SALUD DE LA A-Z: ¿Qué es el Insomnio?

Sleepless and desperate beautiful caucasian woman awake at night not able to sleep, feeling frustrated and worried looking at clock suffering from insomnia in sleep disorder concept.

¿Qué es el trastorno de insomnio?

El insomnio es una condición de larga duración en la que una persona tiene dificultad para dormir. Todos tenemos dificultad para dormir de vez en cuando. Sin embargo, en las personas con insomnio, los problemas para dormir ocurren por lo menos 3 noches por semana durante un mínimo de 3 meses.

Las personas con insomnio tienen dificultad para conciliar o mantener el sueño. También pueden:

  • Pasar mucho tiempo acostadas sin poder dormir.
  • Permanecer despiertas la mayor parte de la noche.
  • Despertarse a menudo y tener dificultad para volver a dormirse.
  • Despertarse demasiado temprano por la mañana.

Los problemas resultantes del insomnio causan también otros problemas durante el día. Las personas con insomnio también pueden:

  • Sentir cansancio o mucho sueño durante el día.
  • Tener poca energía.
  • Sentirse irritables, ansiosas o deprimidas.
  • Sentir preocupación por no poder dormir.
  • Tener olvidos frecuentes.
  • Tener dificultad para concentrarse.

El insomnio puede afectar su vida diaria. Puede afectar su trabajo y las relaciones personales. El cansancio o la somnolencia también aumentan el riesgo de tener un accidente de tránsito o lesionarse. El insomnio puede también aumentar el riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

El insomnio puede surgir por muchos motivos; por ejemplo:

  • Estrés, ansiedad o preocupación.
  • Exceso en el consumo de cafeína, bebidas alcohólicas o tabaco.
  • Malos hábitos de sueño, como no tener una hora regular para acostarse y mirar pantallas brillantes (su computadora, TV, teléfono o tableta) antes de ir a la cama.
  • Cambios en el horario de trabajo (por ej., trabajo por turnos) y de sueño.

Luego de que desaparecen estos desencadenantes, el insomnio puede continuar y ocasionar el trastorno de insomnio. Este puede deberse a hábitos que se formaron a causa del insomnio (como tomar siestas, acostarse antes de tener sueño y pasar mucho tiempo despierto en la cama). O bien, puede deberse a cambios en su forma de pensar o de sentir acerca del sueño (como preocuparse por el sueño o tener miedo de irse a acostar). A veces, el insomnio también surge solo, sin que se conozca la causa.

¿Cómo se diagnostica el trastorno de insomnio?

Su profesional de atención médica hablará con usted sobre sus problemas para dormir y sobre cuánto han durado. Puede también hablar con usted sobre sus hábitos de sueño (como la hora a la que se acuesta, la hora a la que despierta y cuánto tiempo duerme). Su profesional de atención médica puede pedirle que lleve un registro diario de su sueño durante 1 o 2 semanas.

Su profesional de atención médica puede preguntarle también:

  • Qué hace comúnmente antes de ir a acostarse
  • Qué medicamentos toma
  • Si ronca
  • Si hay algo en su vida que le haga sentir tenso o molesto
  • Cuánta cafeína consume diariamente
  • Con qué frecuencia consume bebidas alcohólicas
  • Si fuma
  • Si hace ejercicio regularmente
  • Si tiene algún dolor crónico
  • Qué otros problemas de salud tiene

¿Cómo se trata el trastorno de insomnio?

Su profesional de atención médica le explicará lo que puede hacer para tratar de mejorar su sueño. Su profesional de atención médica puede sugerirle que:

  • Evite la cafeína hacia el final del día.
  • Evite tomar siestas.
  • Evite las bebidas alcohólicas, el tabaco, las comidas pesadas y el ejercicio desde 2 horas antes de ir a acostarse.
  • Se asegure de que su dormitorio brinde un ambiente favorable para el sueño (debe estar tranquilo, oscuro y a una temperatura agradable).
  • Evite mirar pantallas brillantes (como las de TV, computadora, teléfono o tableta) cerca de la hora de acostarse.
  • Váyase a acostar solamente cuando ya tenga sueño.
  • Salga del dormitorio si no puede dormir.
  • Apéguese a un horario de sueño regular.
  • No active el botón que hace que vuelva a sonar su alarma (snooze).

Su profesional de atención médica puede sugerirle que acuda a un especialista en sueño. El insomnio puede ser muy frustrante, pero existen tratamientos que pueden ayudar.

Terapia cognitivo-conductual para el insomnio

El primer tratamiento para el insomnio que probablemente recomiende su profesional de atención médica es la terapia cognitivo-conductual (CBT-I, por su sigla en inglés). Para la CBT-I, se puede reunir con un terapeuta en persona.

Las personas con trastorno de insomnio pueden estar asociando la cama y el dormitorio con actividades de vigilia o estar preocupadas por dormir. La CBT-I le ayuda a empezar a asociar la cama y el dormitorio con pensamientos positivos acerca del sueño. Para eso, debe tratar de ir a acostarse solamente cuando ya tenga sueño. También, debe dormir solamente en el dormitorio. Evite hacer otras cosas en la cama (como leer, usar la computadora o ver su teléfono celular o tableta).

La CBT-I le ayuda también a cambiar la forma en que piensa acerca del sueño. Por ejemplo, la CBT-I puede ayudarle a reconocer los pensamientos negativos que tiene acerca del sueño (como los temores por la falta de sueño y la creencia de que el sueño está fuera de su control) y a sustituirlos por pensamientos positivos. Puede también ayudarle a aprender a controlar mejor sus pensamientos a la hora de acostarse o si despierta por la noche. Puede aprender formas de relajar los músculos para ayudar a reducir la tensión y controlar sus pensamientos.

Medicamentos

Su profesional de atención médica puede recomendar un medicamento para tratar el insomnio en el corto plazo. Existen varios tipos de medicamentos para el insomnio. Sin embargo, estos medicamentos son para usarse solamente durante periodos breves (4 semanas a 3 meses).

¿Qué debo considerar al decidir sobre el tratamiento para mi trastorno de insomnio?

Usted y su profesional de atención médica pueden decidir qué será mejor para tratar el insomnio. He aquí algunos aspectos que se deben considerar. Hable sobre esto con su profesional de atención médica.

  • ¿Qué problemas de sueño tengo específicamente, y con qué frecuencia ocurren?
  • ¿En qué forma afecta el trastorno de insomnio mi vida diaria?
  • ¿Qué puedo hacer para mejorar mis hábitos de sueño?
  • ¿Qué tratamientos se ajustan mejor a mi caso?
  • ¿Qué tratamientos están cubiertos por mi seguro médico y qué costo tienen los tratamientos?

Pregunte a su profesional de atención médica

  • ¿Qué cambios específicos puedo hacer en mi conducta para ayudar a mejorar mi sueño?
  • ¿Podría ayudarme para el insomnio la terapia cognitivo- conductual (CBT-I)?
  • ¿Cómo puedo encontrar a un terapeuta? ¿Existe un programa de CBT-I por Internet que pueda probar?
  • ¿Podrá ayudarme con el insomnio algún medicamento?
  • En tal caso, ¿qué medicamento sería el mejor para mí?
  • ¿Por cuánto tiempo tomaría el medicamento?
  • ¿A qué efectos secundarios debo estar atento?
  • ¿Qué otra cosa podría probar si el tratamiento no funciona?
  • ¿Tendré que consultar a un especialista en sueño?

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

RELACIONES – SALUD – SALUD DE LA A-Z – SALUD SEXUAL