viernes, marzo 1, 2024

Perfecta Paz: Día 5 – Salmos 119:135 – Mar 27

Recuerdo los primeros pasos de ambas de mis princesas, recuerdo sus caritas de emoción al verme, invitándome con toda la expresión de su cuerpo a celebrar con ellas ¿Y adivinen? ¡por supuesto que celebré! Hubo aplausos, risas, saltos y muchas palabras de afirmación para hacerles saber que me hace profundamente feliz verlas lograr metas.

¿Puedes imaginar al Señor sonriendo por tus logros, celebrando cada paso esforzado dado en obediencia hacia Él?.

¡Sí…El sonríe, y te alienta a seguir obedeciéndole. 

En mi caso, al entrar en este tiempo de silencio que les he mencionado, tuve que batallar hasta vencer, una mentira que me hacía creer que este tiempo de espera estaba consumiéndome, cuando en realidad, estaba haciéndome entrar en una nueva dimensión de crecimiento y expansión de mi Fe. 

Batallar con mi mente cuando escuchaba voces en mi mente que me decían, “no estás siendo suficientemente productiva para tu Señor”, “Atender a tu bebé no es suficiente, debes hacer más”, fue un esfuerzo realmente grande. 

Pero mi padre sonreía al verme cuando daba  pasos pequeños de Fe, llevando cautivos a Él esos pensamientos, creyendo primero en su palabra más que en las voces de mi mente. Estando segura de  que todas las horas que yo pasaba en la mecedora atendiendo a mi hija, eran la mejor canción de adoración que mi ser podía entonar para El en ese momento. 

Hay voces externas que nos presionan hacia lo que no es el verdadero anhelo de nuestro Señor.

Creo que esas voces de mentira le han robado la paz a más de una madre. Y creo que son herramientas que el enemigo usa para llevarnos a categorizar humanamente el servicio que damos a nuestro Dios; considerando que algunas formas son más relevantes o privilegiadas que otras.  Al punto de hacernos sentir inferiores en algún momento. Tristes por la “pequeña” tarea que se nos ha sido asignada. 

La realidad es que, TODO lo que hacemos obedientemente, para cumplir el anhelo del corazón Dios en nuestra vida, por más pequeño que parezca, es importante y no carece de valor! 

Nuestra recompensa es su sonrisa! El mejor premio de todos! 

Si hoy estás batallando con algunas voces que te quieren hacer creer que tu servicio al Señor es insuficiente, te digo esta verdad: Todo lo que hacemos en obediencia y de corazón para nuestro Señor no quedará sin recompensa (Hebreos 6:10). Así que prepárate, no solo para recibir su sonrisa, sino su afirmación y su recompensa a tu fidelidad. 

Citas Bíblicas para estudiar:

Salmos 119:135
Hebreos 6:10

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

En Guía, Salud y Vida, te invitamos a revisar nuestros artículos de interés:

DIRECTORIO MÉDICO – SALUD – BELLEZA – FITNESS – BEBE Y MAMÁ – MENTE SANA

REVISTA DIGITAL:

EL DIRECTORIO MÉDICO #1 DEL ESTADO BOLÍVAR:

ACCEDE A LA VERSIÓN DIGITAL

DESCARGA LA APP:

Accede al Directorio Médico más completo.

Agenda tu cita con el especialista con tan solo un click.

Accede a las Meditaciones Diarias y a todo el contenido que a diario ofrecemos.

Redes Sociales:

Acerca de:

© GUÍA SALUD Y VIDA - MADE WITH AND ☕  BALGROG CREATIVE AGENCY 🧠 | © 2022