Vive por el Espíritu: Día 2 – Isaías 55:10-11 – Oct 14

El Espíritu nos guía

Una y otra vez las Escrituras nos ayudan a darle sentido a los rompecabezas de la vida: matrimonios fallidos, niños rebeldes, adicciones a las drogas, naciones en guerra, el regreso de las hojas en primavera, los anhelos insaciables de nuestros corazones, el miedo a la muerte, la maduración de los niños, la universalidad del elogio y la culpa, la prevalencia del orgullo y la admiración de la abnegación.

La Biblia confirma su origen divino una y otra vez mientras va haciendo sentido en nuestra experiencia en el mundo real y apunta el camino hacia la armonía. Espero, de tal forma, que una de las doctrinas que valoramos tanto como para morir (¡y para vivir!) es que el Espíritu Santo es el autor divino de todas las Escrituras.

¡Oh, qué tuviéramos todo el día para hablar de las maravillosas implicaciones de esta doctrina! El eterno Espíritu Santo, el Espíritu de amor y deleite entre el Padre y el Hijo, es el autor de las Escrituras.

La sabiduría de Dios en las Escrituras es inagotable. Si esta doctrina es cierta, entonces las implicaciones son tan profundas y alcanzan tan lejos que toda parte de nuestras vidas deberá ser afectada.

Citas Bíblicas para estudiar:

Salmos 119:142
Hebreos 6:18
1 Tesalonicenses 2:13
Isaías 55:10-11
Salmos 12:6
Juan 17:17

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA