SALUD DE LA A-Z: ¿Qué es un Esguince de Muñeca?

Un esguince de muñeca ocurre cuando los ligamentos se estiran excesivamente. Es común en deportistas y en periodos de nuestra vida en los que realizamos algún movimiento de manera inadecuado y repetitiva, o sobreesfuerzos que dañan nuestra muñeca.

Sentimos dolor, perdida de la fuerza e imposibilidad de movimiento. Es importante saber lo que nos ocurre para intervenir y evitar posibles dificultades en la posterior recuperación..

¿Qué es un Esguince de Muñeca?

Con frecuencia, se utiliza el término de “esguince de muñeca” para denominar una lesión ligamentosa de la muñeca, tras una caída o un sobreesfuerzo, y con frecuencia también, se trata de forma conservadora mediante una inmovilización más o menos prolongada y en el mejor de los casos, seguida de un tratamiento fisioterápico.

Causas de un esguince de muñeca

Las causas de sufrir un esguince de muñeca suelen ser por caídas sobre la manosobreesfuerzos o esfuerzos repetitivos que se realizan al practicar ciertos deportes , como por ejemplo, el tenis, padel, entre otros. De eportistas como gimnastas y deportistas de contacto pueden sufrir un esguince al practicar las técnicas de manera inadecuada.

Tipos de esguinces de muñeca

Los esguinces de la muñeca pueden ser leves o graves. Los diferenciamos por la gravedad del tirón o la ruptura del ligamento desde el hueso.

  • Grado 1: los ligamentos se han estirado demasiado, pero no están rotos. Se trata de una lesión leve.
  • Grado 2: los ligamentos están parcialmente rotos (hasta un 50 % de las fibras); Se trata de una lesión moderada y puede requerir una férula o un yeso para estabilizar la articulación.
  • Grado 3: los ligamentos están completamente rotos. Se trata de una lesión grave y normalmente requiere de atención médica o quirúrgica.

Lesiones de ligamentos mal curadas en el pasado pueden llevar a sufrir esguinces crónicos, incluso conducir a un debilitamiento de los huesos y los ligamentos de la muñeca. Esto puede llevar a que la persona con el tiempo presente artritis si no se trata.

Síntomas de un esguince de muñeca

Dolor

Los esguinces de muñeca tienen un amplio rango de gravedad dependiendo del grado del estiramiento o el desgarro del ligamento afectado. El dolor en los esguinces de muñeca de grado 1 son levemente dolorosos y el dolor suele describirse como una molestia que puede ser aguda con el movimiento.

Los esguinces de muñeca de grado 2 generan un dolor de moderado a intenso, dependiendo del grado del desgarro; el dolor es más agudo que un desgarro de grado 1 y a veces también es punzante debido a la inflamación. Los esguinces de muñeca de grado 3 con frecuencia son menos dolorosos (al inicio) que las variedades de grado 2, debido a que el ligamento está totalmente roto y no se irritan mucho los nervios circundantes; aunque las lesiones de grado 3 al final palpitan de forma significativa debido a la inflamación acumulativa.

Inflamación

La inflamación (o hinchazón) es un síntoma común de todos los esguinces de muñeca y las fracturas de muñeca, pero varía considerablemente según la gravedad de la lesión.

Los esguinces de grado 1 tienen la menor cantidad de hinchazón, mientras que los esguinces de grado 3 provocan la mayor cantidad. La hinchazón hará que La respuesta de inflamación del cuerpo a una lesión (sobre todo un esguince) tiende a ser una reacción excesiva debido a que está anticipando el peor de los casos: una herida abierta susceptible a la infección. Por lo tanto, tratar de limitar la inflamación causada por un esguince con una terapia de frío, compresas y fármacos antiinflamatorios es beneficioso porque reduce el dolor y ayuda a mantener el rango de movimiento en la muñeca.

La hinchazón no produce mucho cambio de color en la piel, aparte de cierto enrojecimiento debido a todo el líquido caliente (líquido linfático y una variedad de células especializadas del sistema inmunológico), que está por debajo de la piel. La mayoría de las fracturas de muñeca también se sentirán calientes debido a la inflamación, pero a veces la muñeca y la mano pueden sentirse frías porque se corta la circulación debido al daño de los vasos sanguíneos.

Los hematomas surgen a causa de la sangre que se filtra en los tejidos circundantes debido a los vasos sanguíneos dañados (venas o arterias pequeñas). Por lo general, los esguinces de muñeca de grado 1 no producen hematomas, a menos que la lesión sea debido a un golpe fuerte que aplastó los pequeños vasos sanguíneos subcutáneos justo por debajo de la piel.

Los esguinces de grado 2 implican más hinchazón, pero no necesariamente muchos hematomas; esto depende de la forma en que ocurrió la lesión. Los esguinces de grado 3 implican mucha hinchazón y hematomas significativos, debido a que el trauma que provoca un ligamento completamente roto es lo suficientemente severo como para también rasgar o dañar los vasos sanguíneos circundantes.

El color oscuro de los hematomas se debe a que la sangre se filtra en los tejidos justo por debajo de la superficie cutánea. A medida que la sangre se degrada y sale del tejido, el hematoma cambia de color con el tiempo (azul oscuro, verde y luego amarillo). A diferencia de los esguinces, las fracturas de muñeca casi siempre presentan hematomas debido a que se requiere más trauma (fuerza) para romper un hueso. El esguince de muñeca de grado 3 puede provocar una fractura por avulsión, en la que el ligamento arranca una astilla pequeña de hueso. En este caso, hay mucho dolor inmediato, inflamación y hematomas.

Tratamiento para un esguince de muñeca

Para tener una recuperación más rápida te damos unos consejos y unas pautas que te ayudaran a curar tu esguince de muñeca. En el momento de la lesión te recomendamos tratar el esguince de muñeca de la siguiente manera:

  • Reposo: no fuerces tu muñeca ni realices ningún tipo de actividad con ella.
  • Hielo: aplica hielo. Envuélvelo en una toalla para evitar el contacto directo. Notaras un efecto analgésico y de vasoconstricción.
  • Compresión: No aprietes demasiado el vendaje para no dejar sin circulación a la muñeca. Con la compresión disminuiremos la irrigación sanguínea de la zona.
  • Elevación: Al elevar la muñeca conseguiremos una reducción de la presión arterial para minimizar el edema y el dolor.

Consejos para una recuperación más rápida

  • Masaje drenante
  • Movilización activa y sin resistencia
  • Asistir a revisión
  • Cuando disminuya el dolor comenzaríamos con ejercicios de potenciación como:

El ejercicio de la pelota para recuperar la fuerza de tu muñeca; Con la palma hacia arriba, coloca una pelota de goma en la mano y agárrela con los dedos. No muevas la muñeca mientras aprietas suavemente la pelota, durante unos 30 segundos y luego sueltas. Repite esto 20 veces, dos veces al día.

Para aumentar la flexibilidad y el movimiento; Calienta la muñeca mediante el uso de una almohadilla térmica o una toallita tibia durante unos 10 minutos. Una vez que notas la muñeca caliente, mantén tu mano hacia fuera horizontalmente y agarra los dedos con la mano sana. Lleva los dedos hacia atrás suavemente para flexionar la muñeca. Para justo antes de que empieces a sentirte incómodo. Mantén este estiramiento durante 30 segundos. Deja pasar un minuto para que la muñeca se relaje. Repite el estiramiento 5 veces. Dobla la muñeca en la dirección opuesta, estirando hacia abajo y sosteniendo durante 30 segundos. Relaja la muñeca durante un minuto y también repite este estiramiento 5 veces.

Si sientes más molestias en la muñeca después de los ejercicios, utiliza la técnica de frío durante 20 minutos. Realizar los ejercicios 2 veces al día te ayudará a recuperarte rápidamente.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

GUÍA DE VITAMINAS Y MINERALES – NUTRICIÓN – SALUD DE LA A-Z