OTROS ARTÍCULOS

Sabiduría por medio de la humildad – Proverbios 11:2 – Nov 8

La sabiduría está recargada con humildad. Es una parte íntegra de la humildad. La humildad contiene una enorme cantidad de contenido valioso. De hecho, la sabiduría es uno de nuestros recursos más altamente venerados.

Si quieres sabiduría, aprópiate de humildad en tu corazón.

La humildad entrega sabiduría al igual que un chofer lleva a su cliente a su destino. La sabiduría viaja con humildad. De alguna manera, la sabiduría no se impone a la humildad. Los humildes entienden la necesidad de la sabiduría de Dios. Se acabó la pretensión de un gurú autonombrado que cree que ya lo sabe todo. La humildad es muy clara en su necesidad de que los pensamientos de Cristo se crucen con su inteligencia.

La humildad es lo suficientemente inteligente como para confesar lo que no sabe.

Demasiado en la vida está fuera del alcance de la razón humana. Tiene que haber más que la comprensión del hombre. No somos lo suficientemente objetivos para descubrir la mejor opción con nuestro propio entendimiento limitado. Necesitamos la sabiduría de Dios para lavar nuestro pensamiento y dejar Su justo residuo. La humildad nos posiciona para recibir sabiduría de Dios y otros. Es un proceso de crecimiento. Incluso Jesús creció en sabiduría (Lucas 2:52).

Lo que necesitamos para recibir sabiduría…

El orgullo te empuja fuera de posición para recibir sabiduría. Es como en el béisbol cuando el jugador en primera base se alinea en el jardín izquierdo. Él está fuera de posición una vez que la pelota entra en juego al ser golpeada. Nadie está en primera base para recibir el balón. Sin humildad, estás fuera de posición para recibir sabiduría. Puede que incluso desees sabiduría, pero sin humildad, te faltará la instrucción celestial.

Dios rara vez imparte su sabiduría a una persona orgullosa porque Él sabe que no puede confiar en esa persona. ¿Por qué confiarle esa valiosa información a alguien que la malgastará o la gastará todo en sí mismo?

Dios sabe que el humilde de corazón será un buen administrador de la sabiduría. De hecho, la humildad pone en el corazón el hambre de sabiduría. Despierta un apetito por los bocados de la sabiduría.

Una vez que ajustes tu dieta espiritual para consumir sabiduría, nunca volverás a la comida chatarra de la sabiduría mundana (1 Corintios 1: 20-30). La sabiduría del mundo está posicionada en el orgullo. Es una lucha de poder sobre quién puede ser el más astuto y el más rápido para ser más astuto que su oponente. Todo es competencia para los orgullosos. Él orgulloso tontamente compite por la posición a través de su propio poder. Los humildes, por otro lado, son pacientes para esperar a Dios. Hay una profundidad de diligencia y determinación que acompaña a la sabiduría nacida de la humilde confianza en Dios.

La desgracia es el compañero de viaje del orgullo. El orgullo puede conseguirte lo que deseas, pero solo te deja con una estela de desgracia en tu espejo retrovisor.

Mejor ser humilde y seguir los caminos de la sabiduría. La sabiduría te permite descansar bien; da gracia; la sabiduría obtiene resultados sin arrepentimientos. Así que, humildemente, invita y dale la bienvenida a la sabiduría de Dios.

Agradecemos al devocional â€œBuscando Diariamente el Corazón de Dios“, visita: https://www.wisdomhunters.com/

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

Jornada de Alimentación “Arepa de Amor”

Hoy 21 de julio de 2018 estuvimos acompañando el Programa #Arepadeamor (@arepadamor ) de la Fundación Cielos Abiertos en alianza con la Organización “Yo te ayudo Venezolano”. Más de 200 niños de diferentes sectores, reunidos en el Sector Villa Victoria, tuvieron la oportubidad de compartir entre bailes, pinta caritas, cantos y sobre todo, de poder disfrutar de su #Arepadeamor


Yasibit Bolívar, organizadora de esta Jornada de Alimentación expresa que el programa @arepadamor es un acto de Fe para la Esperanza en #Venezuela
Si quieres unirte a esta iniciativa y programa como voluntario, comenta y disfruta con nosotros. 
Sigamos #sumandoVoluntades

La Vida es un ratito: Día 2 – Proverbios 19:11 – Ago 26

Vive perdonando

¡No podemos vivir este ratito por la vida haciendo que pierda total sentido de belleza y disfrute a causa del resentimiento!

La falta de perdón se ha convertido en uno de los mayores males de la humanidad porque ha logrado que muchísimas personas vivan anclados al dolor que les ha producido alguna traición o alguna falta de una persona en el pasado.

Vivir perdonando trae posibilidades de cambio y transformación. En el cual se acepta pero no se resigna, se aprende para crecer y no para sufrir. Se deja de ser víctima y se convierte en aprendiz.

Perdonar no es aceptar los hechos ocurridos, no es olvidar, tampoco es negar lo que pasó. El perdón no justifica pero definitivamente tampoco juzga. El perdón libera del pasado y pone las cosas en su justa medida en el tiempo presente, en el ahora, en el tiempo de Dios.

El Apóstol Pablo escribió, sabiamente, que Dios usa todas las cosas que nos suceden para nuestro bien. Aún las heridas causadas por otros, pueden traer enseñanzas y experiencias enriquecedoras si dejamos que Dios haga Su parte.

Es necesario para ti mismo abrir el corazón al perdón, liberarte de toda esa carga que pesa y no te deja avanzar encaminado a esa plenitud que anhelas. Perdonar trae libertad del miedo, del dolor y de la culpa. Puede que parezca una tarea difícil, de hecho en algunos casos suena imposible, sin embargo, el ejercitar el proceso de perdón puede representar una oportunidad de mirar el futuro con libertad.

Perdonar es una decisión personal propia y voluntaria que favorece muchísimo más a quien decide hacerlo, ya que la falta de perdón es como un veneno que se toma a diario a gotas y termina matándonos. El perdón toma el corazón roto y lo repara, engancha el corazón atrapado y lo libera, apresa el corazón manchado por la vergüenza y la culpa y lo devuelve a su estado inmaculado.

La medida del perdón es el perdón sin medida, setenta veces siete, es decir, un perdón sin fin, a diario, con todos, porque de esa manera Dios nos ha perdonado a nosotros mismos.

El perdón es una actitud de vida. Si vives perdonando, avanzas más ligero por la vida y serás capaz de llegar más lejos. Será una buena forma de convivir contigo mismo y con los que te rodean, perdonar te ayudara a vivir este ratito de una manera más disfrutable.

Citas Bíblicas para estudiar:

Mateo 6:14-15

Proverbios 19:11

Mateo 18:21-22

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

En Guía, Salud y Vida, te invitamos a revisar nuestros artículos de interés:

DIRECTORIO MÉDICO â€“ SALUD â€“ BELLEZA â€“ FITNESS â€“ BEBE Y MAMÁ â€“ MENTE SAN

La Genialidad de la Generosidad: Día 1 – Hechos 20:35 – Jun 16

«En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir»

Probablemente estás acostumbrado a pensar acerca de la generosidad como un “deber”, un aspecto necesario, pero nada atractivo de la vida cristiana. Si es así, veamos cuatro razones sencillas del por qué es realmente la manera más sabia de vivir.

1. La generosidad es una gran idea porque cambia nuestras vidas.

Las personas que dan generosamente se sienten bien por hacerlo y son bendecidas en maneras que nunca habían esperado. Cosas grandes suceden en ellos, y cosas grandes suceden a quienes les rodean. Jesús dijo que es mejor dar que recibir (Hechos 20:35). Proverbios 11:25 nos dice, “El que es generoso prospera; el que reanima será reanimado.”

2. La generosidad nos conecta con otros

Cuando las personas son generosas y llenas de gracia, muestran amor y alegría. Hay algo muy atractivo en quienes tienen un sentido de amabilidad, aquellos que sirven a los demás, aquellos que pagan la cuenta de alguien más o que aún están dispuestos a incomodarse ellos mismos para extender la mano y ayudar a otros. Las personas generosas generan sentimientos positivos en sus relaciones, lo que causa que otros quieran estar a su alrededor.

3. La generosidad nos ayuda a invertir en lo que realmente importa

La generosidad también es una gran idea porque es una inversión garantizada de alto rendimiento. Esto es más que una cuestión práctica. Espiritualmente, la generosidad nos protege de las malas inversiones de nuestro tiempo, nuestro talento y de nuestro tesoro, y crea riquezas a largo plazo.

En cierto sentido, todo lo que haces es una inversión. Siempre estás invirtiendo tu tiempo, talento y tesoro en algo. Y en lo que sea que te estés vertiendo, ahí es donde está tu corazón.

4. La generosidad libera nuestros corazones

Jesús quiere protegernos de malas inversiones y prepararnos para inversiones eternas. El principio se trata de algo mucho más importante que de nuestras finanzas; se trata de nuestro corazón.

El dinero es un espejo de nuestro corazón delante de Dios. Si quieres una medida precisa de tu relación con Dios, revisa tu estado de cuenta bancaria y tus gastos en la tarjeta de crédito. Fíjate hacia dónde va tu dinero. Esto te dirá en dónde está puesta tu devoción.

Hay dos tipos de tesoros en la vida: los que son temporales y los que duran para siempre. Tenemos que decidir para qué tipo de tesoro vamos a vivir, si vamos a vivir para el hoy o para la eternidad. Si nuestros ojos están puestos en las cosas de Dios, Él es nuestro Señor. Si nuestros ojos están puestos en las cosas del mundo, entonces esas cosas son nuestro señor.  

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

21 Días de Promesas de Dios para tu Vida: Día 5 – Apocalipsis 1:5-6 – Feb 20

«…Y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén»

Dios te ha hecho parte de su real sacerdocio

La mayoría de nosotras usamos una diversidad de sombreros: hijas, hermanas, madres, amas de casa, vecinas, empleadas, contribuyentes, aficionadas, miembros del club. Y la lista continúa.

Si somos creyentes en Cristo, podemos agregar elementos a esa lista. Cuando respondemos a la gracia de Dios y ponemos nuestra confianza en Cristo, nos convertimos en una «nueva creación» (2 Corintios 5:17). Y eso no es todo. A través de nuestra fe, Dios nos declara sus «hijos» amados (Juan 1:12). Entre otras designaciones, la Biblia también nos identifica como «servidores» de Dios (1 Corintios 4:1),»embajadores» (2 Corintios 5:20) y «soldados» (2 Timoteo 2:3).

Hay una identidad más alentadora que considerar. El apóstol Juan, en el capítulo inicial de Apocalipsis, describe a los creyentes como «sacerdotes». La idea aquí es que, al igual que los sacerdotes del Antiguo Testamento, hemos sido separados por Dios para servir a Dios. Ayudamos a otros a encontrar a Dios. Ese es nuestro propósito expreso como parte del «real sacerdocio» de Dios: vivir nuestras vidas completamente para Él.

La promesa de Dios para mí

Te he hecho sacerdote para que me sirvas

Mi oración a Dios

Jesús, gracias, no sólo por liberarme del pecado, sino también por concederme el gran privilegio de servirte para siempre. Permíteme comenzar sirviéndote este día.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

MENTE SANA: Aprende a escuchar para vivir mejor

0

Muchos problemas de pareja o familia tienen su origen en la torpeza para escuchar al otro, que impide comprenderle y alimenta el malestar. ¿Cómo corregirlo?

La vida familiar podría compararse a un iceberg: la mayoría de personas solo son conscientes de una décima parte de lo que ocurre, la décima parte que pueden ver y oír. Algunas sospechan que puede haber algo más, pero no saben qué ni cómo averiguarlo.

Así como la suerte del marino depende de su conocimiento de que la mayor parte del iceberg se oculta bajo el agua, el destino de una familia depende de saber comprender los sentimientos y necesidades subyacentes tras los acontecimientos familiares cotidianos.

En otras palabras: «¿qué sucede debajo de la mesa?», escribió Virgina Satir, pionera en comunicación y terapia familiar. Responder a esa pregunta no es fácil. Requiere asumir de entrada que ignoramos muchas cosas sobre quienes conviven con nosotros.

Incluso en una relación íntima cuesta llegar a conocer al otro en su totalidad o expresarse con plena libertad y sinceridad.

Cuidar la comunicación que se establece con los seres más queridos es la única forma de poner luz bajo la mesa. Es también la base de cualquier relación, el valioso puente que permite entender al otro y compartir verdaderamente algo con él.

Comprender la perspectiva del otro

«Las tres reglas más importantes para salvar los problemas de comunicación, tanto en el seno familiar como fuera de él, son escuchar, escuchar y escuchar. Si no escucho, por mucho que mi discurso sea interesante, por bien que me explique, no será posible un diálogo y tampoco lo que diga llegará de verdad al otro.

La comunicación implica un intercambio: hay una información que va y otra que viene. Una forma sencilla de saber si estamos escuchando es que al menos la mitad del tiempo se dedique a la escucha. Si el tiempo de hablar no iguala al de escuchar, es señal de incomunicación», asegura Marcel Genestar, especialista en Programación Neurolingüística.

Dominar el arte de escuchar lleva toda una vida. Escuchar es una auténtica muestra de amor que requiere vaciarse de los pensamientos, prejuicios y creencias que impiden contactar con el otro.

¿Cuántas veces, en una discusión de pareja, por mucho tiempo que se dedique a hablar de un tema no se llega a ningún acuerdo? Eso indica una falta de comunicación, y suele deberse a que ninguno escucha poniéndose en el lugar del otro, abriéndose a la posibilidad de dejarse influir, de ceder terreno, de revisar su visión de las cosas y así acercarse a comprender la perspectiva de su pareja.

«Es importante esforzarse para escuchar lo que realmente el otro nos está diciendo y no caer en la tentación de escuchar simplemente lo que ya suponíamos o deseábamos oír.», recomienda Javier Muro.

«En la pareja se entra fácilmente en la dinámica de escuchar al otro con la intención de confirmar las creencias sobre él, creencias que incomunican. Para romper esta incomunicación es preciso esforzarse por adentrarse en el mundo interno de la pareja dejando de lado el propio y aparcando los reproches«, precisa Javier Muro, director de un sistema de trabajo llamado «Lo corporal».

Para salir de la dinámica del reproche continuo podemos practicar este ejercicio:

  1. Por espacio de diez minutos un miembro de la pareja realiza todos los reproches que necesite al otro, mientras este los escucha en silencio sin posibilidad de replicar ni gesticular.
  2. Transcurrido ese tiempo se invierten los papeles.
  3. Luego los dos se levantan y ya no hablan más de la cuestión.

¿Qué actitudes entorpecen la comunicación?

Emitir juicios, estar a la defensiva, pensar en la réplica que se va a dar o la solución que se va ofrecer son formas de favorecer la incomunicación.

  • Dar por sentado que el otro puede saber lo que se siente o se piensa sin haberlo expresado.
  • Estar demasiado pendiente de caer bien y de evitar el enfrentamiento.
  • Cambiar de tema o bromear cuando el otro intenta expresarse.
  • Estar enfadado o tener una actitud crítica o autocompasiva disminuye la capacidad de escucha.
  • Tener el hábito de compararse o de comparar.
  • Esforzarse en ofrecer consejos y soluciones cuando el otro está expresando un problema. A menudo se busca más un hombro donde apoyarse o llorar, una persona que acompañe, permita desahogarse o aclarar ideas que un plan para resolver un problema.
  • Ignorar que los vínculos familiares cambian (cuando llega un nuevo miembro a la familia, un hijo entra en la adolescencia o deja el hogar…).
  • Prohibir tácitamente los comentarios en la familia es una forma de desarrollar personas cohibidas.

Hablar con los hijos: Acompañar en lugar de mandar

Los psicólogos norteamericanos Matthew McKay, Martha Davis y Patrick Fanning, autores de Mensajes: el libro de las técnicas de comunicación (Ed. RCR), afirman que la escucha auténtica tiene una de estas cuatro intenciones:

  • Entender al otro.
  • Gozar con él.
  • Aprender algo de él.
  • Ayudar o consolarlo.

Uno de los principales obstáculos para que los padres escuchen a sus hijos sin ideas preconcebidas es que dedican buena parte de su comunicación a reprenderles o a dictarles normas de conducta.

Pero, si no se escucha a los hijos, estos difícilmente pueden aprender a su vez a escuchar. Y es probable que no se sientan respetados ni valorados.

«La palabra educar viene del latín ‘educo’, que significa acompañar, estar al lado. No se trata de ser amigo de los hijos, porque como asegura el juez de menores de Granada, Emilio Calatayud, ‘si ante todo eres un amigo de tu hijo, entonces este se queda huérfano’. Se trata de preocuparse por cómo se sienten, pedirles opinión, hablarles de cómo nos sentimos, pedirles excusas cuando nos equivocamos… Para que ellos nos reconozcan, nosotros tenemos que reconocerlos«, señala Marcel Genestar.

Si no se les puede atender cuando lo reclaman y se les pide que esperen, conviene después agradecerles el gesto que han tenido al aguardar.

La psicóloga Neus Figueras añade: «Al igual que la madre escucha el llanto del bebé esforzándose por descifrar su significado, hay que escuchar preguntándose: ‘¿qué querrá decir con esto?‘ Ese esfuerzo es recibido por el niño como una caricia, como una forma de amor que es importante seguir ofreciendo a lo largo de todo su crecimiento, y ofrecerla también en la comunicación con los adultos.»

«Entre padres e hijos no debería haber temas tabú. Es más, conviene mantener conversaciones sobre drogas, sexo, etc. antes que callar. Si cuando un niño pregunta nos extendemos en dar una explicación, entonces se le está estimulando a nivel cognitivo y motivando para que desarrolle su curiosidad, que es una forma de alegría. A través del diálogo se da al niño identidad, seguridad, autoestima y afecto para que sienta que forma parte del grupo. Así se facilita su entrada en la vida».

En una familia creativa las normas son flexibles y están sujetas a cambios. Esos cambios ayudan a que nadie quede encasillado y a hacer más fluida la relación con la sociedad.

Lo que no se dice también es importante

Comunicarse de verdad puede ser un reto pendiente, tanto en la familia como en la pareja.

«Tan importante como comunicarse es que hacerlo responda a un deseo y no a un deber. ¿Cuántas veces en la pareja uno acaba recriminando al otro: ‘Es que no me cuentas nada; no hablamos’. Vencer la incomunicación implica a su vez respetar el deseo del otro a no expresarse.

Ese respeto es un puente hacia el entendimiento porque también nos expresamos a través del silencio. Admitir el silencio del otro sin acritud puede representar un importante cambio en la calidad de la comunicación familiar», asegura Javier Muro.

Y es que la comunicación va más allá de las palabras que a menudo se quedan cortas para expresar todo aquello que sentimos por los seres más queridos.

Depende también de un gesto, una mirada, una postura corporal, una caricia, un tono de voz… Todo puede convertirse en un gesto de amor que refuerce el vínculo, un vínculo vivo que cambia y que se aprende a enriquecer día a día. El contacto visual facilitará la comunicación familiar.

Ejercicios para fomentar la comunicación en familia

Los siguientes ejercicios pueden ser útiles:

Observar la comunicación

Dedicar unos días a observar el tipo de comunicación que se mantiene con los hijos, la pareja o los padres, incluso poniendo una grabadora, amplía la conciencia sobre los mensajes más habituales que se emiten, así como sobre el tono y la actitud que los acompañan.

Dedicar un tiempo simplemente a observar la manera en la que uno se comunica y establece diálogo con la familia, analizar qué tipo de información se intercambia (relatos, órdenes, acusaciones, quejas, sentimientos, trivialidades…), qué tono se utiliza y qué tiempo se dedica a ello sin entrar en culpabilizaciones ayudará a detectar la raíz de la incomunicación.

¿Qué personaje encarno?

Hay cuatro personajes que resumen la forma de comunicarse:

  • el que acusa o culpa, dando a entender que él manda (con su tono viene a decir: «nunca haces nada bien»);
  • el aplacador, que se muestra de acuerdo con todo;
  • el superrazonable, que parece calmado, frío e imperturbable;
  • y el irrelevante, que da a entender que su aportación nunca tiene importancia ni sentido.

Conviene reflexionar con qué personaje uno se identifica más.

Proponer un diálogo

Eligiendo un buen momento y un espacio cómodo, se invita a la familia a dialogar sobre un tema que preocupe y en el que cada uno tenga su turno para expresarse, pero sin estar obligado a participar. Conviene realizar preguntas abiertas.

Empezar abordando temas banales para poco a poco adentrarse en otros más importantes es una buena opción, sobre todo al dialogar con los niños y adolescentes. De ese modo se evita que se parapeten o se sientan sometidos a un interrogatorio de tercer grado.

Abrirse a la verdad

Preguntarse qué necesidad uno no se ha atrevido a expresar a su familia y reformular las críticas y quejas en peticiones concretas ayuda a fomentar relaciones más satisfactorias.

Decir la verdad, por incómoda que sea, es la mejor forma de entenderse. La comunicación menos honesta, directa e inespecífica tarde o temprano alienta un conflicto.

Aprender a ser cada vez más explícito y sincero con los propios sentimientos genera relaciones más auténticas e impulsa a los otros a hacer lo mismo. Se trata básicamente de atreverse a exponer las necesidades en primera persona.

Por ejemplo: «Necesito que me atiendas; a veces me encuentro muy solo». Es útil concluir con expresiones del tipo: «Quiero que conozcas mis sentimientos para pedirte…», «Te rogaría que me ayudaras…».

Para hacerlo conviene basar el mensaje en frases que empiecen por «yo» y no por «tú».

Vencer temores

Los temores más comunes en el seno de la familia son del tipo: me podría equivocar, podría molestar, me van a criticar, pensarán que no sirvo para nada, él o ella podría alejarse… Es saludable plantearse afrontarlos.

Conviene vencer el miedo a mostrar emociones como el enfado o la tristeza porque con ello se da permiso a los hijos y al resto de personas de la familia para hacerlo también.

Hay familias que se califican como abiertas y dialogantes. Sin embargo, pueden no abordar nunca lo que les preocupa o les separa. Pero una buena comunicación familiar implica poder explicar cómo se siente uno.

Sentimientos en palabras

Iniciar una nueva dinámica familiar en esa dirección –fundiendo parte del iceberg del que hablaba Virgina Satir– es tan complicado y tan simple como que alguien se atreva a romper el hielo expresando cómo se siente.

Casi por arte de magia el resto se verá invitado a explicar también lo que le preocupa, sin que sea necesario un interrogatorio y con un modelo que servirá de guía.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

DEPORTES â€“ EJERCICIOS â€“ FITNESS â€“ SALUD â€“ SALUD DE LA A-Z

REJUVCHIP: Potencia tu Líbido y Sexualidad

0

Con el paso de los años la función hormonal del cuerpo disminuye lentamente, como parte del proceso natural de envejecimiento. Con el avance de la medicina estética y los tratamientos antienvejecimiento, hoy es posible que con un implante (mini chip) de testosterona, que se introduce por debajo de la piel. Hombres y mujeres puedan disfrutar de una serie de beneficios para su salud como: aumento de la energía física y mental, mejoramiento en el rendimiento sexual, un estado físico saludable y una mejor sensación de bienestar.

Las mujeres además, también se benefician con un alivio de los sofocos durante la menopausia, el rejuvenecimiento vaginal, el aumento de la densidad ósea, mejora del sueño y el alivio del síndrome premenstrual.

¿Qué es RejuvChip?

RejuvChip es la forma más natural (hormonas bioidénticas naturales) de lograr mejoría del estado general, de la fuerza muscular, de la sensación de bienestar general, de la líbido y la sexualidad.

De acuerdo con datos de la investigación, los implantes de testosterona tratan eficazmente los síntomas decaimiento o cansancio, calores, disminución de la libido y aumento de peso. Los implantes se colocan debajo de la piel, de manera consistente y en pequeñas dosis fisiológicas de hormonas, que proporcionan la terapia ideal sin efectos secundarios. Los Pellets o implantes son hechos de hormonas (por ejemplo testosterona), que son condensados en pequeños cilindros sólidos. Estos pellets son más grandes que un grano de arroz y más pequeño que un caramelo “Tic Tac”.

El «Chip de la Juventud» es el nombre comercial de una pequeña miniesfera de testosterona antienvejecimiento con hormonas bioidénticas (exactamente iguales a las hormonas que produce el cuerpo) extraídas de un vegetal, que puede ser la planta de la soya o la papa.

La Dra. Karen Rueda explica que este minichip, que mide unos 3 milímetros, se implanta a la altura de la cadera por debajo de la piel en un procedimiento sencillo y que no dura más de 10 minutos en consultorio y no genera ningún tipo de dolor. 

La cápsula es totalmente natural y va liberando paulatinamente testosterona, cuya función principal es retrasar el envejecimiento y regular los niveles hormonales por lapsos de 3 a 4 meses en mujeres y de  4 a 5 meses en hombres. Los implantes de testosterona no aumentan el riesgo de coágulos sanguíneos como la terapia de reemplazo hormonal convencional o sintética ya existente.

Los trastornos hormonales que surgen a causa de la dominancia del estrógeno como: el cáncer de mama, fibromas uterinos, obesidad y la fibromialgia han mostrado mejoras, gracias al uso de este implante.

Todos los tipos de testosterona como testosterona natural del humano, la de síntesis química (medicamento) y las bioidénticas (Pellet) tienen múltiples efectos en la mujer dentro las más importantes:

  • Aumento de la Líbido y obvia mejoría de la sexualidad
  • Aumento de la energía de consumo diario y mejoría del humor
  • Proporciona mejor calidad del sueño nocturno
  • Aumento de la masa muscular y facilitación del descenso de peso
  • Mejora de la memoria
  • Ayuda al reestablecimiento de la densidad ósea (En pacientes con osteopenia y/o osteoporosis)
  • En hombres, mejora la erección tanto en calidad como en persistencia de la misma
  • Ya hay estudios que muestran su beneficio en el tratamiento de migrañas y/o cefaleas
  • Se estudian las mejorías en el tratamiento de enfermedades degenerativas neurológicas como el Alzheimer y el Parkinson.

Puede encontrar esta novedosa tecnología comunicándote con la Dra. Karen Rueda, quien puede ofrecerle toda la información y esclarecer las dudas que tenga sobre éste procedimiento. Existen investigaciones científicas que sugieren que los chips de testosterona pueden reducir el riesgo de cáncer de seno, por ejemplo, ya que el implante ayuda al cuerpo a alcanzar un equilibrio hormonal. Cuando la testosterona natural es distribuida de esta manera, lenta y constantemente en el cuerpo, imita la fisiología inherente del cuerpo, resultando en efectos secundarios mínimos y mejores resultados.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

RELACIONES â€“ SALUD â€“ SALUD DE LA A-Z â€“ SALUD SEXUAL