¡Lo Nuevo Comienza!: Día 3 – Deuteronomio 30-16 – Ene 12

Sométanlo todo a prueba

Muchas veces hemos encontrado pruebas en nuestro camino, pero estas sirven para revelar qué hay detrás de todo. Un diamante, es uno de los recursos minerales más valiosos y atractivos que la naturaleza nos provee, sin embargo sabemos que pueden existir muchísimas imitaciones o piedras que aparentan ser diamantes. Solo sometiéndolos a prueba podremos distinguir entre un diamante bueno y uno malo. 

De la misma manera, estamos llamados a someter todo a prueba, esto quiere decir que examinemos cada una de las cosas que hacemos, las personas con quienes nos relacionamos y las actitudes de nuestro corazón. Por supuesto, no todo es malo, no todas las personas ejercen una influencia negativa, no todas nuestras actitudes son malas pero por eso mismo debemos examinarnos. Porque es necesario que nos aferremos a aquello que es bueno. 

Este es el punto en el cual antes de seguir avanzando tú decides a lo que te aferras, pero para saber qué es bueno o no, debes detenerte a examinarlo todo.  

¿Te conviene seguir relacionándote con determinada persona? ¿Te conviene seguir teniendo los hábitos que hasta ahora tienes? ¿Te conviene seguir aferrado a lo malo?  Es tiempo de un cambio. 
¡Aférrate a lo bueno! 

Abstenerse de todo lo malo podría sonar un poco extremo, pero solo así en realidad podremos mantenernos en lo bueno. 

Dios ha puesto la capacidad en cada uno de nosotros para discernir entre lo bueno y lo malo, así que es tiempo de encender nuestros sentidos espirituales y retener todo aquello que es bueno, aquello que nos edifica, aquello que es provechoso, aquello que es de bendición, aquello que es contrario a lo malo y nos hace andar en lo bueno. 

¡Lo nuevo viene, así que debemos prepararnos para ello!

Citas Bíblicas para estudiar:

1 Tesalonicenses 5:21-23
1 Corintios 15:33
Deuteronomio 30:15-16

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA