¿Te has preguntado por qué se cae el pelo de las cejas?

Las cejas son la zona cubierta de vello que se encuentra situada a unos dos centímetros de los ojos. Sirven de protección para los ojos, ya que evitan que les entre fluidos como el sudor o el agua. Junto con las pestañas, son un mecanismo eficaz para que no entren agentes lesivos en ellos.

A lo largo de los años, las modas han ido modificando el concepto estético de las cejas. En algunas etapas, ha sido tendencia llevarlas muy depiladas o, incluso, completamente sin vello. En otras, lo más estético consistía en llevarlas pobladas y anchas.

Lo cierto es que el pelo de esta zona puede verse afectado por muchos procesos y puede caerse. Cuando esto ocurre, el término médico que se emplea es el de madarosis superciliar. En este artículo te explicamos por qué puede suceder y cómo solucionarlo.

¿Por qué se cae el pelo de las cejas?

Las cejas cumplen una función estética importante, pero también sirven para proteger los ojos de fluidos o partículas. ¿Por qué se pueden caer? Hay varias razones.

La madarosis superciliar es la caída excesiva de los vellos de las cejas. Se estima que cada persona cuenta con alrededor de 400 o 500 folículos en las cejas. Además, es normal perder alrededor de 300 pelos de ceja al año. Si hay una pérdida excesiva y frecuente, entonces se cataloga como madarosis.

La cantidad de pelo de las cejas viene determinado por los genes. Al igual que el resto de pelo del cuerpo, su crecimiento está influido por muchos factores, como el metabolismo o la nutrición.

La caída de pelo en esta zona puede deberse a algún problema dermatológico, como la dermatitis o un eccema. De hecho, la psoriasis es una de las causas principales de que esto ocurra. Es una enfermedad crónica que consiste en la aparición de placas escamosas en la piel.

Cualquier agresión, como una quemadura, una herida o una cicatriz pueden hacer que se caiga o que no crezca pelo en esta zona. Lo mismo ocurre con tratamientos como la radioterapia, que si se aplica en esta zona, es muy frecuente que lo provoque.

La quimioterapia también conlleva, en muchos casos, que el pelo de todo el cuerpo se debilite y se caiga. Además, debemos destacar que los estados de ansiedad o estrés se relacionan en gran medida con la caída del pelo.

¿Qué otras enfermedades pueden provocarlo?

En la antigüedad, cuando no existían tratamientos eficaces para el hipotiroidismo, era frecuente encontrar a personas con esta patología que apenas tenían vello en las cejas. Es una de las enfermedades que se relaciona con la caída de pelo en esta zona.

Otra causa de que esto ocurra es la alopecia areata. Es una enfermedad que consiste en que el pelo se cae, formando círculos de zonas de calvicie. Por otra parte, patologías como el lupus, la sífilis o la lepra pueden provocarlo.

¿Qué se puede hacer para repoblar las cejas?

Cuando se observa una caída de pelo de las cejas, lo más importante es acudir al médico o al dermatólogo. Se debe estudiar la causa para poder instaurar un tratamiento correcto y efectivo.

En primer lugar, existen ciertos medicamentos que estimulan el crecimiento del pelo, como el minoxidil o los análogos de las prostaglandinas. Son los más utilizados en casos de alopecia.

Por otra parte, existen muchos tratamientos cosméticos que permiten complementar estas terapias mientras se espera el resultado. Por ejemplo, la micropigmentación o microblading, el maquillaje semi-permanente o el tatuaje de las cejas. Ayudan a rellenar las zonas donde no se ha recuperado el pelo.

Incluso, en algunos casos, se pueden realizar trasplantes de cejas. Consiste en injertar pelo de otra parte del cuerpo en esta zona. Es más complejo, pero es una solución permanente, sobre todo cuando han fallado los otros tratamientos.

Lo que debemos recordar es que la caída del pelo de las cejas puede deberse a numerosos motivos. Por ello, es esencial acudir a un especialista, ya que la causa puede ser alguna enfermedad o infección en otra parte