 

La higiene facial es uno de los pasos más importantes a tener en cuenta en el cuidado de la piel, sin una buena higiene tanto en cabina como diariamente en casa el resto de cuidados quizá sean inútiles y te preguntarás porqué; sencillo, por una parte está el proceso de regeneración celular que suele durar de 20 a 30 días, plazo en el cual deberíamos realizar una buena higiene en cabina y por otra diariamente es súper importante realizar una buena higiene para que los cosméticos que se utilizan cada día hagan su función correctamente.

Con este tratamiento se logran eliminar puntos negros e impurezas que se acumulan día a día y hacen que la piel pierda vitalidad, frescura y luminosidad, una limpieza facial profunda permite que la piel respire y se libre de todo tipo de suciedad, manteniendo un aspecto saludable, estimulando la producción de colágeno, elastina y reticulina de manera natural y por supuesto mejorando la absorción de cremas y productos hidratantes y nutritivos que le harán bien a tu piel.

Cuando te haces una limpieza facial profunda, usualmente estás logrando retardar el envejecimiento prematuro, también eliminan y remueven las impurezas de la piel, que muchas veces no puedes ver (Como los restos de maquillaje qué se van acumulando con el tiempo), quita los puntos negros y así mismo se aumenta la hidratación. Estos son factores importantes que te permitirán tener una piel sana. 

En la limpieza facial profunda , el profesional a cargo debe identificar qué tipo de piel tiene cada paciente, ya que puede pertenecer al grupo de pieles grasas, secas o mixtas, esto se realiza mediante el test cutáneo, que es una herramienta muy útil para realizar esta evaluación.

Pasos para realizar una limpieza facial profunda en cabina

El primer paso para comenzar la limpieza facial profunda es:

Desmaquillar o Limpiar

En este paso es importante limpiar el sudor, suciedades, sebo y maquillaje que tu piel pueda tener, para esto, usualmente se usa un limpiador dermocosmético indicado según el tipo de piel y se finaliza con agua.

Exfoliación 

El segundo punto consiste en remover las células muertas, puntos negros y granitos utilizando un producto exfoliante, acompañado de un masaje suave en todas las zonas del rostro.

Vaporización con Ozono

En este punto es importante abrir los poros con vapor ozono que además actúa como bactericida en nuestra piel, para qué los productos hidratantes, revitalizantes y regenerativos penetren con mayor facilidad el cutis. Para esto se usa una máquina especial que suelta vapor ozonificado , que puede ir acompañado de aceites y esencias que te ayudarán a relajarte mientras se ablandan y limpian los poros.

Extracciones de espinillas, puntos negros o comedones

Aquí se realiza una extracción minuciosa de espinillas, puntos negros y granitos de manera suave sin maltratar la piel, en este paso es importante el uso de guantes tapabocas, cuidando la higiene del paciente. 

Microdermoabrasión 

Esta parte del tratamiento es importante ya que actúa a través de agua y puntas de diamante, realizando una limpieza profunda de la piel, eliminando las células muertas superficiales, grasa y puntos negros acumulados, disminuyendo el tamaño de los poros, mejorando la textura áspera del rostro y atenuando cicatrices, logrando así una piel suave y limpia.

Mascarillas

Después de tener la piel limpia, sin granos, sin espinillas, se hace la aplicación de una mascarilla, de acuerdo al tipo de piel, con la finalidad de hidratar y nutrir. Por lo general, se deja actuar por unos 20 minutos y se retira con agua e infusión de manzanilla para darle una sensación calmante y antiinflamatoria a la piel.

Tonificar

En este punto se busca hidratar y tonificar la piel, revitalizando el PH de manera natural, para ello se usa un tónico que se esparce por todo el rostro con un suave masaje.

Hidratar

Aquí se usa una crema hidratante, con nutrientes que permiten recuperar la elasticidad e hidratación de la piel.

Protector Solar

Por último para dar por terminada la limpieza facial profunda , se aplica protector solar, de esta manera se termina el procedimiento y se observan resultados inmediatos con una piel suave, tersa y vital.

Recuerda que la piel es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, ya que se encarga de proteger las agresiones externas que se dan por los rayos UV, agentes infecciosos, y suciedad por contaminación ambiental. 

Muchas mujeres piensan que para lucir una piel tersa y suave se tienen que someter a diferentes procedimientos quirúrgicos o cremas muy costosas, y esto no tiene qué ser así, una limpieza facial profunda por lo menos cada seis meses, tanto en hombres como mujeres, junto a una rutina diaria de ejercicios, una buena alimentación y cuidados básicos, ayudan a mejorar la piel y tener un cutis saludable.

El proceso natural de regeneración celular de la piel dura de 20 a 30 días. Es decir que aproximadamente cada mes nuestras células se renuevan.

Uno de los objetivos principales de un tratamiento de limpieza facial es, precisamente, ayudar a esa renovación celular para depurar la piel y hacer más eficaces los tratamientos cosméticos que sea aplicados para tratar problemas concretos como arrugas, manchas, acné, deshidratación, entre otros. Tras una limpieza facial en profundidad la piel se siente más radiante. Esa sensación se mantiene en las 24-48 horas sucesivas ya que la piel, liberada de las células muertas que la obstruían, se encuentra revitalizada y recupera los niveles óptimos de oxigenación e hidratación, necesarios para la correcta circulación de nutrientes. Es en ese momento cuando se debe realizar el tratamiento deseado ya que tu piel estará mucho más receptiva.

¿Qué conseguimos con la higiene facial en cabina?

Oxigenar

Eliminando las células muertas que se encuentran en la capa más superficial de la piel se consigue que la piel respire y se oxigene.

Hidratar

Al eliminar y renovar las células muertas, se consigue restaurar los niveles de hidratación y equilibrar el PH natural epidérmico.

En el caso de las pieles grasas es necesario una limpieza más profunda, por su exceso de secreción y la cantidad de poros dilatados. Se recomienda una higiene facial mensual para poder preparar un tratamiento complementario para equilibrar la piel reduciendo los niveles grasa.

Las pieles secas se deshidratan fácilmente, puesto que carecen de agua y de grasa. Aunque sean más fáciles de mantener, son más sensibles y es importante mantenerlas cuidadas, por esa razón una higiene facial bimensual es muy recomendable, ya que ayudará a aumentar la eficacia de los tratamientos de hidratación, oxigenación, antiarrugas, entre otros.

La higiene facial en casa

Y si en cabina la higiene facial es importante, en casa mucho más, ya que este ritual se debe realizar todos los días y un par de veces.

¿Cómo debemos realizar la higiene facial en casa?

Cada día, utilices maquillaje o no, mañana y noche debes utilizar un desmaquillante tipo emulsión o mousse para que arrastre la suciedad y limpie en profundidad. No utilices a diario ningún tipo de agua miscelar ni toallitas desmaquillantes porque con ellas no consigues limpiar tu piel a profundidad, es más a veces se crea una barrera que impide una buena permeabilidad, este tipo de desmaquillantes debes dejarlos para ocasiones puntuales como viajes, reuniones, entre otras.

Después es recomendable utilizar un buen tónico para regular el PH de la piel (es uno de los pasos más importantes en la higiene), con un PH regularizado conseguirás que el cosmético que apliques posteriormente haga su efecto completo, sino lo que provocarás es que tu cosmético no funcione adecuadamente puesto que el PH está alterado y sin un buen tónico la piel tarda unas 12 horas en recuperar la estabilidad adecuada para que este haga el efecto esperado.

Por último, debe aplicarse la cosmética adecuada al tipo de piel.

Es aconsejable una vez por semana o dos, según el tipo de piel, utilizar un exfoliante y una mascarilla, para mantener una piel totalmente acondicionada.

Para más información, te invitamos a revisar nuestros enlaces:

BELLEZA – CUIDADOS DEL CABELLO – CUIDADOS DEL CUERPO – CUIDADOS DE LA PIEL