Vive por el Espíritu: Día 4 – Efesios 1:11-12 – Oct 16

El Espíritu nos hace seguros

A fin de que nosotros, que ya hemos puesto nuestra esperanza en Cristo, seamos para alabanza de su gloria. En Él también ustedes, cuando oyeron el mensaje de la verdad, el evangelio que les trajo la salvación, y lo creyeron, fueron marcados con el sello que es el Espíritu Santo prometido (Efesios 1:13-14).

El gran deseo de Dios para su gente es que nos sintamos seguros en su amor y su poder. Todo lo demás en la vida puede ser inestable (nuestra salud, nuestra familia, nuestro trabajo, nuestra educación, nuestra sociedad, nuestro mundo). En cualquiera de estos niveles puedes sentirte como si estás en una cornisa cuarenta pisos arriba con un viento impredecible. Puedes sentir que pierdes el balance y que caes, y que cada ladrillo que agarras se desprende de su mortero.

Ya que Dios hace todas las cosas para la alabanza de su gloria y ya que creer en su palabra magnifica esa gloria, Dios toma pasos decisivos para asegurarse a sí mismo la magnificencia de su gloria por siempre: Él sella al creyente con el Espíritu Santo y garantiza que heredaremos la alabanza de su gloria.

Dios está tan apasionadamente comprometido con tener un pueblo para su propia posesión que viva por siempre para la alabanza de su gloria que no permitirá que nuestro destino eterno dependa de nuestros poderes nativos de desear o de hacer. Él ordena al Espíritu Santo para que entre a nuestras vidas y nos haga seguros por siempre.

Dios envía el Espíritu Santo como un sello de preservación para guardar nuestra fe, como un sello que autentica y valida nuestra filiación y como un sello protector para mantener fuera las fuerzas destructivas. El punto es que Dios quiere que nos sintamos seguros y a salvo en su amor y su poder.

En Efesios 1:14, Dios está diciendo: «Mi gran deseo para esos que confían en mí es que se sientan seguros en mi amor. Les he elegido antes de la fundación del mundo. Les he predestinado para que sean mis hijos por siempre. Les he redimido por la sangre de mi Hijo. Y les he puesto mi Espíritu en ustedes como sello y garantía. De tal manera, recibirán mi herencia y alabanza de gloria de mi gracia por siempre y siempre.

«Y les digo que aquí en Efesios 1 porque quiero que se sientan seguros en mi amor y poder. No les prometo una vida fácil. De hecho, a través de muchas tribulaciones entrarán al reino (Hechos 14:22). Permítanme decirlo de nuevo: Les he elegido. Les he predestinado. Les he redimido. Les he sellado con mi Espíritu. Su herencia es segura porque estoy apasionadamente comprometido para magnificar la gloria de mi gracia en su salvación».

Citas Bíblicas para estudiar:

Efesios 1
Hechos 14:22

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA