Jesús, nuestra bandera de Victoria: Día 2 – Romanos 8:1 – Mar 29

Victoria sobre la culpa

Una de las metas de Satanás es que vivamos en la oscuridad de la culpa de nuestros pasados. Satanás sabe que aun si creemos en que Jesús murió por nuestros pecados, pero seguimos cargando la culpa de ellos, no recibamos verdaderamente la bendición y la libertad de Su perdón. Viviremos en la sombre de nuestro peor pecado. En Juan 9:5 Jesús se refiere a sí mismo como la Luz del mundo, pero en Mateo 5:14 y 16, Jesús también dijo: «Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder…Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos». Jesús nunca esperaría que fuésemos una luz para Su gloria si no hubiese provisto una salida de la oscuridad de la culpa.

Salmos 103:10-12 nos dice que el amor de Dios es más grande de lo que podemos imaginar y que Él ha tomado nuestro pecado tan lejos de nosotros que no podemos comprender del todo la distancia increíble. Cuando Jesús murió en la cruz Él tomó para siempre el peso del pecado de aquellos que creen, ahora podemos recibir libremente Su perdón, vivir sin culpa y sentirnos bienvenidos y aceptados en la presencia de Dios.

A medida que nos acercamos a celebrar la resurrección de Jesús, recordemos que Su muerte compró, no solo nuestro perdón del pecado, sino la autoridad para deshacernos del peso de la culpa.La deuda del pecado, aun tu más grande pecado, ha sido pagada por la sangre de Jesús.

¡Camina en libertad hoy!

Citas Bíblicas para estudiar:

Romanos 8:1
Salmos 130:10-12
Jeremías 33:8
Hebreos 9:14

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA