21 Días de Promesas de Dios para tu Vida: Día 16 – Salmos 3:3 – Mar 17

«Más tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí; Mi gloria, y el que levanta mi cabeza»

Dios te levanta

Al examinar tu vida, ¿qué situación te parece más desalentadora?

Ahora considera esto: Cuando Absalón trató de robarle el trono a su padre, David pudo haber pensado que su reinado había terminado. Pero en vez de rendirse ante sus enemigos o escuchar a todos los detractores, David se arrojó a los fuertes brazos de Dios. En su oración registrada en el Salmo 3, David reconoció al Señor como la fuente última de protección, honor y restauración.

No es sólo una linda anécdota histórica. Es una promesa. Dios quiere encontrarnos en las profundidades y llevarnos a las alturas. Confía en Él y hazlo tu escudo.

La promesa de Dios para mí

Soy tu escudo.

Soy tu gloria.

Yo soy el que mantiene en alto tu cabeza.

Mi oración a Dios

Eres un escudo para mí, Señor. Evita que piense, sin fe y de manera absurda, que mi vida o mi futuro están en peligro. Tú eres mi gloria y el que mantiene en alto mi cabeza.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA