10 Ejercicios para ser más Optimista

¿Qué es para ti ser optimista?, muchas personas se dan por vencidas fácilmente cuando se le interponen muchos obstáculos en el camino, pero otros simplemente perseveran porque logran visualizar y valorar lo positivo de esas situaciones.

El optimismo es algo que todos podemos aprender cambiando nuestra forma de pensar y actuar frente a las circunstancias que se presenten.

Pensar en positivo nos ayudará muchísimo a lograr lo que nos proponemos en la vida. «Lo bueno atrae a lo bueno». Al ser optimistas comenzaremos buscar lo bueno de cualquier situación antes de apartarnos o de dejarla ir, disfrutaremos de cada momento de nuestras vidas y veremos cómo las cosas funcionan de un modo diferente.

Es por ello que hoy te presentamos algunos consejos para ver la vida con optimismo, estoy segura que te ayudarán a ver tus días con mayor entusiasmo.

Lleva un reporte

Escribe cada noche antes de acostarte 5 cosas buenas que te hayan sucedido a lo largo del día. De ésta manera estarás entrenando tu mente a fijar la atención no sólo en lo negativo.

Presta atención a cómo te hablas a ti mismo

La forma en la que nos hablamos puede echar por tierra nuestra autoestima. Procura hablarte como lo harías a un amigo en vez de juzgarte.

Disfruta del instante

No dejes que los nervios o el enfado te impidan apreciar la caricia del sol o la sonrisa de un desconocido.

El optimismo es contagioso

Rodearte de personas positivas te ayudará a serlo más.

Si te falta tiempo, apaga el televisor

Este artefacto hace que te olvides de las preocupaciones, pero al mismo tiempo te impide reflexionar.

Haz cosas que te gusten

Negarte momentos para ti hará que tus reservas de optimismo se agoten muy rápido.

Relaciónate

No sentirte aislado aumenta considerablemente el optimismo.

Ve paso a paso

Si quieres conseguir algo, ve paso a paso. Organízate y ponte metas asequibles a corto plazo. Felicítate por cada uno de tus logros, por pequeños que sean.

Saborea las cosas

Date tiempo para apreciar lo que comes, lo que lees, lo que ves y el tiempo que pasas con tu familia. La vida es corta y hay que disfrutarla. ¡Sé optimista!

Ayuda a los demás

Hacer algún tipo de voluntariado es beneficioso para sentirte mejor y aumentar la empatía.

Existen muchas formas para ser optimista, nunca hay que olvidar que debemos pensar antes de actuar y no pecar en excesos. La vida no es tan difícil, a veces solo ponemos todo nuestro empeño en hacerla más complicada.

Para más información, te invitamos a revisar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIAMENTE SANA