Respondiendo dudas sobre la Copa Menstrual

Algunas de las preguntas que seguro te rondan la cabeza cuando estás pensando en cambiarte a la copa son: ¿Realmente la copa menstrual no tiene ningún peligro? ¿Puede causar efectos secundarios? ¿Está asociada al síndrome de shock tóxico? Pues bueno, la verdad es que se han hecho algunos estudios sobre la copa menstrual, y al final me han dado la razón en cuanto a su seguridad. Es muy importante estar bien informada sobre el tema por lo que… ¡Sigue leyendo!

¿Es seguro usar la copa menstrual?

Esta respuesta va a depender de ti, si bien la copa menstrual es una opción muy segura y saludable para tu cuerpo y tu menstruación, no todas las copas lo son… Cuando decidas iniciar con el uso de este dispositivo, es importante que te fijes muy bien en la copa que escoges.

Lo recomendado e ideal es que esté hecha de silicona médica (es la que se usa en medicina para fabricar catéteres) y que sea 100% hipoalergénica, es decir, es totalmente inocua para la salud, pero hoy en día en el mercado, hay muchas otras copas menstruales fabricadas con plásticos, TPE o siliconas de baja calidad que no son inocuas para tu salud. Lo único que tienes que hacer para que tu copa sea completamente segura, es seguir las indicaciones de uso. Debes hervirla antes o después de cada ciclo y no llevarla puesta más de 12 horas seguidas, realmente es algo muy sencillo.

¿Existe algún peligro en usar la copa menstrual?

Con el tiempo han surgido varios mitos y riesgos de usar la copa menstrual. Que si duele mucho, que si tiene efectos secundarios… Ahora aclararemos todo para ti…

1. Duele mucho al ponérsela

Cómo todo, es cuestión de práctica y de encontrar la forma de doblarla que te resulte más cómoda, así como usar la talla adecuada; pero la copa no debe doler. Una vez doblada, su tamaño es muy similar al de un tampón. Siempre se recomienda que la humedezcas con agua para que así pueda deslizar mejor por el canal vaginal.

2. Si eres virgen no puedes utilizarla

Otro mito… Existen copas especiales para chicas menores de 18 años que no han mantenido relaciones sexuales con penetración (Talla S). Algunas chicas también tienen esa duda de ¿Se romperá mi himen si utilizo la copa? No tiene por qué suceder esto. De hecho, tienes que saber que al contrario de lo que se piensa, tu himen nunca desaparece, sino que cambia de forma. Y esto puede ocurrir a causa de muchos motivos más allá de las relaciones sexuales: cómo, montar en bici, hacer deporte…

Aun así si esto te preocupa, al igual que puedes utilizar tampones, no debe existir ningún riesgo con la copa. Al fin y al cabo la virginidad es una construcción social, pero una mujer no es más ni menos pura por tener relaciones sexuales previas al matrimonio. Que tu himen se rompa tampoco tiene nada que ver con tu virginidad.

3. Se va a perder dentro de ti 

Tu copa se queda dónde la dejas, ¡no se va a ir de vacaciones! (al menos sin ti). Es verdad que una vez te la has puesto, la copa puede moverse dentro de ti y adaptarse, algo que es bueno, porque así estarás mucho más cómoda. Si tienes la sensación de que tu copa desciende más de lo normal, o sientes que se te va a caer, quizás es porque no has escogido la talla adecuada para ti. Puedes fijarte en una guía de tallas o consultar con tu especialista para que pueda asesorarte dependiendo de tu caso. Si por el contrario notas que tu copa está muy arriba, se recomienda que aprietes los músculos de la vagina (como cuando vas a hacer pis). De esta forma tu copa descenderá y enseguida la podrás alcanzar para sacarla.

4. Se nota y molesta

La copa no debe molestar, pero es necesario que te adaptes a ella, debes darle al menos 3 ciclos de adaptación hasta que te acostumbres a utilizarla. Los tampones, además de todas las alergias e infecciones que pueden causarle a algunas mujeres, también suelen resecar en algunos casos, sin embargo la copa al no absorber, puede que no te enteres de que la llevas puesta. Puede pasar que la bolita final de la copa moleste o roce un poco los labios menores, si después de varios ciclos esto te sigue ocurriendo, puedes recortarla un poquito, para que no sobresalga tanto.

5. La copa no sale 

Algo de lo que te tienes que mentalizar es de que la copa, siempre, siempre sale, y no hay otra opción. Cuando comiences a utilizarla es posible que te lleve un poco más de tiempo, pero enseguida aprenderás la técnica y te la quitarás igual de rápido que un tampón normal. Además, la copa una vez que llega al cérvix (normalmente no debería tocarlo porque la copa se coloca más abajo) es imposible que vaya más allá. El cérvix tiene un pequeño orificio para dejar salir la sangre menstrual, pero nada puede atravesarlo.

Los peligros reales de usar la copa menstrual

Hay algunas cosas que tienes que saber antes de iniciar su uso:

Shock Tóxico

El shock tóxico existe, y se han dado casos de shock tóxico en personas que utilizaban la copa, aunque no está probado que esta fuera la causante del problema. Como se ha mencionado con anterioridad, si utilizas una copa adecuada y haces caso de cuáles son las recomendaciones y los cuidados que debes seguir ¡No debe existir ningún tipo de peligro!.

Copa y Diu

La copa SÍ es compatible con el diu y con cualquier tratamiento anticonceptivo hormonal, pero en este caso, siempre se aconseja te le comuniques a tu especialista que deseas comenzar a utilizar la copa, ¿Y esto por qué?, porque el DIU tiene unos hilitos que cuelgan y si son demasiado largos, al extraer tu copa menstrual se pueden enganchar y hacer que se descoloque. Una solución sería dejar los hilos del diu más cortos, tener cuidado al retirarla la copa cada vez que la utilices y ¡listo! no debería haber otro riesgo.

¿Tiene efectos secundarios la copa menstrual?

La copa menstrual de materiales aprobaso y certificados no tienen efectos secundarios, ya que son inocuos para tu salud por estar fabricadas con silicona de grado médico 100% hipoalergénica sin tintes. Es respetuosa con tu flora vaginal, no absorbe, no reseca, todo son ventajas…

¿Todas las copas menstruales son seguras?

La verdad es que no. Hay copas que son todo lo seguras que puede ser un tampón normal de los que compras en el supermercado. Contienen plástico y otros materiales no inocuos para tu salud que pueden ser perjudiciales. Por eso es muy importante que cuando vayas a adquirir tu copa menstrual te fijes en el material con el que está fabricada.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

RELACIONES – SALUD – SALUD DE LA A-Z – SALUD SEXUAL