Ora en Tiempo: Día 3 – Gálatas 5:13 – Oct 26

Bendecidos por la misericordia

La palabra griega traducida como «bendito» es makarios. Describe la completa realización en la vida, una condición duradera más que una felicidad efímera.

Cuando Jesús comienza a hablar acerca de las Bienaventuranzas para decirnos cómo ser «bienaventurados» makarios, es crucial que sepamos que utiliza un recurso literario llamado quiasmo, en el que los elementos más esenciales se encuentran en el centro. Los versículos del centro de las Bienaventuranzas, Mateo 5:6-7, son el mensaje principal del quiasmo: Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia; bienaventurados los misericordiosos.

Jesús está estableciendo su Reino sobre un fundamento tanto de justicia como de misericordia. Puede decirse que son las dos caras de la moneda del Reino o pueden compararse con los aspectos vertical y horizontal de la cruz: La justicia es un enfoque en Dios y la misericordia es un enfoque en los demás.

La justicia que Jesús describe es la armonía social, similar a la armonía que se encuentra en el equipo campeón. La rectitud implica un camino correcto que se elige en lugar de imponerse; también puede traducirse como justicia.

Tendemos a desear la justicia para los demás y la misericordia para nosotros. Pero en el Reino de Jesús, cuando las personas son misericordiosas, son bendecidas porque también recibirán misericordia. 

Más que un sustituto, la misericordia es un complemento de la justicia. Van juntas. La rectitud (armonía) se produce porque somos misericordiosos y buscamos llevar a otros a seguir los caminos de Dios para su beneficio.

La armonía social que proporciona su Reino no se parece a nada de lo que ofrece el mundo. Es el subproducto de la verdad y la gracia. No transigimos con las normas del Reino. Por el contrario, reconocemos que las normas de Dios son provistas para el beneficio de la comunidad.

Los reinos de la tierra se enfocan en el dominio y el control sobre otros. Fomentan la ofensa, que es un enfoque en el yo. Pero el Reino de los Cielos nos anima a encontrar la buena vida a través de servirnos unos a otros en el amor (Gálatas 5:13). Aquellos que tienen hambre y sed de justicia encuentran misericordia y son bendecidos con la felicidad final como resultado.

Jesús, gracias por las bendiciones que prometiste a los que son misericordiosos y tienen hambre y sed de justicia. 

Citas Bíblicas para estudiar:

Mateo 5:6-7
Gálatas 5:13

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA