Sé Sabio: Día 4 – Salmos 37:23 – Ene 27

Un árbol de toma de decisiones

Permíteme compartir contigo un árbol de toma de decisiones, porque las decisiones sabias son difíciles de tomar. ¿Dónde comienzan las decisiones? Las decisiones comienzan con nosotros al hacer una pregunta: ¿Qué es lo mejor para mí? Este es el nivel más bajo de la toma de decisiones. Desafortunadamente, aquí es realmente donde vive nuestro mundo, ¿no es así? Qué es lo mejor para mí. La gente generalmente solo se ocupa de sí misma.

El siguiente lugar para estar es preguntar: ¿Qué está bien? Qué está bien o mal, qué es moral y qué es inmoral. Algunos de nosotros como cristianos pensamos que Dios es un gran árbitro en el cielo y todo lo que le interesa es saber lo que está bien. Solo haz lo que está bien, ¡haz lo que es correcto! Bien, eso es verdad, pero en realidad a él solo le interesa lo que hay en tu corazón. Él te ama, él no quiere que hagas lo que está bien como un robot. Él quiere que hagas lo que está bien porque tú lo amas a él y quieres obedecerlo. Así que no es solo sobre qué está bien o sobre lo que es mejor para mí.

Entonces hacemos la siguiente pregunta: ¿Qué es sabio? Algo puede ser legal pero no sabio. De hecho, puedes ir a Colorado y fumar marihuana, y no te voy a alentar a que lo hagas, ¿de acuerdo? Esa es una manera nada sabia de vivir tu vida. ¿Dónde estás en este proceso? Tan solo preguntas: «¿Qué es lo mejor para mí, qué es lo mejor para mí?». «Bien, ¿qué está bien, qué está mal?». «¿Puedes darme la normativa?». O te preguntas, «¿Qué es sabio?».

El último lugar para hacer una decisión, el lugar más alto, es: ¿Qué glorifica a Dios? Sin embargo, padres, si queremos enseñar a sus niños cómo tomar decisiones, no es solamente: «¿Qué es mejor para mí?». Tampoco, «¿qué está bien o mal?». Lo que deben preguntarse es: «Qué es sabio y qué glorifica a Dios?». Bien, aquí está el secreto: si tú y yo nos preguntamos primero, «¿qué glorifica a Dios?», entonces pondremos todas estas otras cosas en el lugar correcto, porque lo que glorifica a Dios será lo sabio. Lo que glorifica a Dios, por supuesto será lo correcto, él es el rey de justicia. Y lo que glorifica a Dios será lo mejor para ti. No debe ser sobre qué quieres, pero será lo mejor para ti porque él ha venido a darnos vida y vida en abundancia. 

Así, el lugar más inmaduro para tomar una decisión es, «¿qué es lo mejor para mí?» Deberíamos comenzar preguntando, «¿qué glorifica a Dios?» Porque de esa manera estaremos buscando primeramente su reino y justicia y todas las demás cosas, qué es sabio, qué es correcto y qué es lo mejor, te serán añadidas.  

Citas Bíblicas para estudiar:

Salmos 25:12
Salmos 37:23

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA