NIÑOS: Asma Bronquial Infantil

El asma bronquial es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías respiratorias, caracterizada por una obstrucción reversible del flujo de aire, hiperreactividad bronquial, que causan tos, dificultad respiratoria y sibilancias.

Es la enfermedad crónica con mayor prevalencia en edad pediátrica, 5 a 12% a nivel mundial.

Causa importante de ausentismo escolar.

En Venezuela en 2010 se estimaba una prevalencia de 32% de niños menores de 14 años.

Factores de riesgo

  • Componente hereditario (Padre, Madre, hermanos).
  • Atopia: Rinitis alérgica, dermatitis atópica, alergia alimentarias (leche de vaca), bronquiolitis, humo de tabaco.
  • La lactancia materna durante los primeros 6 meses de vida tiene un factor protector.

Desencadenantes

  • Alérgenos: Polvo, Ácaros, Alimentos, Perfumes, Humo.
  • Infecciones respiratorias virales.
  • Ejercicio físico.

El diagnóstico es principalmente basado en los antecedentes personales y familiares, el cuadro clínico, y la espirometría (estudio indoloro del flujo de aire dentro de los pulmones).

Entre las pruebas complementarias podemos realizar una radiografía de Tórax, Hematología completa, prueba de alérgenos entre otros.

Tratamiento y Prevención

Los medicamentos preventivos de control a largo plazo reducen la inflamación de las vías respiratorias que produce los síntomas que presenta tu hijo. En la mayoría de los casos, estos medicamentos deben administrarse todos los días.

Los tipos de medicamentos de control a largo plazo son:

  • Uso de Inhaladores: Agonistas beta 2 (albuterol, formoterol) Corticoides (Budesonida).
  • Antileucotrienos
  • Antihistamínicos
  • Corticoides sistémicos

Entre las medidas de prevención para evitar futuras crisis asmáticas, podemos encontrar que una de las más notoria e importante es la siguiente:

  • Control de factores ambientales alérgenos: polvo, ácaros, humo, perfumes, alimentos, entre otros.

Aunque el asma sea una enfermedad crónica, no tiene por qué tratarse de un trastorno que debilite de forma progresiva a los niños afectados, porque con las medidas de seguridad necesarias y la medicación correspondiente, los niños asmáticos pueden realizar una vida normal.

Si a tu hijo se le diagnostica asma, es importante que mantenga un control pediátrico regular y permanente ya que el especialista es quien le ayudará a crear un plan de abordaje ante esta enfermedad que podrá ayudarle a usted y a su pequeño, sin olvidar que será una herramienta muy importante para aquellas personas que se encuentra involucradas en el día a día de su hijo, permitiendo así supervisar los síntomas y saber qué hacer si se presenta un ataque de asma.

ARTÍCULO DE SALUD PROPORCIONADO POR:
Dr. Glenner Goatache
Pediatra Puericultor

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

BEBE Y MAMA– FAMILIA – MATERNIDAD – MENTE SANA