viernes, diciembre 9, 2022

Los Milagros de Jesús: Día 2 – Lucas 5:10 – Nov 23

Un gran botín de pescados

Jesús pasó mucho tiempo enseñando y predicando. Un día Él estaba predicando en la costa del Mar de Galilea. Como de costumbre, había multitudes de personas cerca que estaban escuchándolo. Quizás la cantidad de personas lo empujaban o quizás era sólo una nueva forma de llamar la atención de su audiencia, pero Jesús decidió subirse a un bote vacío y seguir hablándoles desde ahí.

Terminó lo que estaba diciendo y se acercó a Simón y le pidió que fuera más adentro donde era más profundo. Le dijo a Simón,«…sal a la parte más profunda y echen sus redes para pescar» Lucas 5:4 NBLA). Simón dudó porque su tripulación trabajó toda la noche y no había pescado nada. Él sabía que si no pudieron pescar durante la noche, era muy poco probable que pudieran hacerlo durante el día. Aún así, Simón accedió al pedido y bajó las redes otra vez.

¡En poco tiempo, sus redes estaban tan llenas de peces que comenzaban a romperse! Llamaron a otro barco para que los ayudaran. Pronto ambos botes comenzaron a hundirse debido a la pesada carga de peces.

Este milagro hizo que Simón Pedro cayera de rodillas. Él rogó por perdón de sus pecados y estaba simultáneamente sorprendido por la cantidad de peces que trajeron. ¡Claro que lo estaba! Esto era su trabajo y nunca había visto algo así antes. Jesús habló con Simón Pedro y sus dos compañeros, Santiago y Juan, y les dijo sus días de pescadores cambiarían; ¡ahora pescarían hombres! Y en ese momento, dejaron todo y siguieron a Jesús.

Lo que nos llevamos hoy: Dudar no nos define

La duda no es algo que no nos ocurrió en nuestra vida. Igual les pasó a los discípulos de Jesús. Sabemos que dudaron. Pedro y Tomás lo hicieron de hecho. Aún así, Dios no tomó esto en cuenta y continuó usándolos para cambiar el mundo.

Es todo un desafío creer en Dios cuando no podemos verlo físicamente. Vemos Sus obras en la vida de otras personas y leemos sobre milagros que Él ha hecho, pero luchamos para juntar fe suficiente para creer y anular las emociones. Entonces, dudamos y cuando dudamos, nos sentimos culpables por haber dudado y nos preguntamos si Dios está decepcionado con nosotros por nuestra falta de fe.

La buena noticia sobre nuestras dudas es esta: no definen el resto de nuestra vida. Esto significa que podemos dudar muchas veces, y luego comenzamos a vivir nuestras vidas confiando verdaderamente en Él. Sólo por haber dudado en el pasado no significa que lo haremos siempre en el futuro. Podemos luchar con nuestro fracaso, pero descansar seguros, Dios no lo hace. Él nos ama profundamente y continúa llamándonos a confiar en Él.

Citas Bíblicas para estudiar:

Lucas 5:1-11

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

En Guía, Salud y Vida, te invitamos a revisar nuestros artículos de interés:

DIRECTORIO MÉDICO – SALUD – BELLEZA – FITNESS – BEBE Y MAMÁ – MENTE SANA

REVISTA DIGITAL:

EL DIRECTORIO MÉDICO #1 DEL ESTADO BOLÍVAR:

ACCEDE A LA VERSIÓN DIGITAL

DESCARGA LA APP:

Accede al Directorio Médico más completo.

Agenda tu cita con el especialista con tan solo un click.

Accede a las Meditaciones Diarias y a todo el contenido que a diario ofrecemos.

Redes Sociales:

Acerca de:

© GUÍA SALUD Y VIDA - MADE WITH AND ☕  BALGROG CREATIVE AGENCY 🧠 | © 2022