OTROS ARTÍCULOS

La importancia de las amistades durante la infancia

El ser humano es un ser social por naturaleza, y ya desde la infancia comienzan a darse las primeras relaciones de amistad que, con el tiempo, van evolucionando hacia otras formas más especiales. Te contamos cómo cambia el significado de amistad entre los niños y por qué es tan importante que tengan amigos.

¿Por qué es tan importante la amistad en la infancia?

La amistad es esencial para el desarrollo emocional y social de los niños. Comienza en el mismo instante en que buscan ese primer amigo para jugar, pues con él sienten que se divierten y están felices. Estas primeras interacciones se dan a partir de los dos años, aunque no será hasta los seis años cuando los niños incorporen el concepto de «mejor amigo», siendo plenamente conscientes de todo lo que el término implica.

Además de jugar, divertirse y ser felices al lado de los amigos, la amistad en la infancia aporta otros grandes beneficios para su desarrollo:

  • Comienzan a manejar valores complejos como la lealtad y la reciprocidad, y aprenden a confiar en otras personas y de una manera distinta a lo que hasta entonces conocían.
  • Respeto, tolerancia y empatía. Los niños aprenden a aceptar a sus amigos con sus diferencias, y a ser tolerantes y respetuosos. También sufren cuando sus amigos lo pasan mal, y se ayudan mutuamente para superar los malos momentos.
  • Resolución de conflictos: en un grupo de amigos pueden surgir problemas que deban resolverse entre todos sus miembros, buscando una solución conjunta y siendo conscientes de la importancia de la cooperación.
  • A la hora de solucionar un problema, los niños aprenden técnicas de negociación, así como a hacer valer su opinión ante los demás.

Así evoluciona la amistad en la infancia y adolescencia

Como acabamos de comentar, la amistad comienza a darse a partir de los dos años, aproximadamente. En ese momento, el niño elige a sus amigos para jugar basándose en experiencias positivas que haya tenido previamente con ellos. Es la etapa del juego en paralelo, es decir, cada uno jugará de manera independiente pero compartiendo espacio.

A medida que van creciendo, los niños seleccionan a sus amistades teniendo en cuenta otras características, como su personalidad o sus gustos. De este modo, es frecuente que tiendan a relacionarse con niños que comparten sus mismas aficiones, o tienen un carácter similar o complementario al de ellos.

Hasta que alcanzan un mayor grado de madurez, es frecuente que los niños cambien de amigos con facilidad, e incluso se enfaden con ese «gran amigo» del que a veces hablan. Es absolutamente normal que esto suceda, pues las primeras amistades se nutren de juegos, riñas y reconciliaciones, formando todo parte de un proceso de aprendizaje.

El concepto de «mejor amigo» tiende a aparecer en torno a los seis o siete años, cuando el niño ya ha alcanzado un grado de madurez suficiente. Este «mejor amigo» se convierte en pieza clave en su vida, y con él aprenderá cosas maravillosas como la importancia de la protección mutua, el apoyo incondicional e incluso a guardar secretos y a confiar.

Pero con estas relaciones intensas llegan también las primeras decepciones cuando el niño siente que el otro le ha fallado, el dolor ante una pelea o la profunda tristeza si la amistad se acaba debido a circunstancias externas, como una separación.

En la adolescencia, la amistad se vuelve imprescindible. Los adolescentes pasan largos periodos de tiempo junto a sus amigos, por lo que su opinión se vuelve extremadamente importante para ellos. En esta etapa, los jóvenes comienzan a forjar sus gustos y personalidad en base a sus amigos, de ahí la importancia de que estas amistades tengan una influencia positiva y sana para ellos. Las amistades de la infancia nos marcan para siempre. Algunas perduran en la etapa adulta, siendo una amistad pura y verdadera. Otras acaban desapareciendo con el tiempo, pero siempre las recordaremos con un cariño especial.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

BEBE Y MAMA– FAMILIA – MATERNIDAD – MENTE SANA

Volver al Padre: Día 2 – Salmos 19:9 – May 12

Rectitud

José fue usado por Dios como una pieza clave para Egipto durante la hambruna. El faraón recibió a los israelitas como invitados de honor para vivir allí, el pueblo judío prosperó tanto, que se multiplicaba rápidamente.

Sin embargo, muchos años después, llegó un faraón que desconocía a José y lo que había hecho por su país, y al ver que generación tras generación los israelitas se hacían más ricos y poderosos, tuvo miedo. Entonces, decidió imponerles trabajos forzados y oprimirlos para evitar que se hicieran fuertes, sin embargo, entre más los oprimían más se multiplicaban.

Fue entonces, cuando se les ordenó a dos parteras egipcias, llamadas Sifrá y Fuvá, que durante los partos de las mujeres israelitas se fijarán en el sexo del recién nacido y de ser varón lo mataran.

No obstante, las parteras habían oído hablar de Dios y eran temerosas de Su ley, por lo que decidieron no obedecer las órdenes del faraón. “Y hizo Dios bien a las parteras; y el pueblo se multiplicó y fortaleció en gran manera. Y por haber las parteras temido a Dios, él prosperó sus familias” (Éxodo 1:20-22).

Cuando leemos y meditamos sobre la Biblia, nos son revelados, entre otras cosas, atributos del carácter de Dios. Tal como explica Leo Berkhof: “Los atributos de Dios son las perfecciones que son reveladas del ser divino en las Escrituras o que son visiblemente puestos de manifiesto por Dios en las obras de su creación, providencia y redención”.

Al leer este pasaje de las escrituras, se nos revela la justicia y rectitud de Dios, ya que reconoció que las parteras habían hecho lo correcto y las bendijo a ellas y sus familias. La rectitud es un concepto íntimamente ligado a la justicia, es la forma en que esta es llevada a la acción en las relaciones con los demás (Deuteronomio 32:4).

Es por este motivo, que cuando Dios habla por medio del profeta Isaías anuncia justicia y rectitud para Su pueblo, ya que los dos elementos van de la mano (Isaías 45:19). Dios es Justo y Recto para reprender a aquellos que se rebelan en contra de su ley, pero también para prosperar a quienes le buscan, le siguen y le obedecen (Salmo 19:7-9).

Seguir los mandamientos y preceptos de Dios no es tarea fácil, nuestra naturaleza pecaminosa, el mundo y Satanás constantemente se presentan como obstáculos difíciles de superar. Sin embargo, perseveremos ya que una vez superada la prueba el Padre es justo y recto para reconocernos (Mateo 25:34).

Este mundo y sus riquezas son pasajeros, busquemos más bien la rectitud de Dios que es eterna.

¿En qué áreas de tu vida te cuesta ser recto?

Citas Bíblicas para estudiar:

Salmos 19:7-9
Romanos 2:6-7
Isaías 45:18-19

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

En Guía, Salud y Vida, te invitamos a revisar nuestros artículos de interés:

DIRECTORIO MÉDICO – SALUD – BELLEZA – FITNESS – BEBE Y MAMÁ – MENTE SANA

Año Nuevo, Mismo Dios: Día 2 – Salmos 20:4-5 – Ene 10

Una meta que alcanzar

¡Wow, por fin un nuevo año! Me siento muy animada y lista para darle con todo. 

La verdad es que cada persona empieza el año de manera diferente, así que les pregunté a algunos de mis amigos cómo se sienten cuando llegaba un año nuevo, qué cosas hacen y si se proponen a algo. Estas fueron algunas de sus respuestas:

-“Para serte sincero, no me propongo muchas metas porque sé que no las voy a cumplir todas, pero me siento feliz por terminar un año y estar vivo.”

-“A veces me siento bien, otras veces no le doy mucha importancia, todo depende de que cómo termine el año. Si tengo metas, inicio con siete aproximadamente.” 

-“Por lo regular, espero el nuevo año en modo reflexivo, hago un análisis de lo que quiero y de cómo estoy en el momento.”

-“Cuando empiezo el año siento que tengo la responsabilidad de cumplir con todo lo que quiero y de crear hábitos que me ayuden a superarme.”

-“Creo que no sirvo para esto. Llegó un nuevo año, quiero pasar la universidad y a lo mismo de siempre.”

¿Te identificas con alguna de estas respuestas? Cada una de ellas tienen un factor común, todos se proponen al menos una meta. Sea cual sea tu actitud para este nuevo comienzo, es importante que tú también las tengas para hacer de este año uno con sentido. Las metas nos ayudan a trabajar en base a algo, creando disciplina y responsabilidad en el camino. ¿Qué cosas quieres hacer? Establece objetivos que sepas que puedes cumplir, pero que a la vez te reten. 

Mientras estemos vivos, siempre tendremos la oportunidad de cambiar y mejorar, así que aprovécha. Cierta vez un amigo me dijo que no tenía ninguna meta, que iba a dejar que todo fluyera. ¿Crees que él va a tener un año con significado? En lo absoluto. Las cosas no solo pasan, nosotros tenemos que hacerlas pasar. 

Dios no te trajo a este mundo para vivir sin sentido, Él quiere verte crecer, superarte y alcanzar lo que deseas. Él ya tiene muy claro los planes que tiene para contigo. Nuestros objetivos en la vida pueden cambiar, pero Dios sigue siendo el mismo, siempre dispuesto a fortalecernos y ayudarnos a lograr cualquier cosa si es su voluntad.

Actividad:

Escribe en tu celular o en una hoja 10 metas que quieres alcanzar este año, desde las más sencillas hasta las que más trabajo conllevan. Identifica qué hábitos necesitas desarrollar para lograrlas.

Citas Bíblicas para estudiar:

Salmos 20:4-5
Filipenses 4:13
Jeremías 29:11

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

Metas Nuevas, Fe Fresca: Día 7 – Isaías 41:10 – Ene 17

Día 7. Los retos me hacen crecer

¿Alguna vez has armado un “Lego”? Los “Lego” vienen con un manual, cada bolsita trae un instructivo y si fallas en un paso ya no funciona y sabes que no quedará como debe de quedar. 

A mí me gustaría que la vida tuviera un manual e instructivo de lo que tenemos que hacer paso a paso sabiendo cómo va a quedar el resultado final, sin embargo, con Dios no siempre es así. Dios no te da el panorama del final, pero si te da paso tras paso. Cuando Dios nos pide dar pasos es porque sabe lo que producirá en su plan y en su voluntad.

Jesús cuando era niño, sabía que cada paso contaba, aunque él sabía que venía a salvar a la humanidad, no hacía menos ningún paso y obedecía a sus padres terrenales aun sabiendo que él como Hijo de Dios sabía más. Sabía que cada paso lo preparaba para el final (la Cruz del Calvario).

Llegamos a Cristo queriendo saber nuestro futuro, pero la fe cristiana es de pasos. ¿Por qué Dios no nos da el plan completo desde el inicio? Porque los retos y pasos son los que nos hacen crecer. 

El mismo Dios encarnado vivió retos que le ayudaban a crecer.

Al inicio del devocional, le preguntamos a Dios: “¿Qué quieres para mí?”. Una pregunta similar es: “¿Dios, cuál es mi siguiente paso?”. Él te va a guiar en el siguiente paso. Quizá en es un hábito, o un reto en tus finanzas, una relación o algo que poner en práctica en tu vida familiar o en tu relación con Dios. Escribe la meta que Dios te ha hablado. Dios te va a dar la fe para verla cumplida.

Oración:

Dios, que en cada reto que venga crezca, que nada sea en vano. Quiero crecer para acercarme más a lo que tú quieres que yo sea. Gracias por enseñarme y estar conmigo en cada paso y en cada reto que traerá 2023. En el nombre de Jesús, ¡Amén!.

Citas Bíblicas para estudiar:

Lucas 2:45-52
Isaías 41:10

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

En Guía, Salud y Vida, te invitamos a revisar nuestros artículos de interés:

DIRECTORIO MÉDICO – SALUD – BELLEZA – FITNESS – BEBE Y MAMÁ – MENTE SANA

Solo bastan 15 minutos de ejercicio físico para ayudar a tu cerebro

0

La práctica de ejercicio físico ha demostrado tener numerosos beneficios para nuestro cuerpo, pero también para la salud cognitiva y mental. Investigaciones previas han encontrado que el ejercicio aeróbico mejoraría las funciones ejecutivas, mientras que la combinación del mismo con entrenamiento por intervalos de alta intensidad podría mejorar la neuroplasticidad cerebral.

Ahora, una nueva investigación encuentra la relación existente entre la realización de ejercicio físico y la memoria. Este estudio, publicado en la revista Nature, encuentra que tras una sesión intensiva de ejercicio físico de tan solo unos 15 minutos se daba una mejora de la memoria.

Para realizar este estudio se contó con 15 participantes, todos ellos hombres jóvenes saludables, que no eran deportistas habituales. Se les realizó un test de memoria bajo tres condiciones diferentes: después de realizar 30 minutos de ciclismo moderado, tras 15 minutos de ciclismo intenso – al 80% de la frecuencia cardíaca máxima -, y tras periodos de descanso.

Lo que encontraron fue una mejora tanto en los resultados de los test, como en la activación de las estructuras cerebrales. Los investigadores señalan que esto podría deberse a los endocannabinoides, unas moléculas que aumentan la plasticidad sináptica. Cuánto más altos estaban los niveles de endocannabinoides después de hacer ejercicio, más activación cerebral se veía y mejor rendían los participantes en los test de memoria.

Se trata de un estudio con una muestra muy pequeña en la que, además, solo había hombres jóvenes saludables. Es por esto que resultaría difícil poder generalizar los resultados a otros grupos sociales. En cualquier caso, se trata de un acercamiento a la relación entre ejercicio físico y memoria que se une a los estudios sobre salud cognitiva y deporte ya existentes. A efectos prácticos, realizar ejercicio antes de estudiar puede ser un buen truco para estudiantes y otras personas que tengan que pasar pruebas de ese tipo.

Para más información, te invitamos a revisar nuestros enlaces:

CUIDADOS DEL CUERPO – CUIDADOS DE LA PIEL – SALUD – SALUD DE LA A-Z

Creando un Hábito para Dios: Día 10 – Proverbios 15:1 – Mar 3

Como combatir la ofensa

Si te han ofendido o has ofendido a alguien créeme que este mensaje es de parte de Dios para ti.

Comencemos…

La palabra ofensa podemos describirla como la injusticia manifestada de manera verbal que busca atacar y desarrolla el menosprecio o tratar a una persona con desprecio, la finalidad de la ofensa es destruir el interior o hacer dudar a la persona de lo que realmente es hiriéndola de manera verbal y emocional.

La razón por la que hoy decido escribir acerca de la ofensa es numero 1 porque Dios lo puso así en mi corazón y 2 porque a veces nos ofendemos sin razón por no conocer su verdadero significado. Pero ¿Qué podemos hacer cuando realmente nos han ofendido?

Tengo para decirte que es algo que casi siempre pasa en nuestras vidas, alguien por diferencia de ideas, envidia, egoísmo u otras cosas se les hace más fácil la ofensa que el reconocimiento y nosotros incurrimos a sentirnos mal, llorar o comentar el hecho con otras personas (grave error) aprendamos a sanar en este día.

CASO 1: me insultaron sin razón

¿Cree usted que a Jesús lo crucificaron con razón? Romanos 15:3

Él no cometió pecado alguno, aun así, fue maltratado, escupido y muchas cosas más que como mencione en días anteriores ya usted conoce. Si esto paso con Jesús el hijo de Dios que vino a esta tierra ¿que no ha de pasarnos a usted y a mi que somos sus creyentes y seguidores?

1-Tome en cuenta que va a pasar, pero antes de actuar procure sanar.

2-La ofensa nos hiere cuando damos paso a ella, detengamos un momento el pensamiento de aquello que nos puede estar hiriendo y entendamos que no sale de la persona que lo esta diciendo sino de algo detrás de esa persona que tiene la intención de herirnos (no le demos el gusto de hacerlo).

3- Calla, una de las armas letales con la que nos autoayudamos en muchas situaciones es a través del silencio, porque cuando hablamos con la cabeza caliente lo que sale de nosotros puede ser producente de la ira, pero cuando callamos, meditamos y oramos por lo acontecido le damos paso al Espíritu Santo de Dios que mora en nosotros para que ejerza el control de lo que quiere venir a dañarnos.

4- Sana, Olvida la ofensa vuelvo y te repito olvida la ofensa, a veces las personas dicen algo que realmente no quieren decir por el momento, otras veces por su situación actual pero la mayoría de las veces lo hacen por lo que abunda en su corazón y su enfermedad Espiritual.

5- Parte de la sanidad tiene que ver en tu forma de respuesta (Proverbios 15:1), la respuesta blanda quita la ira, pero las necias hacen subir el furor.

Ahora cambiemos los escenarios y veamos como serian las cosas si quien ofendió fui yo:

Para esto solo hay un solo secreto que se basa en dos herramientas:

1-Reconozca, reconocer es de grandes el hecho de que usted cometa un error no significa que deba de dejarlo de la misma forma en que quedan las cosas, cuando usted reconoce sus fallas demuestra que no es perfecto y que no depende de usted mismo sino de Dios.

2-Pide perdón, no basta solo con responder es lo mismo que decir y no accionar, pedir perdón es el acto en el que usted sana las grietas y el dolor que ha causado en la otra persona, es darle a entender que fallaste, pero te reivindicaste de lo sucedido, es un acto de amor que aunque no recupere la confianza que se había tenido anteriormente a la falla, abre puertas a nuevas oportunidades.

No permitas que la ofensa siga haciendo grietas en tu relación con los demás.

Reto del día:

1- Identifica quien te ha ofendido este mes y ora por esa persona, de ser necesario exprésale como te sientes y sana esa grieta.
2- Si haz ofendido a alguien habla con ella, reconoce tu error y pídele perdón.

¡Dios te bendiga hoy!

Citas Bíblicas para estudiar:

Proverbios 15:1
Romanos 15:3
Proverbios 17:9
Efesios 4:32

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

En Guía, Salud y Vida, te invitamos a revisar nuestros artículos de interés:

DIRECTORIO MÉDICO – SALUD – BELLEZA – FITNESS – BEBE Y MAMÁ – MENTE SANA

¿Qué es el Síndrome del Cuello Roto?

Especialistas coinciden en que pasar varias horas frente a la pantalla de los dispositivos electrónicos afectan silenciosamente la espalda, el cuello, y puede provocar lesiones y alteraciones de la columna
por malas posturas.

Vivimos conectados al teléfono celular, las tablets y notebooks. Los dispositivos electrónicos ya forman parte de nuestra vida diaria, pasamos horas mirando el celular y resultan ser casi impensable no hacerlo. Sin embargo, el uso desmedido de las pantallas en el ámbito cotidiano, puede dar origen a efectos negativos sobre nuestra salud al causar dolores, lesiones y alteraciones de la columna por malas  posturas.

Especialistas de todo el mundo ya hablan del “síndrome del cuello roto” -o en inglés TEXT NECK- como la enfermedad que aqueja a la sociedad actual que pasa horas mirando el celular.

Posturalmente, el uso de aparatos electrónicos, y en particular el celular nos obliga rutinariamente a mantener la cabeza inclinada mientras pesa en término de kilogramos para un adulto. Por este peso, la columna se altera progresivamente y eso puede generar una patología.

“Cuando las personas utilizan el celular con una posición inadecuada de la cabeza, en todos sentidos, de las siete vertebras cervicales, con más facilidades se alteran las vertebras de entre las 3 y 5 vertebras. Al inclinarla a dos centímetros por ejemplo hacia delante, la presión ejercida sobre la columna cervical aumenta del doble, es  lo que llega a ocasionar dolores de cabeza, de cuello, de hombros y nuca”, explica el ortopedista Pablo Alvaro García, del Hospital San Camilo.

En un estudio publicado en la revista Surgical Technology Internacional especialistas explican que en “una posición erguida normal, con una inclinación de la cabeza igual a cero grados, la columna soporta un peso de entre 4 y 5 kilos“. “Cuando la inclinamos  unos sesenta grados, algo que realizamos unas 150 veces al día cuando miramos el teléfono celular, dicha inclinación provoca que el peso que soporta nuestra columna alcance los 27 kilos. Con el uso excesivo de celulares o tablets, los músculos del cuello tratan de compensar la curvatura cervical y de mantener la cabeza en una posición normal, creando una fuerte tensión en la musculatura paravertebral, que sostiene el peso excesivo de la cabeza durante mucho tiempo”, aseguran.

Esa tensión, hace que la columna se fatigue y los músculos terminen contracturándose. Si eso se mantiene en el tiempo, los especialistas afirman que se puede adquirir una patología crónica en el cuello, que “desencadena una serie de síntomas que generan mucho malestar”, como remarcó a La Nación, Horacio Sarramea, cirujano especialista en columna y miembro titular de la Asociación Argentina de Ortopedia y Traumatología (AAOT).

Cuanto más se inclina el ángulo, más se aumenta el peso.

Basta entonces que una persona pase entre dos y cuatro horas por día con la cabeza inclinada hacia el celular para que esta mala postura termine generando el llamado “el síndrome de cuello roto” que ocasiona dolor debajo de la nuca, en la cervical y desórdenes musculoarticulares leves

El especialista del Hospital San Camilo señala que el “síndrome del cuello roto” aún no está reconocido bajo esta nomenclatura por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que se utiliza este nombre para rotularlo más que nada en la web.

A quiénes afecta más

Según Google Argentina, miramos el celular con un promedio de unas 250 veces por día. En tanto, una encuesta de la empresa Motorola reveló que la mitad de los adolescentes argentinos pasa 12 horas con el teléfono en la mano diariamente.

En tanto, un estudio realizado en el Hospital Municipal de Vicente López Dr. Bernardo Houssay, afirmó de las 162 consultas realizadas por jóvenes por problemas de columna, se diagnosticó que el 70% correspondieron a cervicalgias (dolor cervical), la patología más asociada con el text neck.

Cambio del cráneo por el uso celular

El uso del celular que va modificando el cráneo humano.

Científicos descubrieron que el excesivo uso del celular y tablets estaría dañando no solamente la columna, sino también la anatomía del cráneo humano.

Se trata específicamente de un hueso nuevo llamado “Protuberancia occipital externa” con forma de ‘cuerno’ que se encuentra desarrollando detrás de la cabeza y por encima del cuello de las personas, según explica un estudio realizado por David Shahar, profesor de la Universidad de Sunshine Coast (Australia).

Junto con su equipo de investigadores, Shahar analizó radiografías de los cráneos de 218 millenials de entre 18 y 30 años. El 41 % delos encuestados tenía un espolón en la base del cráneo de entre 10 y 30 milímetros que aparecía en la bibliografía médica clásica como común en el esqueleto humano. Un segundo estudio con 1200 casos determinó que su presencia era más común entre los menores de 30 que entre personas mayores de 80 años.

A su vez, el 31% de los participantes contaban con picos  de nuevo hueso de más de 10 milímetros, hasta 24,5 en algunos, en su cabeza, en base a los resultados publicados en la revista Journal of Anatomy.

¿Cómo combatir el síndrome de cuello roto?

Los expertos sugieren usar estos dispositivos con cambios sencillos:

  • Subir los teléfonos móviles a la altura de la vista
  • Conseguir una postura más simétrica y cómoda para la columna
  • Hacer ejercicios para mantener los músculos bien articulados
  • Mantener la espalda y la cabeza rectas,
  • Atraer la pantalla hacia el nivel de los ojos
  • No superar 5 minutos mirando para abajo

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

SALUD – SALUD DE LA A-Z