Toma tiempo para Descansar: Día 3 – Colosenses 3:2 – Oct 26

Renueva tu mente con un diario

Lo que sea que pienses crece. No te concentres en lo que estás pasando. ¡Concéntrate en lo que vas a hacer! – Dr. Caroline Leaf

En el día 2, aprendimos que una forma de descansar es meditar uen la Palabra de Dios para que nuestras acciones se alineen con sus verdades. Hay muchas maneras de dejar que las Escrituras penetren en nuestros espíritus. Su verdad literalmente se derramará sobre nuestras mentes y comenzaremos a ver las cosas de manera diferente. Al meditar en la Palabra de Dios, nuestras mentes se renovarán y encontraremos un descanso que no creíamos posible.

Con el fin de sacar el máximo provecho de nuestro tiempo en la Palabra de Dios, podemos integrar el diario como parte de nuestra práctica diaria. El diario no tiene que ser profundo o muy detallado si no es algo que estamos acostumbrados a hacer. Puede ser tan simple como escribir unas pocas líneas de cualquier idea que recibimos mientras leemos la Biblia. Hay muchas maneras de escribir un diario. Podemos escribir nuestros pensamientos u oraciones; algunas personas incluso hacen trabajos de arte durante su tiempo de diario. No hay una forma correcta de hacerlo. Para ayudarte a empezar, aquí tienes un sencillo esquema a seguir:

  • Elige un verso (o varios) y léelo.
  • Léelo de nuevo.
  • Escríbelo.
  • Pide a Dios que te dé una idea y escríbelo.

Quizás decidas escribir sobre Romanos 8:28 que dice, «Sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito». Después de leerlo dos o tres veces, lo escribimos. Incluso podríamos elegir escribirlo en diferentes versiones de la Biblia. Terminamos nuestro diario de tiempo pidiéndole a Dios que nos dé una idea de lo que acabamos de leer.

Al analizar las Escrituras usando el plan descrito arriba, podemos interiorizarlo a lo largo del día. El diario también proporciona una línea de tiempo que podemos mirar hacia atrás para ver el progreso espiritual que hemos hecho y las nuevas formas en que Dios nos ha hablado en el pasado.

Veremos las cosas con claridad y tendremos una nueva perspectiva sobre cómo la Palabra de Dios se aplica a nuestras vidas y nos restaura desde dentro hacia fuera. Y con nuestras mentes renovadas, estamos recibiendo un descanso que no puede ser adquirido por ningún placer terrenal.

Reflexión

  • ¿Alguna vez has hecho del diario una parte de tu tiempo diario con Dios?
  • Elige un verso y escribe un diario sobre él usando el esquema de arriba.
  • Escribe cualquier revelación que Dios te diga a través de la lectura de la Biblia de hoy o de un devocional.

Citas Bíblicas para estudiar:

Romanos 8:6
Romanos 12:1-2
2 Corintios 10:5
Filipenses 4:8
Colosenses 3:2

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA