Toma tiempo para Descansar: Día 1 – Mateo 11:28-30 – Oct 22

¿Qué significa descansar?

Nuestros horarios parecen estar cada vez más llenos con cada mes que pasa. Cuando intentamos reunirnos con amigos, nos sorprende que nuestra próxima noche libre sea dentro de un mes. Hay actividades para nuestros hijos, eventos de la iglesia, proyectos de trabajo, fiestas de cumpleaños y vacaciones de verano. Hemos programado y planeado toda nuestra vida dejando poco o nada de espacio para algo que pueda remotamente rejuvenecernos y ofrecernos descanso.

A menudo pensamos que el descanso significa que debemos ser perezosos. Significa que podemos relajarnos en casa y no hacer absolutamente nada. Aunque puede haber un elemento de eso en nuestros tiempos de descanso, esa no es toda la historia.

El descanso es sobre la recuperación

Es saber cuando estamos agotados, exhaustos, y necesitamos respirar profundamente por un tiempo. Es conocer nuestros límites y cómo estamos manejando las demandas de nuestra vida diaria. Para que nuestros cuerpos se recuperen realmente, debemos recibir abundante descanso, lo que incluye dormir bien por la noche. Si nos encontramos cansados de forma regular, sería prudente que evaluáramos no sólo la cantidad de sueño nocturno que estamos recibiendo, sino también el período de tiempo en que lo estamos recibiendo.

Descansar se trata de un refrigerio

Es aprender lo que nos da energía y lo que no. Es elegir incorporar actividades o quietud que traigan momentos refrescantes a nuestros espíritus. Si continuamos haciendo cosas que nos agotan cuando deberíamos encontrar cosas que nos llenen, el refrigerio nunca llegará. Debemos hacer más depósitos en este cubo que retiros durante nuestros tiempos de descanso.

El descanso es sobre la renovación

Es experimentar una profunda renovación en todas las partes de nuestras vidas. Es pasar tiempo con Dios para que seamos renovados espiritualmente. Aunque nos guste hacer ciertas cosas que nos refresquen mentalmente, en última instancia, necesitamos que nuestros espíritus se refresquen pasando tiempo con Dios cada día.

En los próximos cuatro días, nos sumergiremos en algunas formas de encontrar descanso para nuestros cuerpos, mentes y espíritus. Aprenderemos a incorporar rutinas que se convierten en hábitos diarios. Y al hacerlo, estaremos en camino de eliminar el agotamiento mental, emocional, espiritual y físico de nuestras vidas.

Reflexión

  • Cuando piensas en descansar, ¿se siente como algo imposible?
  • ¿Qué área de tu vida sientes que necesita más descanso? ¿Cuerpo, mente o espíritu?
  • Escribe cualquier revelación que Dios te diga a través de la lectura de la Biblia o devocional de hoy

Citas Bíblicas para estudiar:

Génesis 2:3
Éxodo 34:21
Mateo 11:28-30

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA