¿Qué significa seguir a Jesús?: Día 3 – Juan 10:27 – Sep 8

Ven, Sígueme

No es una gran sorpresa que seguir a Jesús sea costoso. Las mejores cosas de la vida lo son. — Louie Giglio

Jesús llamó a Sus discípulos y usó la frase “sígueme” más de 20 veces en la Bbiblia. En el evangelio de Mateo leemos que ellos dejaron sus ocupaciones y a sus familias para seguir a Jesús. En Mateo 4:20 dice, “Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron.”. Y después en el verso 22 dice, “…Y ellos, dejando al instante la barca y a su padre, le siguieron”.  Hay algo profundo en esto como ellos dejaron. Los discípulos dejaron sus ocupaciones para seguir a Jesús de dos maneras: inmediatamente y completamente

Ellos no dudaron en su decisión. Ellos no llevaron nada consigo. Ellos no corrieron a casa para despedirse de sus seres queridos. Ellos simplemente dijeron  a Su llamado. Y durante los siguientes tres años, hicieron todo con Jesús. 

Muchos dirían que lo que hicieron los discípulos fue radical y exagerado. Y eso fue. Seguir a alguien que simplemente les habló, alguien quien no vivió en un palacio como un rey debería, alguien que creció como ellos, y alguien que vino a servir, es extremo. Aún así, ellos fueron llevados a seguirlo. Hubo una fuerza inexplicable y desconocida que los atrajo hacia Jesús. 

¿Qué o a quién estas siguiendo? Todos seguimos algo o a alguien. Pueden ser las enseñanzas de una persona, un legado familiar, o una filosofía espiritual. Nuestra devoción yace en alguna parte; solo tenemos que admitir dónde está.

Como seguidores de Jesús, a quien debemos de seguir es a Jesús. Pero a menudo nos confundimos acerca de lo que realmente significa para nosotros aquí en la tierra. Si le preguntas a diez personas su opinión acerca de lo que significa seguir a Jesús, ¡hay mucha probabilidad que obtengas diez respuestas diferentes! La mayoría de las respuestas tendrán que ver con nuestras acciones.

Vive una buena vida.
Se amable.
Muestra amor.
Ve a la iglesia.
Lee la Biblia.
Alimenta a los pobres.
Ora por los demás.
 

De igual manera, habrá personas que te dirán lo que no deberías hacer—jurar, hacer trampa, mentir, robar, lastimar a las personas, juzgar a alguien. “Solo se una buena persona”, te dirán. Después, habrá unos pocos que te dirán el precio por seguir a Jesús, es dar tu vida para que Él pueda vivir a través de ti. Y lo que estarán sugiriendo es una rendición total a Jesús.

Profundicemos en lo que significa rendir nuestra vida a Jesús mientras que lo seguimos a Él en esta tierra—vivir nuestras vidas tan profundamente conectadas a Él que decir adiós a uno mismo se convierte en una alegría y un honor. 

Para reflexionar

  • Cuando piensas en la reacción que tuvieron los discípulos al llamado de Jesús ¿Qué sientes?, ¿Te sientes abrumado o inspirado ante la idea de entregar completamente tu vida a Jesús?

Citas Bíblicas para estudiar:

Juan 10:27
1 Pedro 4:8

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA