NIÑOS: Actividades para hacer en casa durante Navidad

Los días entre Navidad y Año Nuevo, muchas familias suelen viajar para pasarlos con más familia que vive en otras ciudades o simplemente, se toman unas merecidas vacaciones. Pero como sabemos, este año las cosas serán muy distintas y debemos quedarnos en casa debido a la pandemia.

Pero permanecer en casa no significa que pasemos esos días desanimados o aburridos, pues podemos aprovecharlos para pasar tiempo de calidad con nuestros hijos. Para darte algunas ideas, te compartimos 13 actividades para hacer con los niños en casa en las vacaciones de Navidad.

Maratones de películas

Comenzamos nuestra lista con una actividad clásica: maratón de películas. Aunque es verdad que organizándonos bien podemos disfrutar una película en familia cualquier día de la semana, en vacaciones se antoja convertir la sesión de cine en un maratón de películas en casa.

Organizar juegos y actividades divertidas

Si nuestros niños son inquietos y les gusta estar participando en juegos y actividades que les hagan pensar, interactuar o moverse mucho, podemos optar por algunas actividades especiales para hacer en familia.

Por ejemplo, podemos recurrir a algunos juegos clásicos como el escondite, caras y gestos o la gallinita ciega, o elegir alguna actividad que ayude a estimular su creatividad, como bailar, actuar pintar y dibujar.

Tardes de juegos tranquilos

Si buscamos una opción más tranquila o relajada, podemos optar por hacer actividades en las que no haya mucho movimiento o podamos estar sentados a la mesa. Algo que nunca falla son los juegos de mesa y los puzzles.

También, si nuestros hijos ya saben leer y escribir, podemos organizar juegos de palabras, como el StopBasta o Alto el lápiz, o el clásico Ahorcado o colgado.

Tener noches literarias

Podemos elegir entre el clásico cuentacuentos, donde mamá, papá o algunos de los niños que ya sepa leer narra una historia a toda la familia, o si todos en casa son lectores, establecer una tarde u hora de lectura, para después contarse unos a otros acerca del libro que están leyendo.

Cocinar juntos

Cocinar con nuestros hijos, además de ser una forma de divertida de pasar tiempo juntos, ayuda a que aprendan de manera diferente y práctica conceptos matemáticos y físicos al estar midiendo y mezclando ingredientes.

Hacer experimentos caseros

Los experimentos caseros son otra forma divertida y diferente de que los niños aprendan algunos conceptos básicos de física y química, y además ayudan a desarrollar habilidades importantes como el lenguaje y la memoria.

«Viajar» desde casa

El hecho de que no podamos salir de casa no significa que no podamos disfrutar las maravillas que se encuentran fuera de ella. Gracias a la tecnología, podemos transportarnos a lugares lejanos y en otros países.

Estas son algunas de las recopilaciones de recorridos virtuales de museos, ciudades y viajes en tren que pueden disfrutar desde la comodidad de su hogar:

Tener días temáticos

Una forma de asegurarnos de tener una actividad para el tiempo que estemos en casa, es organizar días temáticos. Por ejemplo, podemos tener un día de spa y consentirse un poco, o un día deportivo, en el que se mantengan activos a través de diversas actividades como el baile, estiramientos o yoga.

Limpieza y orden en casa

Además de pensar en hacer actividades divertidas para pasar unas bonita vacaciones en casa, de igual manera podemos aprovechar para organizarnos y entre todos dedicar uno o más días a poner orden en casa.

Por ejemplo, si los niños tendrán juguetes nuevos, podemos aprovechar para realizar una revisión de aquello que ya no utilizan y donarlo, evitando también así el acumulamiento excesivo de éstos.

Reflexionar sobre el año que termina

No hay duda que este año fue distinto a todos los que hemos vivido. Haciendo lo posible por convertirlo en algo positivo, reflexionemos junto a nuestros hijos acerca de todas las cosas buenas que nos sucedieron y los aprendizajes que llegaron a nosotros tras haberlo vivido.

Hacer un vision board entre todos

Seguro todos coinciden en que esperan no tener otro año como este. Así que algo que podemos hacer, es pensar en cómo nos gustaría que fueran los siguientes cinco o diez años: qué metas nos gustaría cumplir, qué objetivos personajes nos gustaría alcanzar, que cosas nos gustaría tener. Pueden discutirlo y posteriormente plasmarlo con recortes o dibujos en un vision board familiar.

Elaborar una lista de propósitos

Este es un ritual típico de cada fin de año, pero no solamente se limiten a hablarlo: motiva a los niños para que anoten o dibujen sus listas de propósitos para el 2021, y posteriormente las guarden en un lugar especial, para que de esta forma puedan revisarlas durante el año y saber cuánto han avanzado.

Descansar

Y por último, descansar. Puede parecer absurdo, pero en ocasiones muchos padres nos preocupamos por mantener entretenidos a nuestros hijos y porque estamos acostumbrados a siempre estar haciendo cosas.

Por ello, aprovechemos algunos de nuestros días en casa para descansar y relajarnos en familia. Que eso también nos sienta muy bien a todos.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

BEBE Y MAMA– FAMILIA – MATERNIDAD – MENTE SANA – PSICOLOGÍA – SALUD – SALUD DE LA A-Z – SALUD MENTAL