Sé un Pacificador: Día 3 – Proverbios 15:1-9 – Jun 25

Entiende el punto de vista de otros

¿Has escuchado alguna vez la expresión: «Nunca arranques la nariz de un hombre al que luego le darás una rosa para que la huela” Esto, en el contexto de compartir tu fe, se diría: «No ataques a alguien al que luego quieras compartirle las Buenas Nuevas de Jesús.»

Es que escuchar el Evangelio puede incomodar a personas que no estén de acuerdo con él; pueden sentirse inquietos o tratados de manera hostil. De igual forma, cuando señalamos las falsedades de su religión o les hacemos sentir que su punto de vista no es correcto, solo lograremos que se sientan amenazados y se pongan a la defensiva. Cuando esto pasa, ya ningún argumento se sostendrá en pie, no importa cuán verdadero o convincente seas. Por lo cual, es importante tratar de entender el punto de vista de otros cuando mantenemos una conversación acerca de la fe.

Entender no significa estar de acuerdo, pero sí significa que te importa la persona mas allá de su punto de vista y que por eso has invertido de tu tiempo para tratar de entenderla.

Un hombre sabio escribió: «Si tratas de quitarle un hueso a un perro, el perro defenderá su hueso con toda la fuerza que tenga; pero si en cambio le ofreces un hermoso pedazo de carne, el perro soltará de inmediato el hueso». Así mismo, las personas siempre defenderán su religión, opiniones y creencias porque no conocen algo mejor.

Jesús es magnífico y a lo que sea que ellos se estén aferrando nunca será tan gratificante como una relación con Él, solo que aún no lo saben.

Proverbios 15:1 dice: «Una respuesta amable calma la ira; la respuesta grosera aumenta el enojo».

La próxima vez que tengas una conversación acerca de la fe, aléjate de temas negativos y mantén la conversación centrada en Jesús y Su promesa de salvación a través de una relación con Él.

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA