OTROS ARTÍCULOS

ZUMBA: Guía fácil para iniciar

¿Entrenar y ejercitar el cuerpo tiene que seguir siempre la rigidez del gimnasio o la disciplina de los deportistas de élite? No. Para ser constantes en los resultados, hay que disfrutar de la actividad. Para ello, nada mejor que la música y dejarte guiar por ella, como ocurre en el caso de la Zumba. ¿Te suena a moda? Quemarás más calorías y te moverás con más ganas, ¿Quieres saber cómo? Atento a nuestra guía fácil de iniciación en Zumba. ¡Verás qué rápido te pones en forma, pasándotelo bien!.

Qué es la Zumba

La zumba es una disciplina que se centra en ejercicios aeróbicos. Para desarrollarlos y ejecutarlos utiliza la música y el ritmo como un marcador o guía, especialmente los ritmos latinos como la salsa, el merengue o la bachata.

A diferencia de los ejercicios tradicionales, en zumba se sigue una determinada coreografía, que es lo que marca el ritmo. Aun cuando se considera como un ejercicio menor, la zumba es una actividad exigente, con resultados reales: quemar grasa y fortalecer músculo.

Qué es la Bailoterapia

La bailoterapia implica mover el cuerpo a través del ritmo y el baile a modo de terapia para mejorar el bienestar físico y mental.

¿Se utilizan solo ritmos latinos? No existe ninguna regla que los imponga, pero sí es cierto que este tipo de música resulta propicia para coordinar y trabajar músculos de una forma distendida y menos intensiva que los entrenamientos más exigentes en el gimnasio.

Beneficios de la bailoterapia

El baile es en sí un ejercicio. Si bien se ha puesto de moda, existen evidencias de que bailar aporta estos beneficios al bienestar físico y mental de la persona.

En el ámbito físico, permite mejorar la coordinación, ya que se desarrollan las capacidades motoras. De esta forma, se es capaz de conocer y controlar el cuerpo.

El movimiento que implica practicar Zumba también mejora la circulación de la sangre, por lo que notarás menos cansancio, varices y otras consecuencias de una mala circulación.

En tercera instancia, se trabajan los músculos consiguiendo una tonificación mayor. Y a nivel mental, además de mejorar el autoestima, libera tensión del día a día, como cualquier otro ejercicio físico.

Beneficios de practicar Zumba

Así pues, antes de exponer cómo iniciarse en Zumba paso a paso, conviene conocer qué beneficios aporta la Zumba como una disciplina más dentro de la bailoterapia.

Además de esos beneficios relatados en los párrafos anteriores, la zumba ha demostrado ser efectiva para quemar calorías y mejorar la resistencia de los músculos.

Quienes van a clases de zumba saben que, junto con la coordinación y el ritmo, se mueven todos los músculos, con rutinas más variadas que las series y rutinas de entrenamiento más estancas.

Guía fácil de iniciación en Zumba paso a paso

Lo primero que queremos poner blanco sobre negro es que la zumba la pueden practicar todas las personas, sean hombres o mujeres. No es una actividad femenina. De hecho, existen más monitores masculinos que femeninos. En segundo término, no tienes que ser profesional del baile para aprovechar todo lo que tienes que aportar la zumba.

Dicho esto, comencemos esta guía fácil de iniciación en Zumba insistiendo en un concepto: el baile es una excusa para mover y ejercitar los músculos. Al igual que con cualquier otra actividad para llevar una vida activa, no se exige un conocimiento o una práctica previa. Ni siquiera una forma física concreta. Lo importante es la constancia y la práctica. Más allá de esto, una vez que se entiende y comprende su alcance se disfruta incluso más.

¿Con qué frecuencia se debe practicar Zumba?

Cuando se inicia cualquier actividad física, sobre todo después de un parón o un modo de vida sedentario, no es aconsejable imponerse objetivos inalcanzables. En el caso de los ejercicios de Zumba, la recomendación de los especialista pone el foco en comenzar con sesiones más cortas, de unos 20 minutos, al menos tres veces por semana.

Toda vez que se gana resistencia y forma física, se puede plantear un aumento del tiempo en ejercicio por clase hasta los 60 minutos.

Si eres principiante en Zumba, no te sobreesfuerces ni recargues los músculos: regula la intensidad que se pone en los ejercicios para pautar una progresión ascendente.

Por supuesto, resulta vital mantener un modo de vida saludable parejo a la actividad física que se realiza, y tomar buena nota de lo que es el entrenamiento invisible.

Pasos básicos de Zumba explicados para principiantes

Definidos los campos de acción, los beneficios y cómo iniciarse en Zumba, proseguimos esta guía fácil de iniciación en Zumba con los pasos básicos de zumba para principiantes. Ten en cuenta que vamos a mezclar el baile con ejercicios y movimientos aeróbicos.

Paso básico de Zumba: el merengue

El paso más básico para iniciarte en zumba es el base del merengue: dar un paso hacia adelante, corto, sin elevar mucho el pie y acompañar el movimiento en coordinación con los brazos, los cuales pueden realizar movimientos circulares en el entorno de la cintura.

La cumbia o cómo trabajar piernas y cintura

A diferencia de la salsa y el merengue, la cumbia tiene movimientos más suaves. Sus movimientos permiten introducir algunos ejercicios de tonificación como sentadillas. Para comenzar con zumba si eres principiante, será suficiente con los pasos básicos de la cumbia.

En primer lugar, hay que dar pequeños pasos al frente primero con un pie y luego con el otro, como si fueras arrastrándote. Este sencillo paso genera un movimiento de cadera que te permite calentar los músculos del abdomen y los glúteos.

A continuación, puedes introducir movimientos de brazos, abrir más el paso y jugar con combinaciones de dirección para darle vistosidad. En todo momento vas a trabajar la cintura.

La zancada y el cha cha chá

Ya hemos mostrado algunos ejercicios de cintura, con menor actividad o incidencia en las piernas. Si le quieres meter algo de trabajo de estos músculos, introduce movimientos del cha cha chá.

Desliza el cuerpo hacia una dirección con dos pasos y repite la acción hacia el contrario. En este paso básico, de vez en cuando puedes aprovechar para hacer zancadas (poco ortodoxas, pero válidas).

Implicamos los brazos y hombros, con un poco de merengue

A medio camino entre la cumbia y la salsa se mueve el meregue, donde las piernas y la cintura también son protagonistas pero que se presta a introducir movimientos para activar los dorsales.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

DEPORTES – EJERCICIOS – FITNESS

Algunos Cuidados para el Pie Diabético

El pie diabético es una causa común de hospitalización. Para evitar complicaciones mayores, es fundamental aprender a cuidarlo correctamente. 

Cuidar el pie diabético es de suma importancia, ya que implica que el paciente es más susceptible a padecer determinados tipos de lesiones, ya sean intrínsecas o extrínsecas. Por ende, se trata de una condición de riesgo.

La diabetes es una enfermedad de carácter crónico que afecta a un 4% de la población española. Produce un aumento importante de los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre. Esto ocurre al producirse escasez o ausencia de secreción de insulina.

La insulina es una hormona segregada por el páncreas que ayuda a que la glucosa proveniente de los alimentos, entre en las células para suministrarles energía. Si no hay suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre, provocando problemas de salud graves con el paso del tiempo.

¿Qué es el Pie Diabético?

Se denomina pie diabético a una alteración clínica de origen neuropático (afectación en los nervios) e inducida por la hiperglucemia (azúcar alto). Puede producirse con o sin coexistencia de isquemia (falta de riego sanguíneo), y previo desencadenante traumático, produce lesión o ulceración del pie.

A día de hoy, es la principal causa de amputaciones no traumáticas en España y otros países del mundo, dado que es común que los pacientes sufran complicaciones, tales como úlceras y neuropatías (pérdida de sensibilidad). Y según la Organización Mundial de la Salud, la diabetes afectará a más de 330 millones de personas para el año 2030.

“La detección precoz de los factores de riesgo ayudará a reducir un elevado número de lesiones asociadas con el pie diabético al permitir y evitar el número de casos extremos que desembocan en amputación

Consejos generales para cuidar el Pie Diabético

  • Jamás camines descalzo. El daño de los nervios disminuye la sensación, así puede ocurrir que no sientas piedras u objetos pequeños atrapados en tu pie.
  • Lava tus pies todos los días con un jabón suave y agua tibia. No ponga tus pies en remojo. Cuando los seques, da golpecitos suaves en cada pie con una toalla en vez frotarlos vigorosamente. Ten mucho cuidado con el secado entre los dedos de tus pies.
  • Usa loción para mantener la piel de tus pies suaves e hidratados. Esto previene las grietas que se hacen por piel seca y reduce el riesgo de infección. No pongas loción entre los dedos.
  • Corta las uñas del pie, sin darles forma curva, y evita cortar las esquinas. Usa una lima o un cartón de esmeril para uñas. Si detectas una uña encarnada, acude a tu médico.
  • No uses soluciones antisépticas, medicamentos de venta libre, almohadillas de calor ni instrumentos afilados en tus pies. Tampoco pongas tus pies sobre los radiadores ni frente a la estufa.
  • No fumes. Fumar daña los vasos sanguíneos y reduce la capacidad del cuerpo de transportar oxígeno. En combinación con la diabetes, el tabaquismo podría aumentar significativamente el riesgo de una amputación (no solo de los pies, sino de otras partes del cuerpo, como las manos).

Cuida tu calzado

Elige y usa tus zapatos con cuidado, ya que un zapato que calza mal puede provocar una úlcera y llevar a una infección.

  • Compra zapatos nuevos a una hora tarde del día cuando tus pies están más dilatados. Además, que sean cómodos sin necesidad de un período de “ablandamiento”.
  • Controla el calce de tu zapato en el ancho, largo, parte de atrás, base del talón y planta del pie. Mide tus pies cada vez que compras zapatos nuevos.
  • Evita estilos de zapatos con dedos en punta y tacones altos. Trata de comprar zapatos con la parte superior de cuero y de horma profunda para los dedos.
  • Usa zapatos nuevos solo durante 2 horas o menos cada vez. No uses el mismo par de zapatos todos los días.
  • Inspecciona la parte interior de cada zapato antes de ponértelo. No ates tus zapatos demasiado ajustados ni demasiado flojos.
  • Evita caminatas largas sin un descanso, organízate para poder quitarte los zapatos y calcetines y controla signos de presión (enrojecimiento) o úlceras.

Consideraciones finales

Como has podido comprobar es de gran importancia que todos los pacientes con azúcar alto adopten medidas para cuidar el pie diabético. Esto, además de los chequeos médicos, evitará complicaciones.

Si necesitas más información, la SED Sociedad Española de Diabéticos tiene editada una guía muy completa que puedes consultar.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

SALUD – SALUD DE LA A-Z

Vellos Encarnados: Causas y Cuidados

Los vellos enquistados son molestos, antiestéticos y pueden infectarse. Por eso, es conveniente conocer algunas recomendaciones para evitar su aparición. ¿Por qué se producen? En este espacio lo detallamos.

Los vellos enquistados son un problema frecuente que la mayoría de las personas han padecido alguna vez. Surgen como consecuencia de la depilación o el afeitado con cuchilla. Es el precio que a veces una tiene que pagar por mantener la piel totalmente lisa y tersa.

El nombre técnico de este problema es “foliculitis”. También se les conoce como vellos encarnados y es una condición en la que los pelos que no logran crecer con normalidad se instalan debajo de la piel. A veces se infectan y, aunque en raras ocasiones tienen consecuencias graves, sí son muy molestos.

Por lo general, aparecen en la barba, el mentón o las mejillas de los hombres. En las mujeres son más frecuentes en las axilas, las piernas y la zona púbica. El cuero cabelludo es otra área en donde suelen aparecer en ambos sexos.

¿Qué son los vellos enquistados?

Los vellos enquistados son molestos, antiestéticos y pueden infectarse.

El vello se origina en el interior de la piel y traza un recorrido que va desde dentro hacia afuera. Así, se forma lo que se conoce como folículo piloso, que es una especie de canal. Este nace en lo profundo de la piel, justo en el punto en donde están las células que forman el cabello.

En ese trayecto de dentro hacia afuera también están las glándulas sebáceas. Estas segregan una sustancia de composición grasosa, cuya función es la de darle tersura y suavidad a la piel. A veces, la salida del canal se obstruye o se daña, y esto impide que el vello salga hacia afuera.

En estas condiciones, el pelo comienza a crecer hacia dentro, por debajo de la piel. De esta manera se originan los vellos enquistados. Generalmente dan lugar a pequeños bultos o pápulas, que cuando se infectan presentan pus. La piel muestra un tono más oscuro en esa zona y hay dolor y picor.

Causas del problema

Los factores que más inciden en la formación de los vellos enquistados son la estructura del vello y la forma del folículo. Es más frecuente que un vello se encarne si es rizado y si el folículo piloso presenta curvatura. Esta configuración hace que el vello vuelva a entrar en la piel cuando es cortado.

También es muy habitual que los vellos se encarnen cuando la piel está tensa durante la depilación o afeitado. Dicha tensión lleva a que el vello se retraiga hacia la piel, una vez que es cortado. Posterior a esto, comienza a crecer hacia el interior.

La depilación con pinzas también es causa frecuente de los vellos enquistados. Al arrancar el vello es fácil que una parte de este quede debajo de la capa exterior de la piel y continúe creciendo de forma anómala. Esto es más frecuente cuando el vello tiene rizos muy ceñidos.

Los vellos enquistados también pueden causar complicaciones, según sugiere este estudio realizado por un equipo del Aventura Hospital and Medical Center (Estados Unidos). Por ello, es importante tratar de no rascarse y mantener la zona limpia.

Cuidados que se deben aplicar

La principal medida de cuidado frente a los vellos encarnados es la de evitar afeitarse o depilarse hasta que la zona sane. Esto tarda entre uno y seis meses. Si no es posible la espera, la mejor alternativa es practicarse un tratamiento con láser, ya que este permite extraer el vello a un nivel más profundo y también inhibe su crecimiento.

Muchas mujeres prescinden de los consejos de los especialistas porque se ven incapaces de estar sin depilar. Es importante saber que seguir las modas a costa de la salud propia es, además de irresponsable, muy peligroso.

Lo más recomendable en este caso es acudir al dermatólogo y consultarle las dudas. Como especialista en la materia, sabrá aconsejar la mejor medida adecuándose a cada tipo de paciente y su condición particular.

Como ya hemos comentado, es fundamental mantener muy limpia la zona afectada, lavándola con agua y un jabón suave. También es bueno frotar levemente la piel con un guante de crin durante el baño, y, con supervisión médica, aplicar una crema con antibiótico.

Otros datos de interés

Para prevenir la formación de vellos enquistados, se recomiendan las siguientes medidas:

  • No afeitarse o depilarse, sino más bien cortar el vello con tijeras o realizarse una depilación láser.
  • Emplear una afeitadora eléctrica y no cortarse el vello a ras.
  • Si se opta por rasurarse, se debe emplear una cuchilla con buen filo.
  • Aplicar espuma para afeitar o depilar.
  • No estirar la piel antes de afeitarse, rasurarse o depilarse.
  • Rasurar en dirección al vello.
  • Aplicar una higiene extrema durante la depilación.
  • Exfoliar la piel con frecuencia.
  • Aplicar crema hidratante después de la depilación o rasurado.
  • No utilizar ropa ajustada.

Consulta con el Dermatólogo

La mayor parte de las veces, los vellos enquistados obedecen a un problema benigno. Sin embargo, no por ello dejan de ser molestos y antiestéticos. Además, si no se tratan de forma adecuada, pueden conducir a una infección.

Por eso, ante cualquier señal de complicación, se debe buscar el apoyo del médico o dermatólogo. Solo ellos podrán dar los mejores consejos al respecto. De la misma forma, es importante no utilizar elementos naturales sin contar con su aprobación previa.

Para más información, te invitamos a revisar nuestros enlaces:

BELLEZA – CUIDADOS DEL CABELLO – CUIDADOS DEL CUERPO – CUIDADOS DE LA PIEL

¡Puerto Ordaz cumple 68 años! ¡Feliz Aniversario!

0

Puerto Ordaz es uno de los sectores que conforman Ciudad Guayana y se encuentra al Oeste del Municipio Caroní.

Fundada en 1952 como puerto de exportación minera a orillas del río Caroní, en el punto donde éste fluye al río Orinoco; Puerto Ordaz es sede de empresas mineras e hidroeléctricas.

A diferencia de Ciudad Piar, Puerto Ordaz pasó a formar, junto a San Félix, parte de Ciudad Guayana, fundada el 2 de julio de 1961 por el presidente Rómulo Betancourt.

Su aeropuerto sirve de enlace entre los pequeños aeropuertos en la zona selvática del Estado Bolívar y el resto del país.

Puerto Ordaz es sede de empresas básicas que forman la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y allí se encuentra el Guri (por ahora, la segunda represa más grande del mundo, en cuanto a su capacidad de generación hidroeléctrica se refiere), que dio origen al embalse de Guri, el segundo lago más grande de Venezuela, ubicado sobre el Río Caroni a unos 80 km aguas arriba de su confluencia con el Orinoco.

Siendo una ciudad joven, Puerto Ordaz adoptó muchos venezolanos que terminaron de construir esta localidad antes de que pasara a formar parte de Ciudad Guayana, también planificada y vista como el emporio industrial de Venezuela.

Desde GUÍA SALUD Y VIDA celebramos el aniversario de este sector tan importante que conforma nuestra ciudad con el mayor deseo de prosperidad, avance y evolución para todos los que en el habitan ¡Felicidades Puerto Ordaz!

Para más información, te invitamos a revisar nuestros enlaces:

SALUD – SALUD DE LA A-Z

21 Días de Promesas de Dios para tu Vida: Día 15 – Romanos 3:22-24 – Mar 16

«…La justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús…»

Dios te libera del pecado

¡Qué promesa tan gloriosa! Dios nos ama tanto que quiso hacernos rectos ante Él. Porque es un Dios justo, no podía simplemente pasar por alto nuestro pecado. Su justicia requería que alguien pagara la pena por ello. Y alguien lo hizo. Dios envió a su único Hijo como el sacrificio perfecto para tomar el castigo que nuestros pecados requerían.

Dios promete que cuando confiemos en lo que Jesús hizo por nosotros, Él quitará nuestros pecados, sin importar quienes somos o lo que hemos hecho. Ningún pecado es tan grande que Dios no pueda limpiarlo. Por la muerte de Jesús, Dios nos declara inocentes y nos hace libres. Por supuesto, nunca estaremos completamente sin pecado hasta que lleguemos al cielo; mientras tanto, Dios nos mira y ve la justicia de Cristo en vez de nuestro pecado.

Hoy, declara tu independencia. Dios te ha liberado.

La promesa de Dios para mí

Eres recta ante mis ojos cuando confías en mi Hijo para que quite tus pecados.

Te declaro inocente.

Mi oración a Dios

Padre Celestial, gracias por enviar a Jesús para que me declarara «inocente» por medio de su muerte en la cruz. Confío en ti, Señor.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

Algunas zonas erógenas de tu cuerpo que seguramente desconoces

Nos excitamos con los olores, viendo películasescuchando música, tocando y hasta en ocasiones, comiendo. Cada sentido de nuestro cuerpo es una ventana al placer y hoy centraremos la atención en el tacto.

Las zonas erógenas son partes del cuerpo sensibles a la excitación sexual, es decir son placenteras si alguien las toca o acaricia. Explorándote y buscándolas, conocerás tu cuerpo mejor que nadie y podrás decirle a tu pareja qué es lo que te enloquece, lo que te gusta y lo que no soportas, para que el sexo sea aún mejor.

Aunque existen zonas erógenas comunes a todas las mujeres, es posible que tengas una zona de tu cuerpo especialmente sensible que para otra mujer es solo una zona más. ¿Cuántas zonas erógenas existen en el precioso cuerpo de la mujer? Más de las que imaginas, y el reto es que las encuentres todas tocándote.

Labios y orejas: la cara es mucho más que el reflejo del alma

Tocar con los dedos o con la lengua los labios es un método maravilloso para aumentar la excitación. Puedes mordértelo (o mordérselo si lo exploras en pareja), pero tiene más importancia de la que podríamos imaginar, ya que son extremadamente sensibles. Y aunque estés sola puedes usarlos para comenzar acariciándolos suavemente con tus dedos, por ejemplo.

Lo mismo ocurre con las orejas, algo que podemos probar de una forma sencilla. Pide a tu pareja que te susurre, te acaricie con la lengua el lóbulo de la oreja y hasta que lo muerda. Es una chispa genial para encender tu pasión.

El cuello y la nuca

Ambas zonas son tremendamente eróticas, tanto si estamos en pareja como si estamos jugando a solas. Acariciarlas aumentará la intensidad de tu deseo. Puedes pedirle a tu pareja que bese suavemente, acaricie con sus labios, lama o incluso de pequeños mordiscos en la zona que va desde el hombro a la oreja.

Por tu parte puedes acariciarte lentamente y muy suave cada centímetro de tu cuello y bajar hasta los hombros. Quién sabe, a lo mejor descubres que la clavícula es tu punto débil.

Muñecas, manos y pies para encender el placer

Los dedos, tanto de las manos como de los pies son otra de las zonas que, según la ciencia, son altamente sensiblesal igual que ocurre con tobillos y muñecas. Pero, cada hombre y mujer es un mundo. Hay, quienes no soportan que les toquen los pies, para otros en cambio, las muñecas son un punto débil. Lo mejor para saber si a ti te gusta es continuar con tu particular exploración.

La cintura y el trasero

Las nalgas son una zona que asociamos con el deseo sexual, aunque según este estudio publicado en la revista internacional de neurociencia Cortex, las mujeres les dan un 4,7 sobre 10 en la escala de excitación.

La cintura es otra zona erógena contrastada por la neurociencia. Hay quienes disfrutan que su pareja les rodee la cintura con sus manos, siendo esto muy excitante para ellos tanto, que puede disparar su imaginación. Puedes probar qué funciona en tu caso y averiguar qué es lo que te excita a ti mientras te acaricias. Es posible que descubras que no tienes tantas cosquillas como imaginabas.

Los pechos: una zona erógena llena de posibilidades

Quien cree que la excitación de los pechos se reduce a los pezones está muy equivocado. Todo el pecho de la mujer es una zona altamente erógena. Puedes acariciar el lateral, la zona que va de la axila a la cintura; recrearte con las yemas de los dedos en la aureola, pellizcar ligeramente el pezón o con la mano apretar todo el pecho. Las posibilidades son tantas que hasta hay quien ha tenido un orgasmo sólo estimulando (bien) el pecho.

La vulva y la parte interna de los muslos

El sexo es mucho más que la penetración y hay una zona completa que podemos estimular antes de que se produzca este momento. La vulva y sus labios vaginales son una de las zonas erógenas más potentes. Las caricias en esta parte deben ser suaves y ligeras, y pueden combinarse con otra parte con mucha sensibilidad, la zona interior de los muslos.

Así es el clítoris (y así puedes estimularlo)

Hasta hace no mucho, se creía que el clítoris era un botón mágico situado entre los labios que bien estimulado, provoca orgasmos increíbles. Lo cierto es que es una zona con más de 8.000 terminaciones nerviosas, el doble que el pene masculino, y mide casi diez centímetros porque su estructura no se limita a la superficie. Esta es solo la punta del iceberg.

Helen O’Connell fue la descubridora del clítoris y de su verdadera forma cuando comenzó a estudiarlo a finales de los 90 y presentó los resultados de su trabajo. Este órgano rodea la vagina con unos bulbos vestibulares y es el único órgano pensado para provocar placer.

Los succionadores de clítoris, una de las últimas revoluciones de los juguetes sexuales, es uno de los productos que puedes usar para estimularlo, aunque se recomienda que primero empieces con tus propios dedos si aún no has probado las virtudes del clítoris.

Es importante que no tengas prisa, que te recrees en ti y vayas despacio. Puedes comenzar con movimientos circulares rodeándolo y luego pasar a movimientos laterales más rápidos y con más presión. Escucha a tu cuerpo y prueba cambiando los movimientos.

Los trucos para encontrar las zonas erógenas de cada mujer

Si lo haces en solitario, las caricias son un truco ideal para mapear tu cuerpo y encontrar tus zonas erógenas más potentes. No se trata de que te empieces a tocarte mientras lees esto, sino de que te prepares a conciencia. Piensa que vas a tener una cita contigo misma.

Prepara la habitación como si tuvieras la cita de tu vida: velas, música ambiente suave, un perfume embriagador… Túmbate en la cama y comienza a acariciarte primero con ropa, despacio. Luego ve desnudándote y no dejes ni un solo rincón sin acariciar. Puedes ayudarte por ejemplo de unas plumas o usar simplemente las yemas de tus dedos.

Otra opción para descubrir tus zonas erógenas es hacerlo con un masaje, que puede ser uno de esos juegos que hacer con tu pareja. Puedes usar aceites de masajes con olor. En ciertas zonas en lugar de aceites de masaje puedes hasta usar geles de vibración. Pruébalo en los labios, los pezones o en el clítoris, el efecto es altamente adictivo.

Además de acariciar, puedes exitarte en las noches más calurosas con un hielo o con geles de efecto frío, por ejemplo. Pásate el hielo (mejor si lo pasas un poco por el grifo antes, así irá deshaciéndose) por el cuello, las muñecas, los labios, los pezones o detrás de las rodillas. Por pies, tobillos o cualquier zona que imagines. Eso sí, con cuidado. El contraste con el calor de tu cuerpo puede ser desagradable en algunos puntos.

Ahora solo falta la mejor parte, ponerte manos a la obra y descubrir cuáles son tus zonas erógenas más excitantes.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

RELACIONES – SALUD – SALUD DE LA A-Z – SALUD SEXUAL

¿Qué está haciendo Dios?: Día1 – 1 Reyes 19:11 – Feb 3

Escucha

El concepto de escuchar a Dios puede ser confuso. Si lees la Biblia, vas a ver algunos ejemplos de Dios apareciéndose y hablando por medios sobrenaturales difíciles de ignorar: Un arbusto en llamas, una voz de trueno, un burro que habla. Mientras creo que a todos nos gustaría que Dios sea así de claro cuando nos habla, en realidad es una rareza a través de toda la historia. A menudo, vemos a Dios hablar más suave… de una manera más sutil.

Un ejemplo perfecto es la historia que vas a leer. El profeta del Antiguo Testamento, Elías, estaba por tirar la toalla: cansado, harto, listo para renunciar. Así que Dios vino para entablar una conversación con él y mientras Elías estaba escondido en la cueva en medio de la nada, una serie de eventos comenzaron a desarrollarse. Desde la cueva, Elías presenció toda clase de desastres naturales, como ¡la naturaleza siendo hecha pedazos! Luego escucha un susurro apacible, y es ahí cuando Elías sale fuera de la cueva, listo para escuchar a Dios.

Si yo fuera Elías en esa cueva y supiera que Dios vendría para hablar conmigo, probablemente lo hubiese esperado de manera espectacular y obvia. Cuando incendios y terremotos pasan impetuosamente alrededor mío, pensaría, «Ahí está el Creador todopodesoro del universo». Pero Dios prefiere hablarnos en susurros. Él es amable con nosotros. Y más que eso, vivimos con la ventaja de tener a Dios mismo, en la persona del Espíritu Santo, viviendo dentro de nosotros. Podemos escuchar de Dios porque Él ya está aquí mismo, más cerca de lo que pensamos.

Pero hay un problema: Si Dios nos habla en susurros, nos tenemos que tranquilizar si esperamos escucharlo. ¿Podrías escuchar un susurro mientras escuchas música en tus audífonos, la agenda llena que mantienes, o una lluvia constante de barreras? ¿Cuándo fue la última vez que te relajaste, te mantuviste callado, y en realidad escuchaste ese susurro apacible que viene de Dios? Después de leer este pasaje, tómate unos minutos y date una oportunidad de intentarlo.

Citas Bíblicas para estudiar:

1 Reyes 19:11-13

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA