OTROS ARTÍCULOS

Temor Sabio – Proverbios 1:7 – Nov 12

Hay temores buenos. El temor de Dios es uno de ellos. Es fundamental. Alimenta todos los demás temores. Sabio es el hombre o la mujer que primero teme a Dios. El temor de Dios es vital al principio de tu caminar con Dios. Es la luna de miel de tu matrimonio con Cristo. No hay mejor cosa que puedas hacer más de lo esperado. Pero si descuidas el temor de Dios, te derivas a la desobediencia (Salmo 36:1).

Como cada creencia o disciplina, el temor de Dios tiene que ser fomentado por medio de la fe y la obediencia. El temor de Dios te mantiene honesto con Él y contigo. Es el principio de la responsabilidad. La gracia de Dios, sin el temor de Dios es una ilusión. No puede haber gracia sin el temor, igual como no hay temor sin gracia.

Necio es el que no teme a Dios. El fruto de no temerle a Dios son decisiones necias y una vida indisciplinada.

Adicionalmente, el éxito es enemigo del temor de Dios. A más éxito obtengas, más propenso eres de no temer. Sin embargo, el opuesto tiene que ocurrir. A más éxito que disfrutes, más necesitas temer a Dios y a las consecuencias del pecado.

CUESTIÓN DE RESPONSABILIDAD

El éxito te puede conceder autonomía, muchas veces. Es aquí donde tienes que incrementar el nivel de responsabilidad para con Dios. Sé brutalmente honesto. No puedes con la autonomía sin la responsabilidad. David no pudo y él era un hombre conforme al corazón de Dios (Hechos 13:22).

La autonomía sin la responsabilidad te dirige a una serie de malas decisiones, que si se queda desenfrenada, te dirige a comportamiento inmoral. Nadie es sobre la ley y nadie puede evitar la responsabilidad.

Sabio es el líder que es responsable con su fe, finanzas, familia, trabajo y descanso. Aquellos que creen no tener que ser responsables, lo necesitan más que nadie. Empieza contratando un asistente del mismo sexo que trabaje contigo y te acompañe en viajes del trabajo. Puedes educar a un joven y futuro líder y darle la oportunidad de que él o ella sea responsable de ti también. Cada uno de nosotros rendimos mejor cuando nos están viendo.

El temor de Dios te guarda de pecar (Exodo 20:20). Pídele a tu pareja, jefe de junta y grupo de responsabilidad que te hagan responsable. Sé transparente con tus finanzas profesionales y personales. Dile a tu esposo cuando te involucres emocionalmente con alguien. Sé muy discreto con tiempo a solas. La desocupación lleva a la indiscreción. Es sabio reservar tu tiempo a solas con tu Salvador, tu esposo y amigos especiales.

El temor de Dios es tu aliado. El temor de las consecuencias del pecado es inteligente. El temor de no ser responsable es sabio. El temor de Dios te libera. Por lo tanto, teme a Dios, odia al pecado y confía en Él.

Agradecemos al devocional “Buscando Diariamente el Corazón de Dios“, visita: https://www.wisdomhunters.com/

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

El Infarto

El infarto cardiaco, o infarto agudo de miocardio (IAM), suele estar ligado al proceso natural de envejecimiento, pero también es una patología cardiaca que cada vez se ve con más frecuencia en personas jóvenes que llevan un estilo de vida poco saludable y sedentario.

¿QUÉ ES UN INFARTO?

Es la interrupción de la circulación normal de la sangre hacia el corazón, lo que provoca la muerte de las células de la zona que queda sin riego sanguíneo. Cuando esto pasa, el proceso se conoce como necrosis y puede afectar a todo el músculo cardiaco, provocando la muerte de quien lo sufre, o solo a una parte de él, causando una serie de secuelas.

¿Cuáles son los síntomas?

Aunque no siempre son los mismos ni se producen con la misma intensidad, las señales más características de un infarto son estas:

  • Dolor u opresión en la parte izquierda del pecho, ya que es en este lado donde se encuentra el corazón. El dolor no cede con el reposo, ni con la respiración ni con ninguna postura.
  • El dolor puede extenderse a la mandíbula, al brazo izquierdo e incluso a la espalda.
  • Dificultad para respirar.
  • El sudor frío también es otro síntoma, aunque no siempre aparece.

A veces los síntomas no son tan claros y el dolor puede afectar a ambos brazos o solo al derecho, cosa que dificulta la sospecha de infarto y retrasa peligrosamente la asistencia sanitaria.

En las mujeres puede ser diferente

Los síntomas de infarto pueden ser distintos en el caso de las mujeres. Según un estudio de la Universidad Binghamton de Nueva York (EE. UU.), las mujeres no interpretan como alarmantes esos síntomas y los atribuyen a otras causas. Por eso, suelen recibir ayuda más tarde y las consecuencias son más graves: el 40% de las afectadas por un infarto coronario muere tras padecerlo, frente a un 25% de los hombres.

Para evitarlo, es muy importante saber que en las mujeres el infarto puede provocar:

  • Dolor abdominal o en la boca del estómago, que suele confundirse con ardor estomacal.
  • Mareos, náuseas o vómitos.
  • Debilidad y fatiga sin motivo aparente.
  • Molestias en la zona del hombro.

Aunque el infarto es más frecuente en los hombres en edades más tempranas,a partir de la menopausia el riesgo se iguala en las mujeres. Esto se debe a que durante la edad fértil los estrógenos ejercen un efecto protector. Pero con la disminución de estas hormonas durante la menopausia aumenta el riesgo cardiovascular. Además, en esta etapa suele subir el colesterol en sangre, y haber más hipertensión y obesidad.

¿Cuáles son las consecuencias?

Según la extensión de la zona infartada y los vasos que resulten dañados, las lesiones serán mayores o menores, y lo mismo ocurre con las posibles secuelas.

Si el infarto es muy extenso, hay una elevada probabilidad de muerte de la persona afectada. Si se sobrevive a un infarto en el que el corazón se ha visto muy afectado, es probable que el paciente sufra una insuficiencia cardiaca crónica.

Por el contrario, si el infarto no ha dañado excesivamente el corazón, se puede volver a realizar una vida normal, pero controlando los factores de riesgo y abandonando la vida sedentaria para evitar un nuevo infarto.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO?

Lo principal ante un infarto es la asistencia médica especializada inmediata. El objetivo del tratamiento es evitar que la enfermedad progrese,o al menos lo haga de forma lenta.

Para ello se utilizan diversos fármacos, como la administración de betabloqueantes, analgésicos, antiagregantes plaquetarios, trombolíticos o calcioantagonistas.Estos medicamentos están destinados a garantizar que la sangre llegue al corazón de manera correcta y evitar cualquier fallo en el flujo sanguíneo normal.

En ocasiones, la medicación no es suficiente y es necesario realizar otro tipo de tratamientos, como la colocación de un bypass coronario (conducto o desvío alternativo) para unir un vaso con otro “saltando” el lugar donde está la obstrucción y así restablecer el flujo sanguíneo.

También se puede realizar lo que se denomina una intervención coronaria percutánea, que consiste en abrir el vaso obstruido y colocar un stent o prótesis vascular, una especie de muelle que evita que el vaso vuelva a cerrarse.

¿CÓMO SE PUEDE PREVENIR?

Adoptar unos hábitos de vida saludables, siguiendo una alimentación sana y equilibrada como la dieta mediterránea y haciendo ejercicio físico con regularidad, es la clave para mantener una buena salud cardiovascular y prevenir el infarto.Además, deben evitarse los siguientes factores de riesgo:

  • Niveles elevados de colesterol y triglicéridos en sangre, trastorno llamado dislipemia.
  • Hipertensión arterial.
  • Obesidad.
  • Tabaquismo.
  • Sedentarismo.

Existen otros factores de riesgo que no se pueden evitar, como los antecedentes familiares y la edad avanzada. En estos casos, aún son más importantes las medidas de prevención anteriores.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

ALIMENTACIÓNALIMENTACIÓN SALUDABLEFITNESSSALUD

Jesús venció la Pandemia: Día 1 – Romanos 8:31-32 – Abr 13

 

«¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?. El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?»

Día 1: El perfecto amor de Jesús

Aquel que teme necesita una revelación del amor de Dios porque vive engañado por las mentiras que el enemigo le hizo creer. El temor te hace vivir bajo el poder de una ilusión, un pensamiento irreal que no te permite vivir en libertad. Solamente el amor de Jesús echará fuera el temor.

Al comienzo leímos el texto de 1 Juan 4:18 que dice: «En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor». Quiero resaltar esta última frase: «el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor». El amor es el que nos protege de la gran sensación de desamparo y orfandad que genera el temor. Jesús desea mostrarnos Su amor y el amor del Padre para con nosotros.

Aquel que tiene padre no es huérfano, solamente quien no lo tiene, lo es. Por lo tanto, cuando alguien dice «tengo padre» pierde la condición de huérfano. Por eso, Jesús nos enseñó a orar el Padre Nuestro, y todo aquel que invoca a Dios como Padre ya no es más huérfano porque tiene como padre al Creador del cielo y de la tierra, a aquel para el que nada es imposible, que vela por tu vida de día y de noche.

Frente al temor que está invadiendo el mundo con este virus, los cristianos somos llamados a perfeccionar nuestra fe. Crea en Dios y créale a Dios hoy más que nunca. Los problemas y la enfermedad son armas del enemigo para apagar el fuego que usted tiene encendido por Jesús. No deje que esos miedos y problemas lo apaguen. En cambio, levante su voz en oración y clamor a Dios por misericordia y piedad. Dios cuida su vida y verá que Él es fiel. 

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

TALLER PARA VOLUNTARIOS

@esdevoluntarios TALLER PARA VOLUNTARIOS ?. – El voluntariado transforma la sociedad porque promociona valores como: La libertad, la igualdad, la solidaridad, la tolerancia, el respeto por la naturaleza y la responsabilidad común. Atrévete a ser voluntario e Inscríbete en nuestro Taller para Voluntarios este 27 de abril de 8 a 12 del mediodía. – Escríbenos para conocer más detalles por @esdevoluntarios Contacto: Andrea González 04249281896 Este taller propone un planteamiento educativo para que las personas crezcan en el ejercicio de ser personas ❤. – Los invitados especiales a nuestro Taller son los Fundadores de @fundacionpequenosdiscipulos No te lo puedes perder. – Participa Construyendo Redes @redes.ve Seguimos #sumandovoluntades@puertoordaz
@fundacionpequenosdiscipulos Gracias por la invitación amigos ❤️
@puertoordaz Excelente iniciativa amigos?. Sigamos creciendo y haciendo ciudad❤

Enséñame a Orar: Día 24 – Mateo 6:6 – Dic 1

Las promesas de Dios para los que oran: Veo, escucho y actúo

Tuve el privilegio de enseñar en una escuela secundaria durante dos años. ¡El aula se ve muy distinta desde el frente! Cuando era estudiante pensaba que el profesor no me podía ver encorvado en el último asiento de una esquina, durmiendo, haciendo garabatos, o haciendo otra tarea. ¡Ah! Desde el frente se ve todo!.

Los mortales pecadores a veces suponen que Dios no debe estar viendo lo que pasa en la superficie del planeta Tierra. Quizás tengan temor de que los malvados queden absueltos de asesinato; quizás tengan temor de que sus necesidades pasen inadvertidas a una deidad distante.

Al contrario. «Cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará» (Mateo 6:6). La capacidad de Dios para observar los detalles de la vida terrenal es asombrosa. La Biblia dice que Dios tiene contado cada cabello de su cabeza y que ningún gorrión puede caer del cielo sin que Dios sea consciente de ello y haya dado su permiso.

Dondequiera que usted viva, vaya donde vaya, no importa el problema que tenga, su Dios puede ver lo que está sucediendo en su vida. Si dice, canta, susurra, o piensa sus oraciones, su Dios lo oye todo. Mensajes enviados, mensajes recibidos. Siempre.

Citas Bíblicas para estudiar:

Hebreos 16:5

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

Buscadores de Sabiduría – Proverbios 2:6 – 6 Nov

Buscadores de sabiduría

La sabiduría es una mercancía preciada. La gente se siente atraída por ella. Es agraciada y atractiva. Representa una palabra del Señor, así que su valor es enorme. Es una razón por la cual vamos a la iglesia, escuchamos la buena enseñanza bíblica, e interactuamos con mentores mayores.

La sabiduría debe ser buscada y pedida. No viene naturalmente; es un regalo de Dios. Es preciosa y extremadamente valiosa.

Dios te envía un regalo que te protege de decisiones que podrían perseguirte toda una vida y te da la confianza ya sea de continuar o de detenerte. También es un arma que Dios empuña en nombre de Sus guerreros. Ésta atraviesa la confusión y la reemplaza con claridad. Destila las decisiones en una secuencia de pequeños éxitos. Advierte de un peligro inminente.

El sabio, sin embargo, no está inmune al pecado. Un hombre sabio o una mujer sabia aún necesita rendir cuentas, incluso más. En efecto, los sabios son propensos al orgullo (Jeremías 9:23). Un corazón sabio mezclado con orgullo piensa que puede levantarse por encima de las reglas. Puede ser sutil al comienzo, pero sus convicciones más profundas empiezan a pudrirse como una base infestada de termitas. Si el orgullo no se mantiene bajo control, este convertirá la sabiduría en engreimiento. Triste es el estado de un líder sabio que permitió que el orgullo diluyera su temor a Dios.

Es el regalo de Dios para llevar a cabo Sus iniciativas del Reino. Si se gasta en uno mismo, se vuelve egoísta.

Así que busca la verdadera sabiduría, cuya principal prioridad es Dios. Una sabiduría mutada sufre de mala práctica espiritual, pero una raza pura de entendimiento da vida espiritual. Es la sabiduría, emparejada con humildad y obediencia a Dios, la que nos prepara para terminar bien. Es auténtica, es apropiada en toda situación. Búscala en la Biblia, en libros, personas, circunstancias, películas, experiencias de vida y en la creación. Una vez que la encuentres, no la des por sentado. Agradece a Dios por los desenlaces sabios. Úsala para Su gloria y Sus propósitos.

Biblia abierta con una taza de café para la devoción de la mañana en la mesa de madera Foto Premium

Permítele a la sabiduría hacerte humilde más que darte un aire de superioridad. Todos somos buscadores de la sabiduría de Dios. La buscaremos hasta que lleguemos al cielo.

Es activa, está viva y siempre necesita una infusión de Dios. Usa la oración como un puente hacia la sabiduría de Dios. Pregúntale a menudo Su perspectiva y Su corazón al respecto.

Permite que la sabiduría te acerque más a tu Padre celestial en adoración y dependencia en Él. Dedícale a menudo tus intenciones sabias a Él. Mantén a tu Padre celestial como tu filtro para la toma de sabias decisiones.

Sé un dispensador generoso de sabiduría para otros, haz tiempo para que la gente conozca tu corazón, y entiendan las lecciones de vida que Dios ha forjado en tu fe. Todos tenemos sabiduría que podemos ofrecerle a los demás. Saca tiempo solo para escuchar las tribulaciones de otros. Sus problemas «principales» necesitan atención. Hazte disponible para escuchar pacientemente con comprensión, y luego en humildad, ofrece opciones para que consideren.

La sabiduría es cortés. Da respuestas a todo cuando es pedida en un espíritu de gracia, como un compañero que busca la sabiduría.

Busca y da sabiduría, motivada por humilde sumisión a Dios.

Agradecemos al devocional «Buscando Diariamente el Corazón de Dios«, visita: https://www.wisdomhunters.com/

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

Hecho Posible – Gálatas 5:22-23

Más el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

Cuando un abogado le preguntó a Jesús cuál era el mandamiento más grande, Él dijo: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo 22: 37, 39). ¡Qué tarea tan abrumadora!

Para ninguno de nosotros es posible vivir a la altura de esta obligación con nuestras propias fuerzas, pero el Señor ha provisto una manera para que los cristianos logren lo imposible.

La presencia interior del Espíritu Santo obra para producir su fruto en nosotros, y el primero en la lista es el amor (Gálatas 5:22). De hecho, las otras ocho cualidades son solo descripciones de su expresión.

Cada vez que demostramos bondad, paciencia o benignidad, vemos al amor del Señor actuando a través de nosotros, sobre todo cuando la otra persona ha sido poco amable y no merece tal trato agradable. Este fruto no se produce al tratar de armarnos de buena voluntad para con alguien insoportable o difícil de tratar.

Pensemos en el proceso más como la savia que corre a través de la rama de una vid. La rama no produce uvas, sino la savia. Asimismo, el Espíritu fluye en nuestro interior produciendo el amor de Dios en nosotros, para que podamos transmitirlo a Él y a los demás.

El amor ágape es la razón por la que podemos amar a alguien que nos trate mal; es Dios quien lo hace, no nosotros.

Incluso la adoración que rendimos al Señor no es algo que podemos producir en nuestro corazón sin su ayuda. Aunque la orden de amar es titánica, la gracia de Dios lo hace posible.

Oración:

Señor, que Tu gracia haga posible, que pueda amar, y perdonar, incluso en circunstancias en las que me han herido, confiando en Tu poder, que todo lo alcanza.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA