OTROS ART√ćCULOS

Dolor vs Molestia ¬ŅCu√°ndo hay que parar de entrenar?

0


A todos nos suena eso del ‚Äúno pain, no gain‚Äú, es decir, que sin sacrificio no se consigue el beneficio, aplicado al mundo del entrenamiento f√≠sico. En parte es bastante cierto, puesto que hay que ser estricto y entrenar con intensidad si se aspira a conseguir un buen estado de forma. Lo que no hay que olvidar es que la molestia y el dolor se pueden confundir, y a veces no sabemos cu√°ndo hay que parar de entrenar y tomarse un respiro.

Entrenar es duro, y el dolor se asocia con estar haciendo ejercicio a intensidad elevada, lo cual repercutir√° positivamente en los resultados. Esto es cierto en parte, puesto que no todos los dolores se deben al esfuerzo controlado, sino que hay algunos que nos indican que hay que parar el entrenamiento, puesto que existe riesgo de lesi√≥n.

El tema es complejo, mucho mas amplio de lo que aqu√≠ se puede abarcar. Estas son algunas pautas generales para que no se nos olvide que el entrenamiento tiene que ser para el cuerpo, no a costa del cuerpo. Con esto se quiere poner en evidencia casos que todos conocemos, como aquellos que por entrenar con demasiada intensidad un par de semanas han tenido que estar de reposo varios meses, por culpa de una lesi√≥n por sobreesfuerzo. Esperemos que el sentido com√ļn haga acto de presencia a tiempo, para evitar este tipo de desastres.

Dolor vs Molestia

Sabemos que al entrenar hay que sentir dolor. Esto es muy radical, pero m√°s o menos es as√≠. Lo que en realidad queremos decir es que el entrenamiento intenso provoca molestias, incluso muy intensas, en m√ļsculos y articulaciones, debido al esfuerzo al que son sometidos durante el ejercicio.

Esas molestias, pueden llegar a ser muy agudas. Por ejemplo, cuando levantamos peso ‚Äúal fallo‚ÄĚ, esa √ļltima repetici√≥n en la que realmente ya no puedes hacer ni un poquito m√°s de movimiento, duele, duele mucho, y hay que parar. Pero es un dolor muscular debido al esfuerzo, es lo que podr√≠amos llamar como molestia, en el sentido de que es un dolor controlado. Estos t√©rminos son propios de √°mbito fitness o deportivo por lo que, creo que no los encontrar√°s en ning√ļn libro. Es una forma de hablar, para que puedas comprender mejor.

Por dolor entendemos el aviso del cuerpo de que realmente hay que parar de hacer ejercicio. Esa punzada de dolor, ese chasquido que se acompa√Īa de un dolor atronador. Puede ser en m√ļsculos y articulaciones, as√≠ como en tendones, ligamentos y otras estructuras que est√°n participando en el ejercicio, pero eso no quiere decir que el ejercicio se est√© haciendo bien. A m√°s dolor no es mejor el resultado. Se puede entrenar de forma intensa y tener nudos leves, o entrenar de forma incorrecta y llegar a casa destrozado, sin lograr un entrenamiento tan intenso.

Por lo tanto, es necesario conocer el cuerpo, ir forzando ‚Äúla m√°quina‚ÄĚ, superar los obst√°culos e ir ganando intensidad. Ciertamente, no debemos descuidar las medidas de protecci√≥n, as√≠ como un entrenamiento sensato, donde la diferencia entre dolor y molestia ser√° lo que nos permita seguir entrenando con menor riesgo de lesi√≥n.

Entrena, sobre todo, con la cabeza

Es lógico querer hacer más esfuerzo, levantar más peso, realizar más repeticiones, correr más rápido, saltar más alto… Y esto implica dolor y riesgo de lesión. Sin embargo, lo que no tiene sentido es entrenar mal, de forma descuidada, o sometiendo al cuerpo a un esfuerzo demasiado intenso que provoque lesión.

Lesiones…

En los gimnasios es relativamente frecuente las lesiones por sobreuso (tendinopat√≠as, antes llamadas ‚Äútendinitis‚ÄĚ). Tambi√©n las roturas de fibras y otros problemas originados por entrenar levantando demasiado peso, o hacerlo de forma incorrecta. Puede favorecer la aparici√≥n de lesiones no realizar d√≠as de descanso pertinentes, o entrenar ignorando dolores que aparecen con el ejercicio y desaparecen en reposo. Estas son un aviso de que algo est√° fallando y es mejor parar el entrenamiento, o, al menos, dejar de hacer los ejercicios que provoquen o acent√ļen el dolor.

Conclusi√≥n…

En general una buena progresi√≥n, cuidando la t√©cnica en todo momento y seleccionando los pesos adecuados, escal√°ndolos de forma progresiva, es una buena f√≥rmula para evitar estos dolores que pueden dar lugar a lesiones por sobresolicitaci√≥n. Cuidar la alimentaci√≥n, horas de sue√Īo, d√≠as de descanso y entrenar concentrado y sin prisas ayudar√° a que el entrenamiento sea intenso, generando molestias y nudos, pero sin dar lugar a lesiones que puedan obligar a permanecer meses sin poder entrenar a buen nivel.

Para más información, te invitamos a revisar nuestras secciones:

EJERCICIOSFITNESSSALUD

El Perd√≥n Renueva: D√≠a 4 ‚Äď Hechos 3:19 ‚Äď Sep 4

Es tiempo de salir de la amargura

Si identificas que te cuesta perdonar o que almacenas un gran historial de las cosas que ha hecho tu cónyuge, tus hijos, tus amigos o tus parientes, es tiempo de entender en tu espíritu que no debes retener este mal hábito de la naturaleza de muerte que tenías antes de ser hijo de Dios.

Nuestro Padre es el Dios de la restauraci√≥n y el perd√≥n. Comienza hablando con nuestro Padre, reconociendo tu pecado de falta de perd√≥n y decide perdonar, en este momento, a todos aquellos que te lastimaron en tu vida y que no has perdonado. 

Analiza tu vida, tus a√Īos, los eventos que han marcado tu diario vivir; haz una lista y decide perdonar, decide liberarte de todo lo que te da√Īa. Perdonar a tu c√≥nyuge te permite seguir forjando una vida de una sola carne. Perdonar a los amigos nos permite reconstruir una relaci√≥n sincera. El perd√≥n es necesario para seguir en la vida con la carga ligera y el coraz√≥n lleno de amor.

Este también es el tiempo para perdonarte por todas aquellas cosas que hiciste sabiendo que no estaban bien. Perdónate por palabras dichas, decisiones tomadas, actitudes equivocadas. Hoy tienes la oportunidad de ser libre de todo aquello que ha producido amargura en tu vida.

El perd√≥n no solo es externo; muchas personas van por el mundo autocastig√°ndose por haber fallado o por haberle fallado a alguien m√°s. Es el momento de perdonarte, de entender que Cristo Jes√ļs nos dio la victoria.

Hoy es el d√≠a para perdonar a tu c√≥nyuge, aquellas cosas que han sucedido en estos a√Īos de matrimonio. Es tiempo de decidir perdonar lo que tienes bien guardado en tu coraz√≥n para sacarlo en el momento de la discusi√≥n. Aun ese ¬ęas¬Ľ bajo la manga‚Ķ suelta todo, perdona todo, no te quedes con nada que pueda producir amargura y traiga destrucci√≥n. El perd√≥n trae vida y esa es tu naturaleza.

Es el momento de ser libres. Oremos al Padre para que nos ayude con esta fuerte misi√≥n. Si necesitas llorar, hazlo; si necesitas gritar, grita; pero saca de ti todo sentimiento engendrado por la falta de perd√≥n. No permitas que la falta de perd√≥n gobierne tu vida teni√©ndote sumido en el rencor y el dolor, es el momento de ser libre. 

Reflexionemos

¬ŅHas permitido que la falta de perd√≥n gobierne tu vida? Es hora de gobernar esa √°rea en tu vida.¬† ¬†

Citas Bíblicas para estudiar:

Salmos 32:5
Efesios 1:7
Hechos 3:19

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACI√ďN DIARIA

 

¬ŅQui√©n soy en Cristo?: D√≠a 1 ‚Äď 1 Pedro 2:9 ‚Äď Ene 13

Saber Quién Eres

Gastarse por lo que la gente piensa de ti es la forma m√°s f√°cil de olvidarse de lo que Dios piensa de ti. Craig Groeschel

¬ŅQui√©n eres?

Cuando alguien nos pregunta eso, lo primero que nosotros t√≠picamente mencionamos es uno de los roles o tareas que desempe√Īamos diariamente. Soy un doctor, soy una mam√° de casa, soy un bombero, soy escritor.Pero, en realidad no es qui√©nsomos, eso es lo que hacemos.

Es comprensible que nuestra respuesta sea decirle a alguien lo que hacemos. Es tan natural como respirar porque lo hacemos, bueno, es lo que hacemos todos los días. Sea que nos guste lo que hacemos o no, eso no puede ser lo que nos defina. Si es así, nuestra identidad será la equivocada porque nuestros empleos y roles cambiarán a través de nuestras vidas. Y con una identidad equivocada, vivimos una fe con poco contentamiento y luchando por la aceptación.

Como seguidores de Cristo, nuestra identidad viene de qui√©n dice que somos, no lo que otros dicen que somos. Aun as√≠, todos los d√≠as creemos cosas acerca de nosotros que no son verdad. Estas falsedades no se al√≠nean con la Verdad acerca de nosotros de acuerdo a la Biblia. No solo es f√°cil asumir nuestras identidades de lo que hacemos‚ÄĒa menudo, somos etiquetados por aquellos a nuestro alrededor:

Perdedor
Desertor
Alcohólico
Tramposo
Flojo
Adicto al trabajo
Nadie

Esas palabras, esas personas, y esas descripciones no son quienes somos. Si nunca has entendido tu verdadera identidad como un cristiano, este Plan de la Biblia te ayudar√° a comenzar esta b√ļsqueda de encontrar tu verdadero yo a lo largo de toda tu vida. Dios te llama:

Su Hijo
Perdonado
Su Obra Maestra
Nuevo en Cristo
M√°s que Vencedor
Protegido del Maligno
Ciudadano del Cielo

Durante los pr√≥ximos nueve d√≠as de este Plan, aprenderemos m√°s de qui√©nes somos en Cristo. Saber qui√©nes somos como seguidores de Cristo es esencial en nuestro caminar con Jes√ļs. Cuando sabemos qui√©nes somos, sabremos qu√© hacer.

Reflexiona

  • ¬ŅQu√© roles o etiquetas te han puesto que te encantan?¬†(por ejemplo, padre, maestro, amigo, hermoso, atl√©tico).
  • ¬ŅHay una etiqueta negativa o rol que te ha perseguido por la mayor parte de tu vida? ¬ŅQui√©n te lo dio: otros o t√ļ?.

Citas Bíblicas para estudiar:

1 Samuel 16:7
2 Corintios 5:17
Efesios 2:10
1 Pedro 2:9

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACI√ďN DIARIA

Qué es la Flebología y como puede ayudarnos

La flebolog√≠a es el estudio de las enfermedades de las venas. Seg√ļn un estudio de la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS), los trastornos venosos se encuentran entre las enfermedades m√°s comunes en todo el mundo. Las enfermedades venosas de las piernas son una de las primeras enfermedades documentadas m√°s antiguas de la humanidad. Las caracter√≠sticas son muy diferentes, pero solo muy pocas personas est√°n completamente libres de s√≠ntomas.

A veces las enfermedades de las venas se expresan solo con s√≠ntomas leves como una sensaci√≥n de pesadez en las piernas, otras personas afectadas sufren de disfunciones venosas agudas con graves perjuicios. A menudo surgen problemas, donde tal vez podr√≠an haberse evitado, por ignorancia sobre el funcionamiento de nuestro cuerpo. Los trastornos venosos deben tomarse en serio y los primeros signos, como las ara√Īas vasculares, deben reconocerse y tratarse.

Venas de la pierna

La circulación sanguínea de nuestro cuerpo es muy compleja y está claro para todos que el corazón juega el papel principal en este circuito. Sin embargo, muchas personas no son conscientes de que las venas de las piernas en particular tienen que rendir al máximo cada día. Las venas de las piernas deben bombear la sangre desde la parte más profunda del cuerpo de vuelta al corazón, contra la gravedad y sin interrupción: 24 horas al día, de por vida.

La ¬ębomba muscular venosa¬Ľ de la musculatura de las piernas, tambi√©n llamada ¬ębomba muscular de la pantorrilla¬Ľ, tiene la funci√≥n m√°s importante en el transporte de retorno de la sangre. Al mover las piernas (por ejemplo, al caminar), los m√ļsculos de la pantorrilla se tensan y funcionan como una bomba natural que transporta la sangre venosa desde las piernas hasta el coraz√≥n.

Los cambios m√°s peque√Īos en la vena, por ejemplo un agrandamiento, perjudican la funci√≥n de las v√°lvulas venosas y estas ya no pueden cerrarse correctamente. Puede suceder que la sangre venosa se acumule en las venas y solo contin√ļe fluyendo con retraso. Esta acumulaci√≥n de sangre se percibe inicialmente s√≥lo como piernas ¬ępesadas¬Ľ o ¬ęhinchadas¬Ľ. Sin embargo, si estos s√≠ntomas no se tratan pueden tener como resultado otras enfermedades graves.

Afecciones venosas

Las disfunciones de las venas de las piernas se deben a la alteración del flujo sanguíneo y pueden ocurrir de varias formas: desde impedimentos menores hasta enfermedades que pueden llegar a ser potencialmente mortales si no se detectan.

Venas varicosas (varices)

La predisposici√≥n a las varices suele estar ya en la familia. La causa es una debilidad hereditaria de las paredes de las venas. Si usted sufre de varices, puede limitar o retrasar su propagaci√≥n mediante medidas de tratamiento efectivas, como, por ejemplo, un tratamiento de compresi√≥n. Lamentablemente, la curaci√≥n con medicamentos no es posible, pero puede ser √ļtil adem√°s de otras medidas terap√©uticas.

Una vena varicosa (variz) es una vena agrandada en la que las válvulas venosas sólo funcionan deficientemente.

La sangre ya no se puede transportar de forma √≥ptima de vuelta al coraz√≥n. La gravedad hace que se acumule en las piernas y causa una congesti√≥n sangu√≠nea. La presi√≥n en las venas aumenta, haciendo que las paredes de la vena cedan y la vena se ¬ędesgaste¬Ľ. La vena ensanchada adopta una forma sinuosa y nudosa. Puede hacerse visible en la superficie de la piel y tambi√©n puede sentirse.

Las venas varicosas nunca deben ser vistas como un problema puramente estético.

Si no se tratan, pueden causar serios problemas en las piernas y enfermedades como flebitis o da√Īos tisulares. La detecci√≥n temprana puede ayudar a evitar dichas complicaciones.

Fig. 1 (izquierda): Vena normal Las v√°lvulas venosas evitan el retorno sangu√≠neo.

Fig. 2 (derecha): Vena varicosa: La sangre fluye de vuelta a las piernas sin obst√°culos a trav√©s de las v√°lvulas venosas por la dilataci√≥n de la vena.

Trombosis

La trombosis se debe un trastorno de coagulación de la sangre. Si la sangre se coagula repentinamente en el sistema vascular, se puede formar un coágulo de sangre (trombo) en la pared vascular. Por lo general, dicho trombo se desarrolla en las venas, especialmente en las venas profundas de las piernas. Estos depósitos estrechan los vasos o incluso los cierran completamente. La sangre ya no puede fluir de manera óptima a través de las venas hacia el corazón. Entonces, se habla de una trombosis venosa profunda.

Los s√≠ntomas pueden ser m√ļltiples y no todos tienen que ocurrir juntos. Por eso, la trombosis venosa profunda no siempre es f√°cil de reconocer como tal.

Preste atención a los siguientes signos de advertencia en sus piernas:

  • Hinchazones
  • Dolores de sobrecarga, sobre todo al andar, al estar de pie o al estar sentado
  • Decoloraci√≥n y brillo de la piel (rojiza o azulada)
  • Sensaci√≥n de tensi√≥n
  • Calentamiento de la extremidad afectada
  • Venas repentinamente visibles en la superficie (por ejemplo, una ¬ęvena de advertencia¬Ľ en la espinilla)

La formación de un trombo en las venas superficiales normalmente lleva asociada una inflamación. Un síntoma de trombosis venosa superficial puede ser endurecimiento o enrojecimiento en el área afectada. También se puede presentar dolor por presión.

Si sospecha de trombosis, debe consultar con su m√©dico. En la trombosis, a menudo no hay ning√ļn s√≠ntoma al principio y, por lo tanto, no se reconoce a tiempo. Existe el riesgo potencial de embolia pulmonar.

Embolia pulmonar

Un desencadenante frecuente de la embolia pulmonar es la propagación de la trombosis venosa profunda. Un coágulo sanguíneo que se desprende total o parcialmente de la pared de la vena se mueve con el torrente sanguíneo hasta que entra y se atasca en vasos sanguíneos más estrechos.

El trombo se puede llegar hasta los pulmones a trav√©s del coraz√≥n. Las arterias pulmonares se ramifican en gran medida en los pulmones, de modo que su di√°metro contin√ļa disminuyendo.

Como resultado, el co√°gulo se atasca en una arteria estrecha y cierra el vaso. Como resultado, la secci√≥n pulmonar correspondiente ya no recibe suficiente sangre. Si solo una peque√Īa arteria en los pulmones se ve afectada, a menudo no se presenta ninguna molestia o solo existe una ligera molestia. Sin embargo, si el trombo cierra un vaso sangu√≠neo grande, esto puede ser potencialmente mortal.

Algunos de los síntomas más importantes de la embolia pulmonar potencialmente mortal son:

  • Problema respiratorio
  • Dificultad respiratoria repentina
  • Esputo sangriento
  • Palpitaci√≥n
  • P√©rdida repentina del conocimiento

Si usted experimenta uno o más de estos síntomas, su médico podrá ayudarle inmediatamente.

√ölcera varicosa de la pierna (pierna ulcerada)

Las √ļlceras de la piel, que son particularmente comunes por encima de la cara interna del tobillo, se forman por una obstrucci√≥n constante y persistente en las venas. Como resultado, los vasos sangu√≠neos siempre est√°n sobrecargados y bajo gran presi√≥n. El tejido en las √°reas afectadas solo puede recibir ox√≠geno con dificultad y, adem√°s, las toxinas se eliminan de manera insuficiente. Este desequilibrio finalmente se manifiesta en la piel y en el tejido subyacente. La piel se vuelve cada vez m√°s delgada hasta que finalmente se desarrolla una herida abierta y dolorosa.

Factores de riesgo

No existe una sola causa de enfermedad venosa. Por lo general, se dan varios factores cuando ocurren. Las disfunciones venosas a menudo se notan al principio por peque√Īos cambios como ara√Īas vasculares o enrojecimiento de la piel. Quien ¬ęescucha¬Ľ a su cuerpo, notar√° estos s√≠ntomas y puede ser capaz de prevenir una enfermedad peor.

En principio, debería tratar de reducir o evitar los siguientes factores de riesgo que pueden contribuir al desarrollo de trastornos venosos:

  • Sobrepeso
  • Falta de movimiento (estar sentado con frecuencia y permanecer de pie durante mucho tiempo)
  • Consumo de nicotina y alcohol
  • Influencias hormonales (p. ej. pastillas anticonceptivas)
  • Ropa ce√Īida
  • Calor extremo (ba√Īos demasiado calientes, sauna, exposici√≥n prolongada al sol)
  • Zapatos de tac√≥n alto

Síntomas

Los síntomas de un posible trastorno venoso pueden diferenciarse en síntomas perceptibles internamente y visibles externamente. Con los siguientes puntos usted puede saber si tiene problemas en las venas.

Si descubre uno o más síntomas de trastorno venoso, su médico puede asistirle.

S√≠ntomas visibles externamente

  • Hinchaz√≥n, especialmente en el tobillo y los pies
  • Ara√Īas vasculares
  • Venas varicosas
  • Enrojecimiento u otra decoloraci√≥n de la piel
  • Piel seca y fina sobre la vena afectada
  • √ölceras cut√°neas en la zona del tobillo

Síntomas internamente perceptibles

  • Piernas cansadas, pesadas o doloridas
  • Calambres nocturnos en las pantorrillas
  • Tirantez o dolor punzante en la pantorrilla
  • Hormigueo o ardor
  • Dolor a la presi√≥n / sensaci√≥n de tensi√≥n

Tratamiento

  • Terapia de Compresi√≥n
  • Eliminaci√≥n de las Varices (Escleroterapia)
  • Extirpaci√≥n

Si descubre cambios en sus venas, siempre es importante asistir a consulta. Su m√©dico le asesorar√° detalladamente y le informar√° sobre los m√©todos de tratamiento adecuados y otros posibles procedimientos con usted. Los trastornos venosos no pueden curarse √ļnicamente con medicamentos. Sin embargo, el tratamiento puede complementarse positivamente con medicamentos adicionales.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

SALUD ‚Äď SALUD DE LA A-Z

La deficiencia de Vitamina D y sus consecuencias en nuestro organismo

Aunque resulte sorprendente en un pa√≠s como el nuestro, en el que contamos con muchas horas de sol diarias, la √ļnica vitamina en la que la poblaci√≥n general muestra deficiencias es la vitamina D. Esto constituye un problema de salud p√ļblico ya que la falta de vitamina D puede afectar a nuestra salud muscular, a la calidad de nuestro sue√Īo o a la falta de calcio, entre otras cosas.

Una nueva investigaci√≥n, publicada en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolismencuentra que las personas con unos mejores niveles de vitamina D presentar√≠an menor riesgo de fallecimiento por todas las causas, incluyendo el c√°ncer o los problemas cardiovasculares.

Para esta investigaci√≥n contaron con casi 400.000 participantes a los que se realiz√≥ medici√≥n de los niveles de 25-hidroxivitamina D y a los que se sigui√≥ durante una media de casi 9 a√Īos. Estos participantes no presentaban, al principio del estudio, historial de c√°ncer, diabetes o problemas cardiovasculares.

Los resultados de la investigaci√≥n encuentran que aquellas personas con unos niveles superiores a 45 nanomoles por litro (nmol/L) en el caso del c√°ncer y mayores de 60 nmol/L en el caso de problemas cardiovasculares y otras causas de muerte, ten√≠an un riesgo un 17% menor de fallecer por dichas causas que las personas con niveles inferiores a los mencionados.

Cuáles son las mujeres fuentes de vitamina D en nuestra alimentación

Por supuesto, todos sabemos que la exposici√≥n – controlada y segura – al sol nos ayuda a obtener vitamina D. Pero la realidad es que las deficiencias suelen darse debido a un bajo aporte nutricional de la misma. Es decir, no consumimos la suficiente vitamina D por medio de nuestra dieta y las horas solares no lo consiguen compensar. Estos son algunos de los alimentos con m√°s vitamina D y c√≥mo podemos incluirlos en nuestra dieta.

Pescado azul

El pescado azul es, en general, el alimento con mayor presencia de vitamina D. Especialmente peces como el arenque, el salm√≥n, las sardinas o las anchoas. Tanto en ensaladas, como en sopas o salsas, podemos incluir estos pescados en nuestra dieta. Adem√°s, podemos consumirlos en papillote o con escabeche.

L√°cteos

Todos los l√°cteos son una buena fuente de vitamina D, pero especialmente la leche y el queso, tanto enteros como desnatados. La ventaja de estos alimentos es que resultan de lo m√°s vers√°tiles y, adem√°s de poder comerlos por s√≠ mismos, nos permiten incluirlos en muchas otras recetas como postres, ensaladas, desayunos, entre otros.

Huevos

Uno de los alimentos con vitamina D m√°s reconocidos son los huevos. Concretamente, la yema ser√≠a la parte del huevo con m√°s cantidad de esta vitamina. Como ocurre con los l√°cteos, podemos consumirlos por s√≠ mismos, pero tambi√©n incluirlos en otros platos como frittata, tortitas, empanadas, tortillas, ensaladas o panes.

Ostras

Las ostras no son del gusto de todo el mundo, pero la realidad es que pueden ser una excelente fuente de vitamina D. Otros mariscos tambi√©n pueden servirnos, pero ellas ser√≠an las que m√°s aporte nos ofrecen. Tanto solas como en sopa, acompa√Īando a otros alimentos como la pasta o en una salsa, son una opci√≥n a tener en cuenta.

Hongos y setas

En el caso de los alimentos de origen vegetal, los hongos y las setas son algunos de los que m√°s vitamina D presentan sin necesidad de estar enriquecidos. Los podemos consumir salteados, en revueltos o en platos calientes como sopas.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

GU√ćA DE VITAMINAS Y MINERALES ‚Äď NUTRICI√ďN ‚Äď SALUD DE LA A-Z

Slow Sex o Peaking: La clave para un buen orgasmo

0

Pensar en el orgasmo como meta final del encuentro sexual es un error. En el sexo todos deberíamos centrarnos solo disfrutar y no obsesionarnos con llegar al orgasmo.

Seg√ļn la sex√≥loga Mamen Jim√©nez, ‚Äútendemos a pensar en el orgasmo como el fin √ļltimo del sexo, como el placer total y definitivo… y olvidamos a menudo que estar excitados, muy excitados, es tambi√©n disfrute‚ÄĚ.

Esta misma premisa persigue el slow sex, una reinvindicación de los tiempos que busca que cada momento del encuentro sea igual de importante, desde la conversación previa que enciende el deseo hasta el orgasmo.

En qué consiste el slow sex

Si lo traducimos al castellano slow sex no es otra cosa que sexo sin prisas y precisamente consiste en eso, en practicar sexo deteniéndonos en cada detalle y alejándonos del encuentro tradicional y rápido.

Esta corriente influenciada por el sexo tántrico oriental nos invita a reparar en los detalles, a mirarnos, a sentirnos, a detenernos en cada uno de los instantes y alejarnos de relaciones sexuales que terminan resultando efímeras. Es conectar de nuevo con nosotros y con nuestra pareja de una forma consciente. Es alargar el placer y para ello, el slow sex reivindica cada uno los pasos eróticos como algo fundamental.

Ventajas de practicar slow sex

A nivel de pareja retrasar el momento del orgasmo favorece una mejor comunicación sexual y nos permite conocer mucho más no solo el cuerpo y los deseos y placeres de nuestra pareja sino los propios.

Adem√°s est√° demostrado que¬†retrasar el momento del orgasmo es la clave para disfrutar de una experiencia sexual √ļnica. Si aumentamos (y alargamos) la excitaci√≥n¬†aumenta la intensidad del orgasmo tal y como nos explica Mamen Jim√©nez.

Aunque cada mujer es diferente,¬†seg√ļn un estudio reciente publicado en el Journal of Sexual Medicine¬†el promedio de tiempo que necesita una mujer para llegar al orgasmo es de 13,46 minutos, lo que nos lleva a pesar que¬†reducir la velocidad en el sexo conseguir√° que ese cl√≠max de la mujer siempre se consiga.

¬ŅQu√© es el peaking?

El peaking es una t√©cnica del slow sex que consiste en retrasar el momento del orgasmo. Es alargar el m√°ximo tiempo posible las √ļltimas fases de la respuesta sexual que se inicia con el deseo y que termina con la resoluci√≥n tal y como explicaron¬†los sex√≥logos Masters & Johnson¬†con su sistema DEMOR (Deseo, Excitaci√≥n, Meseta, Orgasmo, Resoluci√≥n).

El objetivo del peaking es, seg√ļn la terapeuta sexual Nathalie Giraud Desforge, ¬ęsurfear la cresta de la ola org√°smica y retrasar todo lo posible la fase resolutoria¬Ľ. Para entenderlo perfectamente dir√≠amos que es una t√©cnica por la que nos quedaremos en las tres primeras fases m√°s tiempo.

Esto no significa que no vaya a existir un orgasmo que culmine, como ocurre con el método Karezza, sino que simplemente vamos a buscar dilatar el tiempo hasta que el orgasmo finalmente se produzca.

Cómo practicar el peaking

Lo primero que debemos hacer para empezar a practicarlo con nuestra pareja es hablar. Una de las claves para tener un mejor sexo es mejorar nuestra comunicación, así que deben hablarlo y llegar a un acuerdo conjunto para retrasar el momento orgásmico. No esperes a estar ya en plena faena para comentarlo porque requiere de un control que es posible que en pleno estado de excitación no tengáis.

Dedíquense tiempo el uno al otro. Olviden los teléfonos celulares y planeen una velada en la que el tiempo solo estará determinado por su propio placer. No es una práctica para cuando tienes 15 minutos, es una práctica para dedicarle todo el tiempo del mundo. Y sí, merece la pena.

Exploren su¬†deseo, al√°rguenlo incluso antes de que llegue esa cita. Una vez en faena, deben (ambos) estar atentos a las respuestas de su propio cuerpo, e ir acelerando y frenando en seg√ļn qu√© momentos para que la¬†excitaci√≥n¬†se mantenga. Jueguen m√°s, m√≠rense m√°s, t√≥quense m√°s de lo que suelen hacer.¬†Exploren sus propios cuerpos con calma, como si fueran obras de arte cargadas de detalles que descubrir. Que no quede un cent√≠metro por probar.

Aprovechen cada uno de los puntos erógenos de su cuerpo con paciencia y sin prisa, hablando y diciendo qué les gusta, experimentando de una forma delicada. El peaking es descubrir placer donde antes no habríamos mirado, así que traten de alargar el tiempo hasta que se produzca la penetración. Así ambos disfrutan plenamente de esos momentos previos al orgasmo y la excitación subirá a niveles absolutamente maravillosos.

Y tengan paciencia. No se frustren si las primeras veces se dejan llevar por la pasión. Es un trabajo que requiere tiempo pero con el que sus encuentros saldrán fortalecidos. Esto no significa que siempre tengan que practicar el slow sex, sino que puede ser un punto más (y diferente) con el que salir de la rutina y que va más allá de probar una nueva postura, porque va de conexiones profundas y eso, siempre, es algo digno de encontrar.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

RELACIONES ‚Äď SALUD ‚Äď SALUD DE LA A-Z ‚Äď SALUD SEXUAL

Encontrando la Paz: D√≠a 2 ‚Äď Juan 14:27 ‚Äď Feb 3

La paz que Dios da

Si eres un estudiante de la Biblia, estoy seguro de que te has dado cuenta de que la perspectiva de Dios a menudo se presenta en forma de comparaci√≥n y contraste. Por ejemplo, a menudo contrasta a los ricos y los pobres, a los sabios e insensatos, a la oscuridad y la luz, y con respecto a nuestro tema, la paz que proviene de Dios en oposici√≥n a la paz que se encuentra en este mundo. Jes√ļs dijo: ‚ÄúTe doy mi paz; no como el mundo da … ¬ę(Juan 14:27).

Claramente, el Maestro estaba diciendo que la paz que dio a sus seguidores era diferente de la paz que pod√≠an encontrar en el mundo. Cuando Jes√ļs se refiri√≥ a ¬ęel mundo¬Ľ, hablaba de la sociedad y la cultura en que vivimos los humanos.

¬ŅAlguna vez has estado en un mar con problemas? He experimentado tormentas en el mar en varias ocasiones y, francamente, ¬°no tengo ning√ļn deseo de repetir la experiencia! En la superficie, los vientos pueden barrer el mar a 64, 100, 160 kil√≥metros por hora, con lluvia, rayos, truenos y una oscuridad abrumadora. Las olas pueden subir a 6, 9, incluso 15 metros de altura. Un barco en tal tormenta puede ser lanzado como un bote de juguete. Es f√°cil para una embarcaci√≥n oce√°nica perderse en tales tormentas. Pero debajo de la superficie, a solo 30 metros de profundidad, no hay tormenta. Todo est√° perfectamente tranquilo. Sin sonido. No hay tumulto. Ni siquiera una onda de agitaci√≥n.

Este hecho notable me hace pensar en la paz de Dios. Me da una idea de lo que nuestro Se√Īor debe haber estado hablando cuando prometi√≥ a sus disc√≠pulos Su paz. Les dijo que porque eran Sus seguidores, tendr√≠an problemas en este mundo. De hecho, √Čl afirm√≥ que algunos de ellos ser√≠an perseguidos porque eran Sus disc√≠pulos. Pero a pesar de esto, prometi√≥ que nunca abandonar√≠a a quienes lo segu√≠an, y Su presencia constante ser√≠a el medio por el cual podr√≠an experimentar Su paz.

Cuando surjan miedos, ansiedades y problemas en tu vida, busca los siguientes signos de la paz de Dios como:

¬∑ Trasciende las circunstancias. A menudo, la paz se ve y se siente m√°s f√°cilmente en medio de la prueba y los problemas. Pero independientemente de lo que est√©s experimentando, debes saber esto: Dios es tu paz. Pon tu fe en √Čl.

¬∑ Supera la comprensi√≥n. La paz de Dios no es algo que siempre podamos entender. Pero est√° operativa y disponible para nosotros, mucho m√°s all√° de nuestra capacidad para entenderla.

¬∑ Se extiende a todos sus seguidores. La paz de Dios se extiende a cada persona que acepta a Jes√ļs como su Salvador, se desv√≠a de su pecado y persigue una vida en obediencia la gu√≠a de la Palabra de Dios y el Esp√≠ritu Santo.

¬∑ Es un estado permanente de ser . En las dif√≠ciles circunstancias de la vida, el Esp√≠ritu Santo est√° presente para ayudar. La paz, profunda, genuina, la paz dada por Dios, puede ser la ¬ęnorma¬Ľ en la que usted vive d√≠a a d√≠a.

A medida que avanzas en el camino de la vida, confía y cree que el deseo de Dios para ti es sentir una paz duradera en todo momento, una paz que incluya alegría y un sentido de propósito
en cada √°rea de tu vida.

Citas Bíblicas para estudiar:

Juan 14:27

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACI√ďN DIARIA