miércoles, noviembre 23, 2022

Plenitud de Vida: Día 3 – Santiago 3:10 – Jul 19

Marcando el Punto Medio – Tibio

Es muy fácil diferenciar la condición caliente y fría de la vida espiritual de una persona. La caliente es aquella que profesó con una fe genuina, su vida da fruto en abundancia, su fe crece a medida que su relación con Dios se vuelve más y más íntima; es aquella persona que sabe que está en un proceso de santificación y que ama ese proceso.

La persona fría, por el contrario, es aquella que rechaza la verdad del evangelio. Es aquel que ha tomado una decisión; y es seguir el camino de la incredulidad. Es aquel que no es afectado por el impacto del evangelio, no hay ni una pizca de interés en conocer a Dios, ni de aceptar su existencia. Pero el tibio es aquel que no encaja en ninguna de estas opciones. Son aquellos que asisten a una Iglesia, se dicen llamar creyentes, pero viven una vida de hipocresía. Para entender mejor este punto, te compartiré mi «yo» de hace 5 años.

Hace cinco años, yo me encontraba en ese lugar sintiéndome hipócrita. Yo era aquella persona que se llamaba creyente, pero no tenía temor de Dios; vivía a mi manera en la comodidad de un cristianismo light. Mi vida espiritual estaba muerta. Aunque, a simple vista, parecía que estaba en fuego. Todo comenzó con cosas pequeñas. En mi mente, decía: «Pero esto no es tan grave». Yo tenía el erróneo concepto de nivelar los pecados, y así, justificaba mis acciones, usaba la verdad de Dios a medias, usaba su Amor y su Bondad para jugar con la Gracia. «Mi corazón vivía en Egipto, pero mi boca decía que anhelaba la tierra prometida». Tocaba en un grupo de alabanza en mi congregación, pero paralelo a esto pecaba sexualmente con mi pareja. Tapaba mi vida con la apariencia de una vida con Dios, me sentía remordida por momentos, pero parecía que estaba adormecida. La vida pecaminosa que tenía parecía dolerme, pero no me quebraba. Esa era yo, una mujer hipócrita y tibia. Yo era por así decirlo una farisea; aparentemente limpia por fuera, pero podrida y muerta por dentro. Y así se encontraba esta Iglesia en La Odisea. Ahora que sabes el punto medio, hazte esta pregunta:

¿Podrías tú estar en el mismo lugar ahora?

Citas Bíblicas para estudiar:

Hebreos 3:5
Números 12:7
2 Samuel 22:22-24
Salmos 78:32
Jeremías 8:9
1 Juan 2:15-16
Santiago 3:10-12

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

En Guía, Salud y Vida, te invitamos a revisar nuestros artículos de interés:

DIRECTORIO MÉDICO – SALUD – BELLEZA – FITNESS – BEBE Y MAMÁ – MENTE SANA

REVISTA DIGITAL:

EL DIRECTORIO MÉDICO #1 DEL ESTADO BOLÍVAR:

ACCEDE A LA VERSIÓN DIGITAL

DESCARGA LA APP:

Accede al Directorio Médico más completo.

Agenda tu cita con el especialista con tan solo un click.

Accede a las Meditaciones Diarias y a todo el contenido que a diario ofrecemos.

Redes Sociales:

Acerca de:

© GUÍA SALUD Y VIDA - MADE WITH AND ☕  BALGROG CREATIVE AGENCY 🧠 | © 2022