Toma tiempo para Descansar: Día 5 – Efesios 3:19 – Oct 28

Satúrate hasta Derramarte

Estar lleno del Espíritu es simplemente esto: tener toda mi naturaleza rendida a Su poder. Cuando el alma está rendida al Espíritu Santo, Dios mismo la llenará. — Andrew Murray

La razón por la que necesitamos descanso es porque hemos estado trabajando o empleando energía de alguna forma. Y solo porque aprendamos cómo descansar y sentirnos reposados no significa que nos quedaremos así.

Volveremos a trabajar nuevamente.
Ayudaremos a otros nuevamente.
Estaremos emocionalmente gastados nuevamente.

Descansar por descansar no es todo el asunto. Descansamos y reposamos para que podamos trabajar otra vez. Hay un hermoso flujo y reflujo en trabajar y descansar; en saturarse para que podamos derramarnos.

Como lo hemos discutido, meditar en la Palabra de Dios, llevar un diario y desconectarnos de las cosas que nos distraen son prácticas que nos volverán a saturar. Encontramos descanso cuando las hacemos a diario. Así como nuestros cuerpos necesitan amplias horas cada noche para recuperarse, nuestros espíritus también lo necesitan. No podemos esperar tener espíritus fuertes y vibrantes sin invertir en ellos. No podemos pensar que unas vacaciones de una semana nos van a sostener por meses y meses. Debemos hacer depósitos diarios en nuestra cuenta para soportar. Y necesitamos estar prestando atención cuando se han hecho muchos retiros.

In su libro, Guiando Vacío: Resurtiendo tu Tanque y Recargando tu Pasión, el autor y pastor Wayne Cordeiro cuenta un sueño que tuvo. Una mujer se acercó a un granjero en su granja y le pidió algo que él no tenía. Él dijo,«Regrese mañana, y tendré más».Ella se enojó pero a él no le molestó. Él solo siguió trabajando. La gente iba a su granja todos los días y cuando se le acaban los huevos o la leche, él simplemente decía, «Regresen mañana, y tendré más». El Pastor Cordeiro compartió el descubrimiento que tuvo después del sueño:

No tengo que atarme un ciclo imaginario y repetitivo para producir más, hacer más o tratar de superar los números de la semana anterior. Tengo tanto tiempo en el día, y quiero hacer lo que pueda con todo mi corazón en ello. Cuando el tiempo se acaba, entonces digo, «Regresen mañana, y tendré más».

Todos los días despertamos con cierta cantidad de energía mental, emocional y física. Cuando hemos vertido todo lo que tenemos para dar, debemos descansar. Cuando estamos en este estado de vacío, hay menos de nosotros que estorba a Su trabajo en nuestras vidas.

Acércate, aquiétate, y descansa. Este es el momento más oportuno y apropiado de ser llenado del Espíritu de Dios.

Reflexiona

  • ¿Crees que tienes que llenar cada necesidad que ves?
  • ¿Qué es algo que puedes incorporar en tu día para sentirte recargado?
  • Escribe cualquier revelación que Dios te haya dado a través de la lectura bíblica o el devocional del día de hoy.

Citas Bíblicas para estudiar:

Gálatas 5:22-23
Efesios 3:19

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA