Lactancia Materna y Deporte: Conoce todos los beneficios

Hemos hablado mil veces sobre los beneficios del deporte durante el postparto. Pero, ¿sabemos qué ocurre con la lactancia? La lactancia materna y el ejercicio son totalmente compatibles. El ejercicio físico moderado es además de compatible aconsejado para la mamá. No produce ningún tipo de cambios en la leche, ni en su disminución de la producción. Puede que hasta en muchos casos aumente.

¿Qué pasa con el ejercicio intenso?

Este tipo de ejercicio podría disminuir la concentración de IgA y lactosa y aumentar el ácido láctico y proteínas, algo que provoca un cambio de sabor en la leche. Pero este cambio de sabor suele ser bien tolerado por el lactante, por lo tanto, no influirá en las tomas ni en la salud del bebé.

En la etapa de lactancia exclusiva (primeros 6 meses), el ejercicio intenso continuado es solo aconsejado en mujeres atletas profesionales. Siendo de mucha importancia cuidar la alimentación y el descanso en esta etapa. El gasto calórico que genera amamantar debe considerarse dentro del global.

Claves para combinar lactancia y entrenamiento

Todo en equilibrio tiene beneficios y si sabemos sacarle todo su jugo los obtendremos al 100%. A continuación, os dejamos algunos tips que os ayudarán en el entrenamiento:

  • Utiliza un sujetador deportivo que se ajuste bien.
  • Amamantar requiere una ingesta calórica extra de 300 a 500 kcal al día.
  • Requiere además unos 4 litros de agua al día para evitar la deshidratación y la disminución de la producción de leche.
  • Si puedes cuadra los entrenamientos en las horas donde el bebé esté más tranquilo, podrá acompañarte en la sesión de una buena manera o incluso dejarlo al cuidado de alguien de confianza.

El deporte aumenta la autoestima y el bienestar gracias a la liberación de endorfinas, algo que nos ayudará de manera muy positiva en los primeros meses de esta nueva vida.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

DEPORTES – EJERCICIOS – FITNESS – SALUD – SALUD DE LA A-Z