martes, junio 28, 2022

¿Quién soy en Cristo?: Día 4 – Salmos 139:14 – Ene 18

Soy Hechura de Dios

No fuiste un accidente. No fuiste producido en masa. No eres un producto ensamblado en línea. Fuiste deliberadamente planificado, especialmente dotado y amorosamente posicionado en la Tierra por el Maestro Artífice. — Max Lucado

El cuerpo humano es fascinante. No solo en la forma como se ve sino en la forma como manejan todos los sistemas. Tomemos la enfermedad, por ejemplo. Cuando un objeto extraño, como un germen, entra a nuestro cuerpo, nuestros glóbulos blancos se juntan para erradicar el germen. La mayoría de las veces el germen es aniquilado y nos mantenemos saludables.

O veamos un hueso del cuerpo humano cuando está roto. La reparación ósea comienza solo pocas horas después de la lesión. Se forma un cuágulo de sangre, se envían células a limpiar el área y se forman nuevos vasos sanguíneos para acelerar el proceso de curación. El colágeno entra y forma un callo, que simula un hueso nuevo, pero es mucho más suave. Esto mantiene todo en un lugar mientras se forma un nuevo hueso.

¿Todo eso pasa porque sí? No, este tipo de precisión en la formación del cuerpo humano y las formas en que funciona fueron creadas por Dios. Y por ello, somos considerados hechura de Dios, su obra maestra. Somos literalmente la obra de arte de Dios.

Pero no siempre nos sentimos así, ¿no es verdad? Un día cualquiera…

…nos quejamos de nuestras personalidades.
…deseamos ser más altos.
…aspiramos tener el cuerpo de otro.
…preferimos ser talentosos como nuestro amigo.

Dios no cometió un error al crearte. No calculó mal alguna parte al hacerte existir. Él sabía cada aspecto de tu ser antes que dieras tu primer respiro al salir del vientre de tu madre. Él puso tu tipo de cabello, color de ojos, altura y manera de ser. Y al hacer esto en Su forma perfecta, sabía exactamente cómo podía usar tu composición única para impactar nuestro mundo.

Así que la próxima vez que te sientas mal con respecto a ti mismo o quisieras verte diferente, recuerda que Dios no cometió un error. Todo lo contrario. Eres su obra de arte, eres Su hechura.

Reflexiona

  • En tus propias palabras, escribe lo que «Soy hechura de Dios» significa para ti.
  • Repite «Soy hechura de Dios»durante el día — pon una alarma y dilo cada hora para que se arraigue profundamente en ti o escríbelo en una tarjeta y ubícala donde puedas verla a menudo.
  • Piensa en una situación que has enfrentado o que enfrentarás en la que puedas aplicar esta verdad.

Citas Bíblicas para estudiar:

Salmos 139:13-16
Efesios 2:10

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

REVISTA DIGITAL:

EL DIRECTORIO MÉDICO #1 DEL ESTADO BOLÍVAR:

ACCEDE A LA VERSIÓN DIGITAL

DESCARGA LA APP:

Accede al Directorio Médico más completo.

Agenda tu cita con el especialista con tan solo un click.

Accede a las Meditaciones Diarias y a todo el contenido que a diario ofrecemos.

Redes Sociales:

Acerca de:

© GUÍA SALUD Y VIDA - MADE WITH AND ☕  BALGROG CREATIVE AGENCY 🧠 | © 2022