Vive por el Espíritu: Día 7 – Hebreos 12:2 – Oct 21

El Espíritu levanta nuestros cuerpos

«Y, si el Espíritu de aquel que levantó a Jesús de entre los muertos vive en ustedes, el mismo que levantó a Cristo de entre los muertos también dará vida a sus cuerpos mortales por medio de su Espíritu, que vive en ustedes» (Romanos 8:11).

Dios está profundamente interesado en tu cuerpo. Si no lo estuviera, él lo dejaría podrirse en la tumba y te diría que le dijeras que le vaya bien. Pero Él nunca dice eso. No, Dios te creó con un cuerpo y te creó a ti para su gloria.

De tal manera, Él levantará y dará vida a tu cuerpo mortal a través de su Espíritu no importa cuán destrozado o deformado o demacrado o lleno de enfermedad, y Él lo volverá tan fuerte, tan sano, tan hermoso, que cuando lo vea, yo diré: «Eres como un cielo azul despejado en un día de verano. Eres como el esplendor de un millón de estrellas ante el cielo oscuro de la noche. Tu resplandor es como el sol; sí, en ti veo la grandeza de la gloria de Jesucristo quién te creó, te redimió, te crió y te glorificó con su gloria por siempre y siempre».

¿Dónde puede encontrar una persona el poder de continuar en una vida de amor cuando hay tan pocas recompensas terrenales? ¿Dónde encuentra un marido o una mujer la fuerza emocional para seguir entregando cuando no hay reciprocidad? ¿Dónde encuentra la fuerza un hombre o una mujer que quiere casarse para estar contento por setenta años de soltería? ¿De donde sacó Jesús la fuerza para soportar la cruz y despreciar la vergüenza (Hebreos 12:2)?

Por el gozo puesto ante nosotros en la resurrección soportamos todo por Cristo. Jesús no prometió que la obediencia a él sería recompensada por los hombres en esta vida. Nuestro gozo fluye de una esperanza inquebrantable en Romanos 8:11, no de las circunstancias cambiantes de nuestra vida. «Y, si el Espíritu de aquel que levantó a Jesús de entre los muertos vive en ustedes, el mismo que levantó a Cristo de entre los muertos también dará vida a sus cuerpos mortales».

Si de verdad crees que Dios está contigo y no contra ti, entonces Él dará vida eterna a tu cuerpo mortal a través de su Espíritu que vive en ti, y que cualquier bien que puedas dar en esta vida será recompensado cien veces más en la resurrección de los justos (Lucas 14:12-14) y que brillarás como el sol en el reino de tu Padre, entonces tienes una reserva inagotable de fuerza para seguir haciendo el bien que Dios te ha llamado a hacer a cualquiera que te aprecie o no.

Citas Bíblicas para estudiar:

Romanos 8:11
Hebreos 12:2
Lucas 14:12-14

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA