Toma tiempo para Descansar: Día 2 – Josué 1:8 – Oct 23

Meditar en la Palabra de Dios

Cuanto más leas la Biblia; y cuanto más la medites, más te asombrarás con ella. — Charles Spurgeon

Muchos seguidores de Cristo no entienden lo que significa realmente la meditación. Cuando meditamos en algo, simplemente estamos enfocando nuestros pensamientos. Para entender lo que significa meditar en la Palabra de Dios, leamos la descripción del Pastor Rick Warren. Dice, «Sorprendentemente, si sabes cómo preocuparte, ya sabes cómo meditar en la Palabra de Dios. La preocupación es cuando tomas un pensamiento negativo y piensas en él una y otra vez. Cuando tomas un pasaje de la Escritura y piensas en él una y otra vez, eso se llama meditación».

La Biblia menciona la meditación más de veinte veces y nos llama a meditar en la Palabra de Dios. Esta es una práctica beneficiosa para incorporar en nuestro tiempo diario con Dios, ya que proporciona un descanso mental y emocional para nosotros, así como el crecimiento espiritual.

Al pasar el tiempo leyendo la Biblia cada día, podemos mirar profundamente los pasajes y comenzar una conversación con Dios. Para entender cómo meditar en uno o dos versículos, vamos a disecar Efesios 4:31-32 que dice, «Abandonen toda amargura, ira y enojo, gritos y calumnias, y de toda forma de malicia. Mas bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo».

Leámoslo de nuevo y preguntemos a Dios:

¿Tengo amargura?
¿Soy una persona enojada?
¿Son mis palabras duras?
¿Es mi corazón sensible?
¿Perdono a los demás libremente?

Entonces escuchamos y esperamos la poderosa, pero suave voz de Dios. Rara vez será audible pero sabremos lo que nos está diciendo. Podemos permitir que estas meditaciones bíblicas nos acompañen a lo largo del día haciéndonos conscientes de cualquier amargura, ira, severidad, dureza de corazón o falta de perdón que intente secuestrar nuestros pensamientos.

Esto es meditar en la Palabra de Dios.

Las verdades de la Escritura se hunden en lo profundo de nuestras almas cuando meditamos en la Palabra de Dios. La meditación nos proporciona un nuevo nivel de descanso para nosotros porque estamos gastando nuestra energía mental pensando en la Palabra de Dios y no ahogando nuestras mentes con las preocupaciones del mundo. No sólo eso, sino que tenemos el poder de aplicar estas palabras de Dios que cambian la vida a nuestras vidas. No podemos evitar convertirnos en todo lo que Dios quiere que seamos cuando ponemos este tipo de esfuerzo.

Reflexión

  • Elige una escritura de la lectura de hoy, u otra de tu elección, y medita en ella. A medida que la leas, pídele a Dios que te muestre dónde le estás obedeciendo y dónde necesitas hacer cambios para el crecimiento espiritual. Permite que este nuevo descubrimiento invada tus pensamientos a lo largo del día.
  • Escribe cualquier revelación de que Dios te dice a través de la lectura de la Biblia o de los devocionales de hoy.

Citas Bíblicas para estudiar:

Josué 1:8
Salmos 119:27
Efesios 4:31-32

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA