martes, noviembre 29, 2022

Volver al Padre: Día 6 – Jeremías 31:34 – May 18

Fidelidad

“Aquí descansa un padre ejemplar, que dedicó su vida a amar a sus hijos y a enseñarles a amar”. Irremplazable sin duda. Esta frase y muchas otras, se encuentran en un portal de internet que se dedica a crear frases conmovedoras para que las personas las usen como epitafios en las tumbas de sus seres queridos.

Muchos de nosotros podemos tener experiencias positivas o negativas en la relación con nuestro padre. Algunos no pudieron experimentar su compañía, quizás porque murió sin haberlo conocido, o por el contrario, en un momento de la vida, este hombre tomó la decisión de abandonar el hogar; por esto, cada una de estas experiencias traumáticas o no, han dejado huellas indelebles en nuestras vidas.

En contraste con todo esto, Dios se atraviesa en el camino, y muestra una fidelidad diferente, que no cambia por las circunstancias, acciones o momentos de la vida. La palabra fidelidad en hebreo es Emet, (Éxodo 34:6), se asocia con frecuencia a su Misericordia, es decir, el hebreo Hesed. Dios pudiendo aún abandonarnos porque nosotros somos infieles con Él, por nuestro pecado, decide no dejarnos y no condenarnos conforme a lo que merecen nuestros actos.

En el recorrido del pueblo de Israel, Dios los acompañó a pesar de sus múltiples rebeldías, como por ejemplo, cuando hicieron y adoraron un becerro de oro, porque Moisés se estaba demorando en el monte al estar en la presencia de Dios, como lo vemos en Éxodo 32. Dios podría haber dejado a Moisés botado en el desierto con ese pueblo rebelde, pero Su fidelidad es continua, no para, no está condicionada al comportamiento del ser humano, a pesar de todo el mal cometido. El profeta Isaías nos recuerda acerca de la bondad de Dios al restaurar a Su pueblo (Isaías 63:7-14), esto no quiere decir, que podemos hacer lo que queramos, porque como lo vemos en el mismo pasaje, tuvieron consecuencias por la desobediencia, como fue muerte y 40 años en el desierto.

Dios demuestra Su fidelidad con Israel, en que, a pesar de su desobediencia, hace una alianza, es decir, un pacto de copertenencia: “ustedes serán mi pueblo y yo seré su Dios” (Éxodo 6:7). El Señor los libera de Egipto y se compromete de forma irreversible y permanente con Su pueblo por todo el presente y el futuro; de igual manera, el pueblo se compromete a adorarlo solo a Él. Luego lo complementa haciendo un pacto eterno con David, en el que les garantiza no solo a ellos sino a todos los creyentes, la salvación a través de Su Hijo Jesucristo.

Qué grande es el Dios Padre que tenemos, si así ha sido con el pueblo de Israel, también lo es con todos. Se olvida de las maldades y rebeliones (Isaías 43:25) y hace un pacto de fidelidad (Jeremías 31:33-34), que nos rescata en los momentos más turbios, nos ama primero y manifiesta ese amor fiel a través de Su Hijo Jesucristo, que viene a tomar el lugar de pecado para perdonarnos (1 Juan 4:10). Él es fiel porque su mayor anhelo es estar con nosotros y amarnos, Él es nuestro Padre.

¿Qué situación está impidiendo ver la fidelidad del Padre en tu vida?

Citas Bíblicas para estudiar:

Jeremías 31:33-34
Éxodo 34:6
1 Juan 4:10

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

En Guía, Salud y Vida, te invitamos a revisar nuestros artículos de interés:

DIRECTORIO MÉDICO – SALUD – BELLEZA – FITNESS – BEBE Y MAMÁ – MENTE SANA

REVISTA DIGITAL:

EL DIRECTORIO MÉDICO #1 DEL ESTADO BOLÍVAR:

ACCEDE A LA VERSIÓN DIGITAL

DESCARGA LA APP:

Accede al Directorio Médico más completo.

Agenda tu cita con el especialista con tan solo un click.

Accede a las Meditaciones Diarias y a todo el contenido que a diario ofrecemos.

Redes Sociales:

Acerca de:

© GUÍA SALUD Y VIDA - MADE WITH AND ☕  BALGROG CREATIVE AGENCY 🧠 | © 2022