Ora en Tiempo: Día 5 – Mateo 6:24 – Oct 29

Dos señores

Jesús ha dicho mucho en el Sermón de la Montaña sobre cómo sus discípulos pueden prosperar en su Reino. Ha enseñado que lo mejor para nosotros es perseguir su justicia y recompensas en lugar de las promesas vacías del mundo. Ha enfatizado que servir a Dios es una condición del corazón, no sólo una lista de tareas externas.

En Mateo 6:24, Jesús destaca la naturaleza binaria de nuestra elección más fundamental: a quién servimos. A todos nos gusta la idea de obtener la recompensa de Dios, pero a menudo pensamos que podemos hacerlo simplemente con devocionales y haciendo cosas religiosas. 

Quizás compartimentamos nuestro yo del domingo, manteniéndolo a una distancia segura de nuestro yo del viernes por la noche. También mantenemos nuestro yo del lunes, buscando el puesto número uno en el mundo de los negocios.

Jesús deja claro que no podemos tener las dos cosas. Las recompensas de la vida del Reino no están disponibles si sólo las perseguimos durante una pequeña parte de nuestras vidas. 

Debemos buscar a Dios en todo momento, no sólo cuando es conveniente o socialmente aceptable hacerlo. Debemos buscar la justicia de Dios en todos los aspectos de nuestras vidas, no sólo en la iglesia o en los devocionales diarios, sino cuando socializamos los viernes por la noche y en el trabajo los lunes.

No podemos servir verdaderamente a Dios y a la prosperidad material. Si la riqueza es nuestro amo, nos dedicaremos a sus insaciables demandas. Nos consumirá la búsqueda de la meta inalcanzable de «tener más». Buscaremos y encontraremos los tesoros del mundo, que la polilla y el óxido destruirán.

Si Jesús es nuestro Señor, necesariamente debe transformar todo nuestro ser. Nuestro yo laboral debe servirle a él y a su Reino, y también nuestro yo social. Cada parte de nuestro ser debe participar seriamente en la búsqueda de su Reino y su justicia.

Puede haber dos (o más) señores dando órdenes, pero el siervo sólo puede elegir seguir a uno de ellos. El corazón seguirá al que ama. ¿Qué señor vamos a elegir?.

Señor, te doy todo mi ser, no sólo mi yo del domingo, sino mi yo del lunes, mi yo del viernes y de todos los demás días.

Citas Bíblicas para estudiar:

Mateo 6:24

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA