Piensa Bien, Vive Bien: Día 5 – Romanos 8:1 – Oct 8

Piensa y vive al nivel de la gracia y la bondad de Dios

Todos cometemos errores, pero creo que no existe un hecho más liberador en el mundo que saber que Jesús es nuestro intercesor. 

Muchas veces, cuando nos equivocamos, tenemos la costumbre de auto condenarnos, y pensamos incorrectamente que ya no podemos asistir a la iglesia, levantar las manos en adoración o servir a Dios. Nuestros pensamientos erróneos nos llevan a creer que Dios es un padre religioso, legalista, siempre listo para condenar y maltratar a sus hijos. 

Amigo, Dios no está sentado en su trono con una vara para golpearte y condenarte. Él envió a su hijo a morir en una cruz para perdonarte y levantarte. Es sumamente importante que, sabiendo esto, eleves tu forma de pensar y pongas tu mente al nivel de la gracia de Dios. 

Muchas veces creemos que tenemos la autoridad para decir a otros cómo tienen que vivir, cómo deben cambiar para agradar a Dios con sus obras. 

Quiero desafiarnos hoy a que permitamos que el agua de las Escrituras, su poder, autoridad y belleza arrastren la basura que hay en nuestra mente. Que dejemos de pensar como latinos y pensemos como ciudadanos del cielo, al nivel de los pensamientos de Dios. 

No limites tus pensamientos a tus experiencias, levántalos al nivel de la palabra de Dios, que no tiene límites. Tú puedes pensar de una manera más alta y amplia que como lo hiciste hasta ahora.

¿Alguna vez has pensado que Dios no es bueno? 

Me encanta lo que dice el salmista sobre esto, él está seguro de que verá la bondad de Dios en esta tierra.

¡Dios es bueno y tiene cosas buenas planeadas para tu vida! 

Tal vez te sueles despertar esperando que algo malo te suceda, pero quiero animarte a que intentes lo contrario. Las complicaciones van a llegar, porque vivimos en un mundo caído, pero servimos a un Dios que es bueno y que transforma las cosas en lo mejor para nosotros. 

Probablemente no puedas salir de tu casa por la situación actual, o no has logrado aún todo lo que te hubiese gustado en esta temporada de tu vida, pero puedes pasar tiempo con tu entorno, con tu familia, y despertarte cada mañana con un nuevo día por delante. 

¿Qué es lo que tus pensamientos te llevan a esperar para el día de hoy? 

Citas Bíblicas para estudiar:

1 Juan 2:1-2
Romanos 8:1
Salmos 27:13

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA